Conexiones 365

La nueva normalidad para el viajero posterior a la crisis sanitaria

2022-03-07 María Fernanda Rodríguez - Conexiones 365
viajero

Pexels

Adaptarse para resistir es la premisa vital que no deja indiferente a ninguna industria y que, ha recaído especialmente en el sector de los viajes, instándolos a una total reinvención para confrontar la propagación de la covid-19. 

Acorde a un informe de la plataforma de Google, se han explorado algunas tendencias en el sector en el cual se revelan parte de las inquietudes para el nuevo viajero tras la contingencia sanitaria. 

El sector de los viajes representa uno de cada 10 puestos de trabajo a nivel mundial, lo que lo convierte en una de las economías más influyentes del mundo. Sin embargo, cuando en marzo entramos en una situación de bloqueo mundial, con la inmovilización de aviones y el cierre de aeropuertos debido a la pandemia de COVID-19, las repercusiones se dejaron sentir en todo el mundo. 

A pesar de la agitación, el sector de los viajes se enfrenta a una oportunidad única. Ahora es el momento de rediseñar un nuevo mundo de los viajes que sea más sostenible e inclusivo, manteniendo los beneficios positivos de los viajes y abordando las cosas que necesitan mejorar. 

El nuevo viajero

La aspiración de viajar sigue viva, destinos como Bogotá, Nueva York y Tokio encabezan el Top 10 de destinos para los viajeros, según Skyscanner.  

Aunque los nuevos viajeros están adaptándose a los cambios y restricciones del viaje, esperan hasta el último minuto para comprar sus boletos. Hoy, el nuevo viajero planifica y viaja con menos antelación que antes, aquellos que desean y pueden viajar valoran en profundidad los riesgos antes de decidirse o exigir un nivel de transparencia para reservar con tranquilidad.  

  1. Turismo de revancha o recuperar el tiempo “pérdido”: Parece ser que los últimos dos años han sido borrados de la memoria del colectivo y es así como el nuevo viajero aprovecha para llevar cabo los viajes que no puedo hacer antes por la pandemia y recuperar el tiempo, acorde al informe de Google un 72% de los viajeros encuestados contrata estadías más prolongadas y el 18% se dispone a hospedarse en lugares más costosos y cada vez con una frecuencia mayor.  

  2. Viajes espontáneos: Un poco de la mano del punto anterior, de acuerdo al análisis de Google, el 15% de los latinoamericanos no planean de acuerdo a tiempos, realizando búsquedas de último momento tanto en tarifas como en vuelos, las cuáles aumentaron hasta un 54% de 2020 a 2021. Para 2022, se estima que los viajeros de la región busquen viajes más cortos y en destinos nacionales.  

  3. Workstation y nómadas digitales: Esta es quizá una de las tendencias más marcadas que no ha dejado la pandemia, haciendo referencia a aquellos viajeros que visitan algún destino mientras trabajan de manera remota o a aquellos que debido a trabajo deben viajar y aprovechan su estancia para conocer más los destinos. Durante el 2021, estos viajeros tuvieron una subida del 50%. Un estudio de Passport-Photo revela que el nomadismo digital ha tenido un impacto positivo en 88% en la calidad de vida de las personas, por lo contar con servicios como un internet seguro y rápido deberán estar en la mira para complacer a estos viajeros. 

  4. Comunicación y estadías más inclusivas: El 2021 fue un año en el que el activismo social ha estado muy presente, un informe de Google/Storyline Strategies asegura que los viajeros están comenzando a valorar cada vez más el compromiso cultural como un factor clave al momento de decidir un destino. Un 86% de viajeros de color han viajado al extranjero debido a ello. El estudio revela que al menos tres de cada cuatro viajeros busca información específica sobre su origen cultural y étnico. Aunque las principales fuentes son de boca en boca, sin embargo, suelen buscar información sobre guías de viajes y personas influyentes en redes sociales que hablen de su experiencia en los destinos. 

  5. Condiciones medioambientales, un factor cada vez más importante para el viajero: Tanto estudios de Ipsos como de Google, corroboran que en esta última década, el viajero antepone las condiciones medioambientales, puesto que más de la mitad de ellos asegura que condiciones como las emisiones de carbono y las compensaciones son importantes al momento de decidir un destino. Un 51% de los viajeros encuestados afirmaron que las opciones sostenibles y amigables con el medio ambiente fueron un factor clave para decidirse por alguna marca. 

  6. Aerolíneas de bajo coste: Es comprensible que pidamos más flexibilidad y seguridad en los viajes aéreos a medida que nos adentramos en este nuevo mundo de los desplazamientos. Gracias a sus bajos márgenes, su enfoque empresarial adaptable y sus rutas de corta distancia, las aerolíneas de bajo coste están bien posicionadas para guiarnos en esta nueva era de los viajes.

  7. Turismo local y nacional: Si continúan las restricciones a los viajes de larga distancia, veremos cómo aumenta la demanda de viajes nacionales y regionales. Ya está ocurriendo en Europa y Asia, donde se reservan sobre todo viajes de corta distancia. Los destinos que antes dependían del turismo masivo y barato tendrán que replantearse, ya que las zonas y atracciones que solían depender de un gran número de visitantes se vuelven menos concurridas. 

  8. Psicología de los viajes: Entre los viajeros, han surgido nuevos procesos en la toma de decisiones al momento de viajar. El viajero de hoy, busca darle prioridad a factores vinculados a la salud, la situación económica y social, además de la ética y el ocio. Por ejemplo, algunas personas se plantean preguntas como: “¿Reservo antes de quedarme sin ingresos? O bien, ¿Reservo ahora que encontré una oferta? Los nuevos viajeros están más preocupados por contratar asistencia de viaje y cobertura médica, siendo el contagio por covid-19 una de las preocupaciones más altas. Siendo la salud uno de los grandes obstáculos para la recuperación del sector, es fundamental restaurar la confianza y seguridad en el viajero. 

  9. Las estrategias basadas en data serán clave para impulsar una recuperación segura: En un informe reciente, McKinsey esboza una serie de formas de "reimaginar" la economía del turismo, entre las que se espera una cooperación entre organizaciones públicas y privadas que garanticen comunicación clara y permitir una transformación digital tanto para las empresas como para los viajeros. Los destinos y las empresas turísticas que antes dependían del turismo masivo tendrán que replantearse sus estrategias. Lugares como las zonas céntricas concurridas, los parques temáticos o las atracciones populares ya no podrán obtener la misma cantidad de ingresos de su número de visitantes: tendrán que ser pioneros en nuevos enfoques, centrándose en ofrecer experiencias de alto valor donde menos gente esté dispuesta a pagar más.

  10. La tranquilidad es fundamental para el viajero: Los viajeros reaccionan en tiempo real a los rápidos cambios en las restricciones de viaje y a los consejos a veces contradictorios del gobierno. Es fundamental que nuestro sector una fuerzas con el gobierno para reducir la incertidumbre y trabajar en pos del futuro positivo e innovador de los viajes que todos queremos. 

Mientras el sector sigue recuperándose del impacto de la pandemia por COVID-19, será importante centrar nuestra atención en la seguridad del viajero. El servicio al cliente y la agilidad en respuesta nunca ha sido tan vital, los proveedores de servicios deberán restablecer la confianza en toda la experiencia del usuario. Ahora que hemos empezado a navegar por un nuevo mundo de viajes en el que nuestros movimientos son más restringidos, está más claro que nunca que la exploración es fundamental para las personas de todo el mundo.  

Otras fuentes de información:
https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-es/insights/tendencias-de-consumo/viajes-turismo-nuevas-tendencias-herramientas/
https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-419/insights/tendencias-de-consumo/turismo-pandemia-nuevas-formas-de-viajar/
 

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.