Conexiones 365

Costa Rica logró vencer la epidemia de COVID-19, ¿Cómo lo hizo?

2020-06-10 Conexiones 365
costa rica sistema de salud

Online Marketing on Unsplash

El sistema de salud del país es uno de los mejores de la región, eso contribuyó a reducir el número de casos y fallecimientos entre su población

Costa Rica es uno de los países más exitosos en el manejo de la crisis sanitaria por COVID-19, ya que en tres meses ha registrado apenas 761 personas contagiadas y apenas 6 fallecimientos por esa causa.

No es novedad. Costa Rica es el país centroamericano con el mejor sistema de salud, ya que invierte más de 9? su Presupuesto Interno Bruto (PIB) anual para mejorar su sistema de salud, el cual funciona de forma muy articulada.

El país centroamericano tiene 5 millones de habitantes y detectó su primer caso de coronavirus el 5 de marzo, apenas una semana después de que confirmara la presencia del virus en América Latina, con los primeros casos en Brasil y México.

La estrategia del gobierno costarricense se basa en identificar los casos sospechosos para aplicar pruebas serológicas que confirmen los casos. Según los registros del gobierno se aplican en promedio 200 pruebas diarias, lo que les ha permitido tener la enfermedad bajo control.

A principios de mayo, trascendió que, gracias a estas medidas del sistema sanitario, el país no tiene contagio comunitario y registra la tasa de mortalidad más baja de la región, con 0.81%. Además tiene más pacientes recuperados que casos activos y su comunidad científica está trabajando en el estudio y tratamiento del virus.

El 9 de marzo, Costa Rica prohibió las reuniones masivas y una semana después se declaró el estado de emergencia, por lo que se cerraron escuelas y los negocios no esenciales, enviando a los trabajadores a laborar desde sus casas.

La cuarentena no fue obligatoria, pero la sociedad atendió el llamado al confinamiento voluntario y se quedaron en casa, por lo que no hubo necesidad de usar la fuerza pública para obligar a la gente a no salir a las calles.

Quizá la medida más extrema ocurrió el 19 de marzo, cuando determinaron cerrar sus fronteras a los extranjeros, para evitar que llegaran más casos importados, aunque eso minara su economía, que está basada principalmente en el turismo.

"La clave es la rapidez con la que el gobierno respondió y la seriedad con la que se tomó la situación desde el principio. Pocos países, incluso historias de éxito como Corea del Sur, han tenido tanto éxito como Costa Rica en la reducción de la curva”, dice José Cayasso, empresario de tecnología costarricense en un video en Youtube.

 

Sistema universal fortalecido 

Además de las medidas tomadas por el gobierno y la participación de la sociedad, Costa Rica se distingue por tener un sistema de salud robusto y fortalecido, quizá uno de los mejores en América Latina, de acuerdo con distintos rankings.

A diferencia de otros sistemas de salud en la región, el de Costa Rica se caracteriza por ser un sistema único regido por el Ministerio de Salud , y cuenta también con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que ofrece los servicios de salud basados en los principios de la seguridad social, por lo que ninguna persona puede quedarse sin atención.

Al ser un sistema unificado, el gobierno pudo tomar decisiones, como reconvertir algunos hospitales públicos para la atención de pacientes con COVID-19 y que otro se haga cargo de los pacientes regulares del primer hospital. Todo esto sin tener que negociar con otra dependencia gubernamental.

Otro de los beneficios de este sistema es que la atención médica no solo es para los habitantes del país, también atiende a los migrantes que cruzan territorio costarricense y a los turistas que llegan al país.

El estudio Reviews of Health System Costa Rica, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señala también que el país centroamericano tiene un sistema bien establecido de atención primaria –eso incluye la infraestructura necesaria–, así como un intenso trabajo intersectorial y un sistema digital de expedientes unificados .

Todo esto se ha logrado gracias a que el gobierno destina 9?l PIB a este rubro, cifra muy por encima del 6% que recomienda la OCDE.

Gracias a todas estas ventajas sobre sus homólogos en la región,  80% los casos se recibieron y atendieron en esos consultorios, de tal suerte que se pudo reducir el aumento de casos graves, ya que los pacientes recibieron atención inmediata.

Sin embargo, el sistema enfrenta retos y problemas que es necesario atender de inmediato para mantener sus fortalezas. Por ejemplo, el envejecimiento acelerado de la población, así como el incremento de trabajadores informales y el aumento en la brecha de desigualdad son situaciones que deben revisarse.

Aunado a eso, se han desarrollado otros problemas como fallas en las reformas claves para mantener la acreditación de los sistemas hospitalarios; largos tiempos de espera para ingresar a cirugía,; incrementos acelerados en el gasto de salud per cápita; y un aumento en la población con problemas de sobrepeso, obesidad y sedentarismo.

“El sistema de salud de Costa Rica es un ejemplo de buenas prácticas y del que otros sistemas podrán aprender. Sin embargo, es necesario realizar reformas significativas que permitan monitorear y mejorar las acciones de los prestadores de servicios”, señala el estudio de la OCDE.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.