Conexiones 365

El factoraje: una solución para mejorar la liquidez del sector turístico

2021-04-21 Carolina Ocaranza - Conexiones 365
monedas

Una herramienta que, como dueño de alguna empresa o negocio, debes tomar en cuenta para mejorar tu liquidez, sobre todo para hacer frente a la reactivación tras la pandemia. 

Para cualquier negocio del sector de hospitalidad tener la capacidad de acortar los días en los que reciben el pago de sus clientes o alargar los días en los que le deben pagar a sus proveedores, es una gran oportunidad de mejorar su liquidez y eficientar su trabajo; razón por la que es importante hablar acerca del factoraje financiero. 

En su mayoría, el capital de las empresas está sujeto a dos cosas, primera, pagar a los proveedores (al instante, en 15 días o 30 días) después de recibir el producto o el servicio; segunda, recibir el pago de los clientes, que también puede ocurrir en días posteriores. 

Cabe destacar que es necesario diferenciar los requerimientos de capital de cada negocio. En entrevista con Conexiones 365, Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México comentó que las empresas requieren de capital de trabajo, para cubrir los gastos diarios. 

Puedes leer: Financiarse con creatividad: camino para el sector de la hospitalidad en 2021 

Por otro lado, también realizan inversiones de capital –a largo plazo– para comprar un nuevo terreno o edificio, mejorar sus instalaciones, construir una alberca, entre otras acciones. El panorama completo de las necesidades de inversión “tiene que ver con qué tan rápido le pagas a tus proveedores y qué tan rápido te pagan tus clientes”, explicó Montaño. 

“La plataforma Drip Capital tiene soluciones para ambos lados de la ecuación: el factoraje. Un producto para adelantar el pago de tus clientes, si te pagaban en 90 días no tienes que esperar, porque nosotros te pagamos la factura desde el día uno y en el día 90 tu cliente nos paga a nosotros”, agregó el directivo. 

En relación al pago de proveedores, puedes utilizar el factoraje inverso para alargar el periodo de pago por más de 90 días. Así tendrás la capacidad de utilizar el dinero de la empresa o negocio en otras cosas o, simplemente, no será necesario adquirir una deuda. 

Factoraje pre y pos COVID-19 

La pandemia trajo consigo mayor incertidumbre financiera en el mundo: las dinámicas del comercio se transformaron. Ahora, al venderle a cierto cliente era más probable que éste se retrasara con algunos pagos e incluso que cayera en insolvencia, lo que en palabras de Montaño se podría convertir en un “efecto dominó”. 

En cierto sentido, para el director de Drip Capital, la pandemia ocasionó que: “Soluciones como el factoraje se comenzaran a popularizar en los últimos meses, dado que no es un préstamo, sino una forma de adelantar cuentas por cobrar o cuentas por pagar, por lo tanto, no implica mayor riesgo para las empresas”. 

Asimismo, Montaño calcula que la cantidad de solicitudes, así como de financiamientos otorgados, ha crecido enormemente, más o menos entre el 200% o 300% (comparado con la época pre-COVID). A su vez, con un financiamiento de corto plazo, entre 30 a 120 días, la tasa de interés que maneja su empresa va entre el 0.8% al 1.4% mensual. 

Te puede interesar: Criptomonedas y el sector de la hospitalidad 

Para la industria de la hospitalidad no hay mayor problema con sus clientes, porque suelen pagar de contado su cuenta en los restaurantes o las reservas del hotel. Pero, es cierto que este tipo de empresas tiene una gran cantidad de proveedores con determinados ciclos de pago y por medio de soluciones de factoraje, sería posible que alarguen ese tiempo. 

De acuerdo con la Asociación Chilena de Empresas de Factoring, para que el sistema de factoraje exista es necesario que el cliente haya realizado una transacción de bienes y servicios y presente su factura, guía de despacho, documentos de embarque para importaciones y exportaciones o algún otro que respalde la transacción para la que se desea ceder su crédito. 

Por el riesgo económico que implica la pandemia, Montaño explicó que: “Las instituciones tuvieron que dar mayores facilidades para todos los créditos que tenían otorgados, dado que había atrasos e incluso esperaban un mayor porcentaje de cartera vencida. Esto ocasionó que los bancos fueran más restrictivos para otorgar nuevos créditos”. Situación que facilitó a las empresas de factoraje comenzar a trabajar con pymes. 

La herramienta de factoraje se adapta de forma perfecta a las circunstancias económicas actuales y a las necesidades de la empresas, por las siguientes razones: 

  • Te brindan acceso a un financiamiento
  • Vas a tener mayor liquidez
  • Se minimizan los riesgos de insolvencia 

Como una vía para adelantar los mecanismos de cobro, así define al factoraje el sitio web elEconomista.es, ya que las empresas pueden ceder los créditos derivados de su actividad comercial para que las entidades de factoraje financiero sean quienes realicen el cobro. 

Una gran oportunidad para las pymes 

El directivo de Drip Capital aseveró que el factoraje no era muy conocido antes de la pandemia, además de que los bancos no ofrecían y hasta la fecha es difícil que brinden este tipo de herramientas a las pymes. Afortunadamente, en la actualidad, son diversas instituciones financieras y tecnológicas quienes tienen la capacidad de llevar a cabo el factoraje. 

“En México los bancos son especialmente restrictivos con las pymes, de manera que las soluciones de tecnología financiera se vuelven muy importantes. En Drip Capital hemos desarrollado un algoritmo para entender a detalle a las pymes. La automatización de procesos, así como el mejor acceso y análisis de datos nos ha dado buenos resultados” comentó Montaño. 

Más información: Navegar con neblina densa: los presupuestos hoteleros para 2021 

Uno de los aspectos a considerar que ha dejado la pandemia, es la necesidad de entender los temas de administración financiera o finanzas corporativas. Es decir, cómo tener una empresa que tenga buena liquidez, salud financiera, bajo riesgo; así lo externó Edmundo Montaño. 

El director de la empresa fundada en Palo Alto, California, dijo que en México trabajan con diversos proveedores de la industria de hospitalidad, refiriéndose a empresas que le venden insumos o servicios a hoteles y restaurantes: por lo que se dio cuenta que: “Al principio de la pandemia fue una industria que sí sufrió mucho. Pero ahora estamos observando un repunte de actividad bastante fuerte, desde que empezó el año”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.