Turismo masivo provoca deterioro ambiental y rechazo de la población

2023-01-09 Central Interactiva
tusimo,

Ciudades turísticas como Venecia, Barcelona e Islas Baleares, han vivido las consecuencias de la masificación del turismo como es el aumento del costo de la vida, contaminación, deterioro medioambiental y congestionamiento en calles, lo que ha provocado el rechazo de los pobladores a la afluencia de paseantes.

La turismofobia es el resultado de una mala planificación turística en los destinos, donde autoridades y prestadores de servicios no supieron gestionar el constante crecimiento de la afluencia turística. En la actualidad, muchas ciudades se encuentran en un estado de saturación turística insostenible provocada por deficientes políticas turísticas.

Las protestas de la población por las repercusiones del turismo masivo se han manifestado en otros destinos como Lisboa, Nueva Orleans y Toronto, donde aumentaron los precios de las viviendas y Nueva York por la especulación inmobiliaria.

Otras ciudades como Ámsterdam, París, Río de Janeiro y Reikiavik también reportaron manifestaciones sobre todo en los años 2016 y 2017. (1)

El síndrome de Venecia

Venecia recibe aproximadamente 4.6 millones de turistas al año. Sin embargo, resulta que por la ciudad pasan en total 23 millones de visitantes, según las estimaciones realizadas por el Centro Internacional de Estudios sobre la Economía Turística de Venecia.

Es decir, Venecia recibe cada año 18.4 millones de excursionistas, que, de acuerdo a expertos se alojan en hoteles ubicados fuera de la ciudad y solo visitan unas horas la histórica y cultural ciudad.

Muchos viajeros, principalmente de países asiáticos, que recorren Europa en un viaje exprés de una semana y media, pasan por Venecia en una estancia no mayor de seis horas, lo que no genera ningún beneficio económico para la ciudad.

La histórica ciudad también recibe a los pasajeros de cruceros que hacen escala en este lugar, lo que ha generado protestas de vecinos que exigen se prohíba la llegada de grandes barcos por los impactos ambientales y la contaminación que generan en la laguna.

Los venecianos piden que los cruceros sean desviados al puerto de Trieste, a 160 kilómetros. Como resultado de este turismo de masas, el centro histórico de Venecia ha ido perdiendo habitantes, a un ritmo de mil 500 personas al año, desde finales de la década de 1990.

Hace cincuenta años vivían en Venecia cerca de 110 mil personas, en la actualidad, sólo quedan 55 mil. Es el llamado “Síndrome de Venecia” o pérdida de población local como consecuencia del turismo masivo. (2)

 Caso de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más visitadas de España que recibe cada año millones de turistas.  La industria turística proporcionó 176 mil millones de euros a la economía nacional en el año 2018, lo que representa un 14.6% en el PIB y unos 2.8 millones de empleos.

A pesar de que el turismo es el sector que más riqueza aporta a la economía española, ha generado mucha polémica entre la población, especialmente en la ciudad de Barcelona y en las Islas Baleares, ya que las dos comparten una masificación turística notable.

La situación actual de malestar frente al turismo que sufre Barcelona es debido al incremento del número de visitantes de estos últimos diez años. La ciudad empezó a sufrir una presión turística que cada vez ha ido afectando más a la vida cotidiana de los barceloneses.

Según el ayuntamiento de Barcelona, la región recibió 8.5 millones de turistas en 2019, lo que representa el doble en relación al año 2005. El precio de la vivienda es ahora una de las mayores preocupaciones de la población y está directamente relacionado con el sector turístico. El surgimiento de diferentes plataformas como Airbnb, HomeAway o HouseTrip que ofrecen alojamientos turísticos ha supuesto un aumento en los precios de las viviendas y de los alquileres.

Barcelona es una de las ciudades que tiene una mayor tasa de presión turística con 11.1 turistas por cada 100 residentes y la gran mayoría de estos turistas se hospeda en los alojamientos turísticos no convencionales, un motivo más para que la población local esté molesta con este turismo masificado.

En el caso de México, este fenómeno ya se observa en lugares como San Miguel de Allende, la isla de Holbox, San Cristóbal de las Casas, y la Riviera Nayarit, donde se han reportado protestas contra el turismo masivo. En la Ciudad de México, especialmente las colonias Roma y Condesa, hay indicios de la turismofobia.

(1)    https://dspace.uib.es/xmlui/bitstream/handle/11201/154909/Millan_Sanchez_Lydia.pdf?sequence=1&isAllowed=y

(2) https://www.hosteltur.com/151605_la-turistificacion-y-la-turismofobia-regresan-como-fantasmas-del-pasado.html