Conexiones 365

Protestas y negociaciones: un agitado enero para restaurantes en CDMX

2021-01-13 Conexiones365 - Con información de Expansión  
restaurantes

Foto de Tim Mossholder en Pexels

El Gobierno de la Ciudad de México anunció que los restaurantes podrán acceder al descuento del impuesto sobre la nómina de enero y sostienen rondas de conversación para apoyos en descuentos de comisiones en Apps, entre otros beneficios.  

Luego del pliego solicitando la inmediata reactivación de los restaurantes en el Valle de México a pesar del semáforo rojo, el sector se revolucionó: por una parte algunas cadenas dijeron que abrirían sus puertas para recibir comensales a pesar de la sanción a la que podrían hacerse acreedoras y, por otro lado, se abrieron espacios de diálogo entre autoridades capitalinas y los restaurantes para llegar a acuerdos que ayuden al sector. 

El resumen es que podría irse construyendo un acuerdo para el sector, con apoyos que implican un descuento en el impuesto sobre nómina y ayuda en el diálogo con aplicaciones (apps) de entrega a domicilio para que disminuyan sus comisiones. 

Alrededor de 2,267 restaurantes de la capital podrán tener la condonación del impuesto sobre nómina, como apoyo ante la pandemia de COVID-19, durante el mes de enero. Se trata de 62,104 trabajadores quienes tendrán la posibilidad de este descuento, lo que equivale a una condonación de impuestos por alrededor de 20 millones de pesos. 

El descuento se aplicará de forma automática a los contribuyentes con giro único o mixto de restaurante registrados en el padrón de nómina con esta actividad, cuando presenten su declaración de impuestos a más tardar el próximo 17 de febrero. 

Esto como parte de los resultados obtenidos por el movimiento "Abrir o Morir", que el pasado 7 de enero publicó una carta abierta reproducida por diversos medios de comunicación, dirigida a los gobernadores Claudia Sheinbaum y Alfredo del Mazo, firmada por más de 600 propietarios de restaurantes en ambas entidades, pidiendo que se les considere como una actividad económica esencial para que puedan seguir operando el tiempo que dure la emergencia sanitaria en alerta máxima. 

24 horas después, restauranteros y empleados del sector se manifestaron con "cacerolazos" en las calles de la Ciudad de México. 

El gobierno de la Ciudad de México fue el primero en dar respuesta a las peticiones del sector, primero con la exención de impuestos de nómina de enero y luego con una mesa para fungir como un mediador para negociar con las Apps de reparto a domicilio. 

Rappi, Uber y Didi Foods... 

En conferencia de prensa, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que sostuvieron una reunión con los representantes de Uber Eats, Rappi y Didi Foods, apps que son utilizadas por los restaurantes para hacer entregas de comida a domicilio, para abordar el tema de las comisiones. 

“Porque en efecto, son muy altas las comisiones que están cobrando, entonces vamos a seguir con estas mesas de trabajo para poder encontrar soluciones de diverso tiempo, pero mientras tanto, todos tienen que cumplir (con las medidas del semáforo rojo)", comentó Claudia Sheinbaum, en conferencia de prensa. 

En la primera reunión se tuvieron avances al respecto y se programó otra para el 13 de enero, que dará continuación a las negociaciones. 

“Lo que encontramos fue una buena recepción (por parte de estas tres aplicaciones de mayor volumen de entrega de comida a domicilio), se comprometieron a revisarlo, entienden que son uno de los pocos sectores que realmente no ha visto mermada su actividad económica durante los últimos 10 meses y un poco al contrario", dijo José Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), que forma parte de las mesas de mediación. 

Añadió que en la reunión de este miércoles hablarán con los representantes de este grupo de apps y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), para que haya un diálogo de forma directa. 

Los rebeldes

Sucursales de cadenas como Sonora Grill, Maison Káiser, Garabatos, Toks, Vips y Fisher's, entre otros, abrieron sus puertas para recibir comensales el pasado 11 de enero, como una manera de protestar por las medidas restrictivas durante el semáforo rojo.  No obstante, a decir de la Canirac, los establecimientos que abrieron no fueron multados y solamente algunos recibieron apercibimientos. 

Este será uno de los temas que se abordarán en los encuentros entre representantes del gremio restaurantero y del gobierno local. José Alfonso Suárez del Real, secretario del gobierno capitalino, informó que tras una primera reunión con los empresarios hubo avances: “Acordamos buscar el justo equilibrio entre las necesidades de salud y las necesidades económicas de las empresas sin poner nunca en riesgo la salud de los habitantes", dijo. 

El secretario puntualizó que los restauranteros inconformes por las restricciones establecidas por el semáforo rojo llegaron a una concientización de que esta es una situación inédita, en la que: “Más vale sacar adelante a la Ciudad de manera coordinada que confrontada”. 

En un comunicado emitido por la Secretaría de Gobierno  se informó que en la próxima reunión del 13 de enero: “Se determinará una posible fecha de reapertura de restaurantes". 

La propuesta de reapertura de la Canirac es que se permita en los locales un aforo de 25% al interior y 35% en el exterior, con las medidas sanitarias correspondientes como uso de cubrebocas, caretas protectoras, desinfectantes y barreras de acrílico en cajas, para lo cual “han invertido los negocios”.

Otro reto: los desechables 

Victor Legaspi, titular de la comisión de Delivery de Canirac nacional, señala que la entrega a domicilio ha ganado un papel vital en la superviviencia de los restaurantes pues bajo el semáforo naranja o amarillo representa entre un 60 y 70 por ciento de sus ingresos, con el semáforo rojo puede llegar a ser hasta el 100%. 

Ahora bien, en esas entregas a domicilio se usan trastes desechables, la mayoría hechos de un plástico de un solo uso, actividad que ahora deberá cambiar dado que  desde el primer día de 2021 entró en vigor la prohibición del uso de este tipo de plásticos en la Ciudad de México. 

Con la capital en semáforo rojo, la única forma en que los restaurantes pueden mantenerse a flote en la entrega a domicilio y las compras de alimentos para llevar, en ese contexto, tienen que invertir más en materiales que no entren en la categoría de plásticos de un solo uso. 

Jorge Mijares, presidente de Canirac CDMX, considera que la disposición toma a los restauranteros en un momento en el cual apenas sobreviven económicamente. “Para cumplir con la norma tenemos que estar comprando productos caros que sí nos incrementa en un porcentaje nuestro costo”, asegura. 

Los negocios establecidos son los que más vigilancia reciben respecto de las modificaciones a la Ley de Residuos Sólidos aprobada por el Congreso local en junio de 2019. 

“Vamos a seguir junto con los establecimientos para buscar las mejores alternativas. No estamos ni amenazando, ni sancionando en el sentido económico ni cerrando ningún establecimiento. Estamos buscando cómo cumplir una ley juntos”, sostiene Lilian Guigue Pérez, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema).

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.