Conexiones 365

COLUMNA | #CoachingRestaurantero "¿Ahora qué sigue? ¿Qué podemos hacer? Muchas cosas me preocupan".

2020-05-15 Cynthia López-Bayghen - Grupo Consultor Restaurantero
Coaching

Agradezco mucho este espacio para comenzar a colaborar con Conexiones 365, y me siento muy afortunada de ser tu coach de aquí en adelante, guiándote y compartiendo estos 20 años de experiencia como coach y consultora especializada en los negocios de restaurantes, bares, cafeterías y demás formatos de alimentos y bebidas. 

Lamentablemente iniciamos nuestra relación durante esta compleja situación de crisis, pero debo decirte; que los nacidos como generación “X”, así hemos vivido y aprendido a trabajar como directivos y empresarios. 

Afortunadamente, dentro del mundo del coaching: “siempre existen opciones” por muy gris que pinte el panorama. Pero, nuestra parálisis nos bloquea, el nivel de incertidumbre que estamos viviendo nos desenfoca, nuestras vidas se han visto perturbadas, nuestros sueños desvanecidos y nuestro liderazgo tambaleante.  Entraremos seguramente en una recesión, que quizá se convierta en una depresión económica; y aunque muchos restaurantes, desafortunadamente, desaparecerán, la propia situación generará oportunidades a mediano y largo plazo que hay que aprovechar. 

Es tiempo de siembra para los que decidan apuntarse en la lista de sobrevivientes y con ello se formará un grupo selecto, e importante, que cosechará los beneficios si se sabe mover estratégicamente, entiende  “cada pieza clave de su propio rompecabezas”, y se dedica durante los próximos 12 meses a mejorarlas, ajustarlas, corregirlas y adaptarlas a las nuevas y mejores prácticas empresariales, tendencias del mercado, necesidades de su propio staff para funcionar correctamente y de la industria en particular. 

Quiero contarte que antes de esta pandemia, y de ser consultora, operé por 15 años restaurantes. Al igual que tú, viví los mismos problemas típicos y cometí aciertos y errores, que por suerte pude capitalizar posteriormente. El nivel de pasión y entrega a mi trabajo y el hambre por cumplir cabalmente con mi rol de gerente y director, aunado a ser muy joven y soñadora me llevó a ejecutar muchísimas estrategias que provocaron mayores ventas, mayor satisfacción en el staff, en mis clientes y mejores resultados en general.   

Desde luego también aprendí “lo que no debe hacerse” y a través de mucho trabajo de investigación, pude darme cuenta de los enormes vacíos en las estructuras empresariales y, sobre todo, de las principales causas en los éxitos y fracasos de muchos restaurantes. Nací en la ultima fase de la “vieja escuela de la restaurantería”, me toco toda la transición de la contabilidad comanda por comanda hacia los sistemas, y las cocinas de alta tecnología, así como el cambio y rompimiento de un montón de paradigmas.   

Por ello, intuyo, que aquellos restauranteros que tienen las piezas del rompecabezas bien acomodadas y completas son justo los que saldrán adelante.

Con el tiempo y la vivencia de dicha transición del empirismo al profesionalismo, me di cuenta de que los errores y malas prácticas aún seguían presentes dentro de muchas empresas restauranteras, ya que año con año seguí observando lo mismo desde mi rol de consultora; esto me generó mucho trabajo y enormes retos, pero como coach te cuento la enorme  “ceguera de taller” y soberbia en la alta dirección de las empresas emocionalmente inmaduras, conflictuadas y tristemente me tope con directores estacionados en sus quejas con respecto a la situación económica, la competencia, los empleados, etc. 

Lo cierto es que muchos restaurantes ya se estaban haciendo viejos, ya tenían muchos vicios y malos hábitos, ya no eran tan eficientes y productivos, sus estructuras mostraban cierto cansancio y apatía, desgaste y desmotivación, flojera en la alta dirección con respecto a la inminente necesidad de cambio. Te podría decir que “dormidos en sus laureles”, porque, aunque se percataban de las fallas, así hacían dinero incluso a costa de la pérdida en su participación de mercado, sin que ellos se dieran cuenta de esto. 

Muchísimas veces escuché - Es que Cynthia - “antes no había cambios, cambios y cambios, todo se mueve muy rápido, hay excesiva competencia”, ¡SUCEDIÓ EN MUCHOS CASOS! La realidad nos tomó por sorpresa y nos comió, a unos más y a otros menos, pero nos comió. Antes de esto, ya veníamos arrastrando cierto nivel de desaceleración y decrecimiento. Nuestra mente, visión y pensar, quizá ya estaban enfrascadas en un círculo vicioso o nos negábamos a ver los inminentes cambios que se venían. 

¡Despierta en ti la motivación para evolucionar y ser lo mejor posible! 

Esta situación nos está desafiando a ir más allá del lugar donde normalmente nos hemos quedado, sal de ahí y atrae la GRAN META, misma que tendrás que replantearte…. haz un trabajo mucho más satisfactorio para ti mismo, para tus socios, para tu staff y para tus clientes.

Aléjate de cualquier angustia mental, para que tengas toda la energía necesaria que te permita abrazar con fuerza todas aquellas creencias que te lleven a generar una nueva meta. Desde luego existe la opción de salir adelante, y justo es esto lo que pondremos en nuestra mente.  En estos momentos necesitamos enfocar toda nuestra energía en lo que sí queremos lograr y en que los sueños y buenos pensamientos siempre tienen que ir acompañados de acciones concretas. Necesitamos vibrar desde un liderazgo lleno de energía y credibilidad para que nuestras emociones trabajen en armonía con nuestro pensamiento creativo e innovador. 

¿Cuál sería esa gran meta? Describe exactamente donde quieres estar en el futuro ¿Qué aspiración tienes?, ¿cómo te ves a dos años y en pleno inicio de la aceleración económica? 

Así que te llevaré de la mano: 

Primer paso: Quiero que observes tu restaurante, o cadena, desde 8 perspectivas diferentes y con lujo de detalle, ya que pretendo que veas hasta las piezas más pequeñas del enorme y complejo rompecabezas que ahora debemos armar. 

Segundo paso: Cada una de las perspectivas es tan importante como la otra, si descuidas una de ellas por ponerle mayor atención a las que tú consideras más atractivas o familiares, fracasarás. Pesan lo mismo y no solo eso, debes tejerlas e integrarlas entre sí.

Tercer paso: Piensa estratégicamente. 

Trabaja con tu equipo de líderes, accionistas y consejeros/consultores en el diseño y construcción de 6 objetivos clave para la reconstrucción, rescate y fortalecimiento de tu restaurante o cadena, en cada una de las perspectivas. Lo que lograremos con todo esto, es ganar tiempo y terreno mientras dura esta recesión; para que cuando llegue el repunte económico estemos listos para un crecimiento sostenido.

 La próxima semana, analizaremos las 8 perspectivas para la construcción de objetivos, acciones y planes estratégicos. 

Me despido de ti, diciéndote que hay mucho de qué hablar y, sobre todo, mucho que trabajar. Semanalmente tomaremos una sesión de coaching, para tratar cada uno de estos temas, dentro de las perspectivas mencionadas. Así rearmaremos juntos y a detalle, cada pieza de este enorme y complejo rompecabezas. 

Hasta el próximo viernes…

Cynthia

Grupo Consultor Restaurantero 

Parte 1

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.