MARKETING PARA NO INICIADOS | La pregunta obligada, ¿por dónde comenzar?

2022-06-24 Agustín Gutiérrez, Founder, El Sexto Grado
marketing
[Foto de Cup of Couple]

¿POR DÓNDE COMENZAR?

Si le haces esta pregunta a un gurú del marketing, te responderá con una cara de fingida sorpresa, como diciendo: “¿cómo es posible que no sepas?”. No te preocupes, seguramente él tampoco sabe. Vamos a tratar de dar algunas pistas aquí.

Esta pregunta nos llegó al podcast de Los Dioses del Marketing y sinceramente nos tomó por sorpresa. Sobre todo, porque debería tener una respuesta muy clara. Y no es así.  El asunto es que depende de muchos factores: qué tan completa hiciste la planeación de tu nuevo negocio, cuántos recursos estás dispuesto a invertir a capital, incluso cuánto estás involucrado en la industria de tu negocio (es decir, qué tanto conoces la industria de servicios).

Pero todo eso son pretextos para no responder. Y ya que en Conexión ABASTUR somos mayoritariamente hoteleros y restauranteros, van aquí 3 caminos posibles para iniciar en el marketing: el obvio, el indispensable y el de menor gasto.

  1. CREA TU PROPIA MARCA

Muy obvio, ¿verdad? Pero no podría ser más importante.  Los mayores corporativos del mundo saben hoy que lo más valioso en su portafolio son las marcas, y los secretos comerciales que tienen dentro (recetas, patentes, fórmulas, etc.). Una vez que tienes el modelo de negocio listo, y fondeado, el paso uno es crear una marca, con su imagen, valores y diferenciador.

Ojo: hay una diferencia entre tener un nombre y tener una marca. Una marca no sólo es un logo, es un valor intangible, registrado, diferenciado. Y para tenerla, hay que invertir en el diseño y en el registro, por decir lo menos. Pero ¡hey! es la empresa de tu vida. Lo vale. Incluso empresas gigantes que operativamente fracasan terminan vendiendo las marcas como un valor.

Ahora, si no tienes el dinero planeado, preguntarás: ¿es indispensable tener una marca para empezar un negocio? No, no lo es. Puedes operar sólo con un nombre. Pasemos al siguiente punto.

  1. IMPLEMENTA UN CRM

El CRM, acrónimo en inglés que significa Customer Relationship Management, no es un software. Los softwares denominados genéricamente CRM son herramientas para administrar la relación de tu negocio con sus clientes. 

A lo que me refiero es que implementes las disciplinas y herramientas del CRM: atraer y retener a tus clientes.  Apenas abras tu negocio, el giro que sea, trabaja en identificar a tus clientes. Desde el primero que entre. Encuentra la forma de conocerlo lo mejor posible: cómo se llama, qué comida o servicios prefiere, ¡cada cuando regresa! Y anótalo; en un cuaderno si quieres, en las notas de tu teléfono, pero mejor aún en una hoja de cálculo donde no se pierda.

Ya que los conozcas, busca la forma de incentivarlos a regresar, y recompensarlos cuando lo hagan.  Nada como esa tarjetita que te dan en las cafeterías:  un café gratis a la sexta visita. Hagamos rápidas cuentas: tú vendes un café en 40 pesos, a ti te cuesta 25 pesos hacerlo (ya con gastos operativos y hasta la impresión de las tarjetitas), al momento que regales el café, “gastarás” 25 pesos… pero habrás logrado vender 160 pesos más, 4 cafés a un cliente que, si no tuviera la tarjeta, tal vez no habría vuelto tantas veces.  El CRM es indispensable y bien hecho, se paga solo.

¿De plano, tampoco hay dinero para las tarjetitas y las recompensas? Te queda una carta…

  1. SERVICIO A CLIENTE.

Siempre, siempre lo digo en esta columna y nunca es suficiente: enfócate en el servicio a cliente. Empresas gigantes gastan millones de pesos en lograr una atención como la que das tú en tu negocio.  El servicio al cliente es el secreto del éxito de tu compañía (o del fracaso).  Y puede ser algo tan fácil como atender bien y sonreír.

Si puedes, para empezar, haz las tres. ¡Y cuéntame cómo te va! Me encuentras fácil en LinkedIn.

No te pierdas la columna anterior: MARKETING PARA NO INICIADOS | Influencers pagan doble

MARKETING PARA NO INICIADOS | La pregunta obligada, ¿por dónde comenzar?

Comunicólogo de profesión, Agustín Gutiérrez ha tenido una carrera de más de veinte años en Marketing en tres industrias diferentes: Publicidad, Consumo Masivo y Moda. Ha liderado equipos en 4 empresas del índice Fortune 500: Interpublic (McCann), TV Azteca, Coca-Cola FEMSA y VF Corporation (The North Face). Fue también Head of Marketing de la marca de lencería Ilusión en México, Estados Unidos y Centroamérica. Hoy se dedica a Desarrollo de Negocios para generar networking entre clientes y agencias. 

Conoce más acerca de él en su perfil de LinkedIn.