Conexiones 365

Turismo gastronómico: un motor para la economía de la CDMX

2021-08-26 Carolina Ocaranza - Conexiones 365
turismo cdmx

Freepik

Expertos y líderes en el sector coinciden en que la Ciudad de México lo tiene todo, debido a que los restaurantes y platillos que aquí se encuentran provienen de todas partes del mundo.

Durante las últimas semanas los restauranteros han recibido cada vez a más comensales, pero, no por eso han bajado la guardia, al contrario, es momento de llevar a cabo todas y cada una de las medidas sanitarias pertinentes. Bien lo dice el chef Oswaldo Oliva, de los restaurantes Lorea y Alelí, lo más importante es cuidar de los comensales y si les gusta la experiencia van a regresar. 

Justamente son las experiencias lo que encanta a los comensales y turistas. Nos referimos a una experiencia 360 grados que unas vacaciones en la Ciudad de México deben incluir: hospedaje confortable de primer nivel, visitas a lugares emblemáticos y, posteriormente, cerrar con broche de oro al degustar alimentos de alta calidad y sabores únicos que hagan el match de ensueño con coctelería excepcional en los mejores restaurantes de la CDMX. 

Recientemente, Programa Destinos México, en colaboración con la Secretaria de Turismo de la Ciudad de México, organizó un seminario de gastronomía en el marco de la reactivación turística de la capital mexicana. Participaron destacados personajes del sector de la hospitalidad y dieron a conocer propuestas innovadoras que están llevando a cabo con éxito. 

El plato fuerte 

La maestra Mónica Duyich, directora general de Programa Destinos México expresó: “Cuando hablamos de gastronomía nos referimos a una parte muy importante en cuanto al sector turístico, pero también de lo que son las tradiciones, la cultura y la historia de México”. 

“La Ciudad de México tiene un amplio abanico de aromas, sabores, colores, pero sobre todo mucha historia y cultura. Nuestra gastronomía, de alguna forma, ha sabido conservar cada elemento y eso hace que sea interesante para los turistas. Aunado a que nuestra cocina, desde hace 10 años, es patrimonio intangible de la humanidad”, afirmó Mario Cisneros, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC).

De acuerdo con Cisneros en la CDMX prácticamente se pueden encontrar todas las cocinas del mundo y para los visitantes esto se convierte en pieza clave, porque es muy emocionante y todo un espectáculo  saber que podrán comer lo que quieran, además de que todo será de gran calidad. “La gastronomía participa con el 2.2 del PIB Nacional y el 13% del PIB turístico, ahí es en donde se nota el brazo fuerte del sector”, agregó.

Descubre más: Trabaja en una estrategia de capital humano al interior de tu hotel o restaurante 

“Cada uno de los actores que formamos parte de esta cadena de valor turístico necesitamos tomar conciencia reflexionada sobre el valor que generamos, el valor que repartimos y sobre la imagen que compartimos de nuestro país y de nuestra ciudad cada vez que llevamos a alguien a un restaurante”, añadió el chef Oliva. 

Complementos infalibles 

Desde el inicio de la pandemia la industria de la hospitalidad ha enfrentado un panorama incierto y retador, pero los miembros del sector han unido esfuerzos y sus conocimientos para lograr salir adelante. Por ello, como complemento no nos referimos precisamente a los alimentos, sino a las medidas sanitarias que se han tenido que tomar.

“Los protocolos de protección deben ser una tendencia importante como consecuencia de la COVID-19. La CANIRAC siempre ha estado al tanto desde el primer momento, para dar certidumbre a los clientes y también a los colaboradores, porque los programas de este tipo han sido sumamente importantes; desde el protocolo de entrada, la sanitización, cómo deben de entrar los proveedores y el ingreso de los colaboradores”, agregó el vicepresidente de CANIRAC. 

Es notorio el reconocimiento y la confianza de las autoridades respecto a los esfuerzos tanto de la CANIRAC como de los restauranteros, ya que por ello es que la industria ha avanzado poco a poco, mostrando su resiliencia, capacidad colaborativa, además de creatividad e innovación. 

Puedes leer: La pandemia propició mejores prácticas de higiene en la industria alimentaria 

“Estamos inmersos en una campaña permanente de salud y promoviendo la vacuna, ya que de alguna forma esto nos puede salvar respecto a la situación de los cierres”, aseveró Cisneros. 

Adicionalmente, Oswaldo Oliva, desde su perspectiva como chef y dueño de Lorea y Alelí, indicó: “Es responsabilidad de todos nosotros seguir llevando el mensaje de la seguridad a nuestros comensales. En el fondo, cada cliente que salga feliz y seguro de nuestro establecimiento es una inversión y una garantía, no solo de que cumplimos nuestra misión, sino porque a la larga le va a contar a alguien más y después a otra persona”. Como dicen, las mejores recomendaciones son de boca en boca. 

Cena Clandestina 

Una propuesta de la que muchos están hablando es de Cena Clandestina CDMX, impulsada por el chef Emilio Nájera, quien además es director general de Corporativo Gastronómico México. Durante el seminario gastronómico online, Nájera explicó que el concepto surgió en Europa durante la década de los 80, posteriormente arribó a Estados Unidos y finalmente a México. 

También, añadió: “El hecho de que sea una cena clandestina significa que el lugar y el menú son sorpresa, creamos una aventura gastronómica innovadora. Las cenas son temáticas y nos hemos reinventado ante la pandemia”.

Dentro de la oferta de este tipo de experiencias ha habido “cenas con crimen”, ya que los comensales son parte de una obra de teatro en donde ocurre un asesinato, un robo, o un secuestro. Incluso, en cada uno de los platillos se ponen pistas y existen actores infiltrados para que se logre desarrollar la temática. 

“No repetimos lugares y tampoco montajes en el platillo. Asimismo, se han hecho cenas en el helipuerto de la Torre Mayor, en la Arena Coliseo, en panteones, entre otros sitios”, dijo el chef responsable. 

Gastronomía y cultura

Milay Nogueira Cabello, presidenta de la Comisión de Relaciones Públicas de la AMAV en la Ciudad de México y la directora general de Vive Frida –un proyecto que promueve y difunde la riqueza cultural de México–, resaltó que “El turismo gastronómico permite a los viajeros conectar con la cultura local de una forma experiencial y participativa”. 

En palabras de Nogueira, es la gastronomía la que le otorga identidad a cada una de las ciudades. De manera que, podemos considerar a la Ciudad de México un sitio particularmente interesante, ya que para descifrarla será necesario realizar un recorrido gastronómico enorme. 

“Cada vez que elegimos en donde comer, también estamos votando y eligiendo cuáles son los atributos de nuestro patrimonio cultural que queremos mantener, salvaguardar y perpetuar; elegimos también cuáles son los sabores que más nos llenan de orgullo y los que más queremos transmitir; estamos eligiendo qué parte de nuestra ciudad y qué parte de nuestra cultura vamos a mostrarle a otros”, finalizó Oliva.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.