¿Cómo han triunfado los hoteles independientes en México?

2022-02-02 Alina Velázquez / Conexiones 365
hoteles
[Shutterstock]

Todo comienza por un paso, y en un país que destaca por su gran actividad turística, los hoteles independientes han entrado a la competencia con los “Goliats” de la industria del hospedaje, pero ¿cómo lo han logrado?

La tarea no ha sido fácil. México es el tercer lugar entre los países más visitados del mundo

Con una demanda así, los turistas suelen buscar nuevos e innovadores sitios, áreas de oportunidad aprovechadas por los  hoteles independientes, que compiten directamente con las grandes franquicias de alojamiento. 

Éstos se caracterizan porque su gestión y propiedad no es de una franquicia, sino que dependen directamente de su dueño, por ende, no existe un corporativo. Así, prácticamente todo hotel que no pertenece a una cadena comercial es independiente. 

Algunas veces, este tipo de hoteles pueden llegar a un convenio con alguna franquicia, lo cual no les quita el carácter de independiente, ya que esto es por plazos determinados y con beneficios para ambos. 

Los principales objetivos de este tipo de alianzas son promocionar sus servicios aceptando las sobreventas de las franquicias, ateniéndose a los estándares y requisitos de una cadena comercial.

Algunas ventajas que tienen los hoteles independientes además de no depender de un corporativo para la toma de decisiones es que no deben ajustarse a un solo estándar de decoración, por lo que pueden innovar en esto cuando quieran, además de que tienen mayor flexibilidad de cambiar sus políticas de acuerdo a las necesidades del mercado.

Un ejemplo es el servicio personalizado que un hotel independiente puede ofrecer a sus huéspedes, lo cual viene como anillo al dedo a grupos de enfoque turísticos como los millennials

Según datos de la agencia de viajes Contiki, que limita su servicio a este grupo ubicado en edades de entre 18 y 35 años, 83% de ellos viaja de 1 a 5 veces al año.   

Los millennials buscan aventuras únicas y experiencias sorprendentes más allá del lujo, eso que no suele ofrecer un hotel de cadena comercial debido a que están normados con estrictos códigos y políticas homogéneas en sus sedes que no pueden cambiar fácilmente para individualizar el servicio. 

En cuanto a la cuestión económica, los hoteles independientes, gracias a la flexibilidad con la que cuentan, permiten que los dueños puedan decidir cuánto les parece conveniente gastar en ventas, mercadotecnia, administración o tecnología para así tener menos obstáculos a la hora de definir el precio de su servicio. 

Un gran recurso que ha ayudado a este tipo de hoteles es el internet, ya que en la última década la comercialización y distribución ha crecido exponencialmente. Sin embargo, su éxito va más allá, pues deben competir con una gran cadena de alojamiento y para ello, el dedo no puede quitarse del renglón de la innovación en los servicios que ofrecen.

Un ejemplo muy famoso en el país es el de Grupo Xcaret, cuyo hotel está ubicado en Cancún y su innovación va más allá que la tecnológica al ser amigable con el medio ambiente. 

Este hotel proporciona una pulsera inteligente al cliente en el momento en que se aloja, con ésta se facilita al cliente controlar puertas y ventanas al ser escaneadas, lo que hace más accesible y cómoda su estancia. 

También es amigable con el medio ambiente, ya que los desperdicios de sus clientes se usan para general compostas y solo utiliza botellas de vidrio para evitar el uso de plástico.

Otro ejemplo de éxito en el ámbito de hoteles independientes es el grupo Preferred Hotels & Resorts. En 2019, llegaron a las 70 propiedades en el país desde que en 1999 que se instaló la primera.

Este grupo se asocia con hoteles independientes y grupos regionales del país para ayudarles a competir en el mercado global, permitiéndoles conservar su independencia al mismo tiempo que aprovechan oportunidades para generar mayores ingresos.