Conexiones 365

La limpieza como un diferenciador de compra para los consumidores

2021-07-15 Santiago Loaiza*
limpieza como diferenciador de compra

Los supermercados son un sector donde los compradores valoran mucho más el tema de la limpieza e higiene

En el 2008, el Rheingold Institute for Qualitative Market and Media Research, un centro de investigación, con sede en Alemania, fue comisionado para conducir un estudio cualitativo de mercado sobre la importancia de la limpieza, higiene y seguridad alimentaria en los supermercados alemanes y franceses. El objetivo del estudio fue identificar el significado psicológico de la limpieza e higiene para los clientes de este tipo de tiendas, su satisfacción con el aseo y cuidado de los puntos de venta, además de conocer si las condiciones de pulcritud son relevantes en la compra de alimentos minorista.

De acuerdo con los estudios, cuyos resultados se revelaron hace más de diez años, los compradores de los supermercados valoraban significativamente la limpieza y la higiene de las tiendas de alimentos.

Para el consumidor actual, ir de compras al supermercado ha dejado de ser un inconveniente, por el contrario, las visitas a las tiendas son percibidas como un breve pero revitalizante escape de la rutina diaria que los consumidores desean llenos de experiencias de sabor y color. Los consumidores desean sentirse felices y animados cuando compran, aún en espacios tan “ordinarios” como lo pueden ser las tiendas de autoservicio.

Las compras de alimentos y víveres se ha convertido es un evento frecuente que ahora, en tiempos de pandemia, y bajo las medidas de cuidado e higiene correctas, puede ayudar a el desestrés de las personas en el confinamiento, ya que ahora los supermercados han aumentado su oferta de experiencias de compra únicas, que en algún momento eran exclusivas de los “Shopping Malls”.

Por lo tanto, cuando no existen las condiciones necesarias de limpieza e higiene, este gran potencial de liberación psicoemocional para las personas puede desvanecerse, y por el contrario, presentar un problema de salud.

Los mercadólogos saben que las compras en los establecimientos comerciales no son un proceso racional sino altamente emocional. Cuando el consumidor entra en las tiendas quieren dejar atrás el peso de la “suciedad” del día a día –  temores y preocupaciones de la vida cotidiana. Buscan auténticos oasis de compras donde puedan disfrutar de las cosas y no tener de qué preocuparse. Una limpieza deficiente no debería interferir con esta experiencia deseada, así como lo extremadamente brillante pero estéril.

De acuerdo a las respuestas aportadas por los consumidores encuestados por el Rheingold Institute, se establecieron seis dimensiones que podrían determinar psicológicamente la limpieza en los supermercados, pero que también son aplicables para cualquier otro punto de venta en otros segmentos comerciales, mismas que responden a cómo el concepto de “vivencia” de limpieza puede personalizarse a los consumidores individualmente. También revela aquellos puntos en los cuales toda la experiencia de compra puede hacerse más atractiva y también aquellos elementos disruptivos que exhiben una influencia negativa en el comportamiento de compra. Esas dimensiones son:

  1. Auténticas experiencias libidinosas
  2. Hábitats de compra adornadas o pulidas
  3. Limpieza básica apropiada
  4. Orden y organización clara
  5. Atención y cuidado a los productos
  6. Atmósfera radiante e inspiradora

En estos momentos, un concepto exitoso y bien implementado de limpieza e higiene garantiza a los consumidores que sus compras serán libres de preocupaciones y carentes de sorpresas desagradables, especialmente en el contexto actual del riesgo de Salud Pública que vivimos. Un concepto de pulcritud de este tipo soporta los estados mentales de compra específicos del Retail, además de mejorar significativamente su atractivo como un espacio de visita recurrente, el cual es la meta aspiracional de cualquier Retailer.

Desde este racional, es claro que la limpieza hoy en día cumple como un poderoso factor diferenciador de compra para los consumidores e influye más que nunca como un elemento más de la toma de decisiones del cliente. El reto para los establecimientos comerciales es cómo comunicar al mercado los esfuerzos que están realizando en términos de limpieza e higiene para proveer espacios más limpios, seguros y saludables y capitalizarlo a su favor en la tan competida fidelidad del consumidor.

 Quieres saber más sobre la limpieza como un diferenciador de compra? No te pierdas la ponencia que Santiago Loaiza impartira en el Congreso Virtual ISSA: El panorama de la industria de la limpieza. Regístrate sin costo aquí https://bit.ly/2TcMYoC

 

 

* Corporate Account Manager de Food Retail Services, Ecolab México

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.