Del semáforo verde a la mesa; vuelven comensales

2022-06-13 Conexiones 365
comensales

Casi un mes ha pasado desde que México dijo adiós al semáforo epidemiológico. La luz verde se ha encendido y en los comensales se han popularizado las palabras “brunch”, “bufett”, y los Tik Toks que hablan de los mejores restaurantes para pasar un buen rato.

Durante la pandemia, la industria restaurantera llegó a convulsionar, pero ahora luce rozagante. Le ha llegado un merecido respiro, y es que fue una de las más afectadas. Tan solo en CDMX, para 2021, 13,500 restaurantes se vieron obligados a cerrar.

En las 32 entidades, las restricciones comerciales terminaron el 1 de mayo. Fue el último día que operó el semáforo Covid-19 por los casos de la enfermedad sosteniblemente a la baja.

Con el riesgo al mínimo y la oportunidad de volver a crecer la industria, viene un reto aún mayor: volver a recuperar el aforo de comensales que se tenía previo a la emergencia sanitaria.

Actividad de clientes en “la nueva normalidad”

Debido a que muchas personas aún sienten más seguridad al estar en espacios ventilados, las terrazas y espacios al aire libre han tomado gran popularidad. 

Lo anterior se demuestra en el aumento de reservaciones realizadas en restaurantes que cuentan con terraza de 25% en 2019 a 47% en 2022.

Contar con opciones que den sensación de ventilación puede atraer más clientes. Si no se cuenta con terraza, se puede optar por ventanales o sistema de purificación de aire. Esto da más confianza al comensal y arroja una mayor sensación de seguridad.

Si bien, la mayoría de los clientes experimenta la “nueva normalidad”, hay algunos que son reacios a dar ese paso. Entender a todo tipo de personas es crucial en la industria restaurantera.

Habrá quienes aún se sientan más seguros, cómodos o simplemente están acostumbrados a pedir comida a domicilio.

Por lo anterior, lo presencial no debe estar peleado con lo digital. Eliminar el servicio a domicilio puede ser un error que cueste al restaurante clientes.

En cuanto a tecnología, las reservaciones digitales son una opción que vale la pena considerar, ya que desde 2020, 89% de las reservaciones que se han hecho en restaurantes han sido mediante dispositivos smartphone, y también a través del pago digital.

Sin duda, la industria restaurantera seguirá recuperándose poco a poco. Sin embargo, es indispensable que los empresarios entiendan a todo tipo de clientes para cubrir sus necesidades cada vez mejor, implementando estrategias variadas se puede lograr el objetivo.

Sin bajar la guardia

En esta nueva etapa, algunas industrias han relajado las medidas sanitarias, pero es de resaltarse que en la restaurantera es deseable que se conserven, ya que muchos clientes relacionan a los alimentos con salud y seguridad.

Aunque no se conocen casos de transmisión de la Covid mediante alimentos, es indispensable guardar una buena higiene, implementando medidas como desinfección de mesas, lavado de manos constante y capacitación de personal referente a este tema.

Una barrera más a superar es el aumento de los precios, el rechazo de los comensales al aumento del costo de los alimentos ha sido notorio. Aunque después de dos años de pandemia y aumento considerable en la inflación era de esperar esta alza en estos productos, algunas personas no lo ven del mismo modo.

El buen trato a los clientes puede equilibrar la balanza de los precios, ya que para muchos algo de los más importante es el buen servicio. Incluso en redes sociales como Tiktok o Instagram es usual encontrar recomendaciones de lugares para comer, en la actualidad, que un negocio se vuelva viral es la mejor publicidad. Es más fácil que el comensal deje en segundo plano el costo si se trata de vivir una experiencia agradable.