Conexiones 365

Dióxido de clorito, la falsa cura contra el COVID-19

2020-07-24 Gabriela Rivera
dioxido de cloro covid

Esta sustancia provoca reacciones químicas adversas en el organismo que pueden ocasionar la muerte de quien la consume

En medio de la crisis sanitaria por COVID-19, empresas están ofertan productos milagro como tratamientos médicos para curar o prevenir esta enfermedad elaborados a partir de dióxido de cloro o clorito de sodio.

El medicamento más popular de los últimos meses es la Solución Mineral Milagrosa, una solución al 28 ?clorito sódico en agua destilada que debe mezclarse con algún ácido, como ácido cítrico de los jugos, aunque en algunas presentaciones se vende el ácido clorhídrico para disolverlo.

Al combinar el clorito sódico con el ácido, se forma dióxido de cloro, una sustancia química conocida comúnmente como lejía y que se utiliza en la industria para blanquear la pasta de papel y fibras textiles, así como para desinfectar. Este tipo de lejía es una de las más utilizadas en el mundo por su costo y su acción radical, explica José Ramón Alonso Peña, catedrático de Biología celular y neurobiólogo de la Universidad de Salamanca en un análisis sobre este producto.

El creador de la Solución Mineral Milagrosa (MMS por sus siglas en inglés) es Jim Humble, un hombre que encontró este medicamento por casualidad, mientras buscaba oro en la Guyana, y que dio a conocer en su libro The Miracle Mineral Solution of the 21st Century, publicado en 2006.

Este medicamente se vende como la cura para el resfriado común, el acné, diabetes, autismo, malaria, virus de la hepatitis, virus de la gripe H1N1, VIH, cáncer y ahora el COVID-19.

Sin embargo, al ingerir este producto ocurre una reacción química que puede provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales.

Si bien las autoridades sanitarias de todo el mundo ya habían alertado a la población sobre los efectos de esta sustancia, miles de personas lo han utilizado a lo largo de los años. De ellos, muchos aseguran haber mejorado su calidad de vida, mientras que otros sufrieron daños en su organismo, o fallecieron a causa de los daños ocasionados por el MMS.

COVID-19 revive esta sustancia

A raíz de la pandemia por coronavirus, el MMS se vende a través de internet como la cura contra el nuevo virus.

Empresas como Genesis II Church of Health and Healing, que dirige Jm Humble, se dedican a comercializar productos de dióxido de cloro que afirman fraudulentamente que pueden tratar o prevenir el COVID-19 en adultos y niños.

Desde abril pasado, las autoridades sanitarias de todo el mundo han alertado a la población a no consumir estos productos, al mismo tiempo que están exhortando a las compañías a dejar de vender este tipo de productos.

Ese mes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) emitió una advertencia a los ciudadanos para que no consumieran esta sustancia, ya que no se han demostrado científicamente los beneficios que pueda tener y, por lo tanto, no cuenta con la aprobación de la agencia sanitaria.

A pesar de eso, las marcas siguen ofertando estos medicamentos. Por ejemplo, en Mercado Libre México puedes comprar un kit que trae una solución de clorito de sodio, una de ácido clorhídrico, dos botellas de gotero con ambas sustancias, y un atomizador para usarlo con la sustancia activada, por 580 pesos.

La popularidad de este tipo de medicamentos obligó a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a alertar a la población mexicana a no consumir este tipo de productos.

“La COFEPRIS no ha autorizado ningún registro sanitario de medicamentos que contenga en su formulación la sustancia denominada dióxido de cloro, clorito de sodio o sus derivados, por lo que su uso representa un riesgo a la salud, al desconocer la calidad de los insumos, las condiciones de fabricación, almacenamiento y distribución. Actualmente no se cuenta con estudios que evalúen su seguridad y efectividad; y no hay protocolos de investigación registrados que avalen su uso clínico”, dijo la agencia sanitaria en un comunicado.

La comisión pidió a los mexicanos seguir las instrucciones médicas para tratar el coronavirus, y comunicarse con las autoridades en caso de presentar síntomas, para que sean atendidos bajo los protocolos correspondientes.

De igual manera, solicitó que se levante una denuncia sanitaria contra algún establecimiento de atención médica que ofrezca este producto como tratamiento alternativo en este sitio https://www.gob.mx/cofepris/acciones-y-programas/denuncias-sanitarias

No olvides ser parte de nuestro siguiente webinar, en el cuál tocaremos temas importantes de la industria de la salud.

Regístrate sin costo aquí: Webinar Conexión Expo Med

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.