#8M | ACTO DE PROTESTA: Las arquitectas contra la violencia de género

2022-03-08 Lorena Campa, Conexión Expo CIHAC
mujeres contra la violencia
[Conexiones 365]

Deseo una arquitectura sin nombres propios, hecha en grupo, con perspectiva de género, interdisciplinaria, imaginativa, incluyente, responsable, empática, activista, previsora y siempre crítica.

Arq. Marcela González Veloz, directora y fundadora, Oficio Taller

 

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, diversas asociaciones y grupos de trabajo de organizaciones gremiales de nuestro sector organizaron distintos foros con el objetivo de apuntar de nuevo los reflectores hacia la trascendencia del papel de la mujer en la construcción del entorno.

La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), organizó el Tercer Foro Mujer Inmobiliaria, evento híbrido realizado en la Hacienda de los Morales, en la Ciudad de México.

Por su parte, la Comisión Nacional de Arquitectas de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana (Arquitectas FCARM), junto con la Facultad de Arquitectura de la UNAM, organizaron en Mérida, Yucatán, el Tercer “Acto de Protesta”, “porque nos declaramos rotundamente en contra de la violencia de género”. Esta edición de dos días constó de una serie de conferencias y mesas redondas en la Universidad Marista (7 de marzo) y en el Palacio de la Música (8 de marzo), encabezadas por mujeres destacadas en el sector, quienes buscan no solo visibilizar el rol crucial de la mujer en la arquitectura, sino también nombrar los retos actuales e invitar a la reflexión.

La bienvenida empezó por reconocer la importancia de este espacio en el que es posible reunirse de nuevo, tras dos años de pandemia, para retomar muchos de los temas que siguen siendo urgentes y que representan un adeudo histórico con las mujeres, en cuanto a la desigualdad de derechos y la violencia de la que seguimos siendo objeto. A estas palabras iniciales siguieron las del Dr. Arq. Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes, director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y las de la Arq. Denisse Arandia Valencia, coordinadora nacional de la Comisión de Arquitectas FCARM. 

La Arq. Gabriela Carrillo, titular del Taller que desde 2017 orgullosamente lleva su nombre, fue de nueva cuenta una pieza clave en esta organización, al lograr convocar a un gran número de arquitectas nacionales e internacionales cuya trayectoria es reconocida a lo largo del orbe.

Durante sus palabras inaugurales, la Arq. Denisse Arandia destacó que uno de los objetivos de la FCARM es la búsqueda de la equidad en el ejercicio de la arquitectura en todos los aspectos, con una profunda responsabilidad hacia la sociedad, razón por la cual “alzamos la voz, para declararnos profundamente en contra de la violencia de género, porque hoy las y los arquitectos tenemos que ser parte del cambio de paradigmas que nos llevarán hacia ciudades más humanizadas, hábitats equitativos que nos permitan hacer frente a la disruptiva de los momentos actuales, a la construcción de un mejor futuro para las próximas generaciones.”

A las presentaciones iniciales siguieron las palabras de Katia López Conde, alumna de arquitectura, quien invitó a un análisis crítico de la espacialidad del género y su vivienda urbana en las ciudades, a partir del reconocimiento de una violencia de género que, a pesar de que se ha hecho cada vez más visible desde todos los frentes, se ha atendido poco. Entre las preguntas que plantea y sobre las que vale la pena reflexionar de manera constante están: ¿Cómo diseñar una arquitectura con perspectiva de género? ¿Cuáles son las diferencias en el uso del espacio de acuerdo con los roles asignados? O ¿cómo respondemos, desde la arquitectura, a los problemas diarios de la sociedad, dando respuesta desde lo diferente, lo vulnerable, lo inseguro, lo minimizado y lo invisible? La arquitectura tiene el poder de generar cambios y marcar directrices, porque “hacer arquitectura es un acto político, es un acto de protesta a favor del pensamiento y la discusión abierta”, concluyó. 

El 7 de marzo en la Universidad Marista la tarde se vistió con las ponencias de Tatiana Bilbao, Claudia Kappl Joy y Gabriela Carrillo.

Tatiana Bilbao, destacada arquitecta mexicana y fundadora del estudio que lleva su nombre, presentó la ponencia “La Casa como acto social. El eje de la ciudad del Cuidado”, en la que destacó la urgencia por determinar cuál es esa casa que se volverá el centro de la ciudad del cuidado, que nos permitirá confirmar una comunidad y sostener un colectivo y recalcó que la arquitectura, además de ser un acto político, tiene el potencial de convertirse en una plataforma para el cambio de las relaciones sociales, para “borrar las discriminaciones y que todos podamos habitar este planeta y que no nos extingamos como estamos a punto de hacerlo.”

Claudia Kappl Joy, cofundadora, directora creativa y gerente de Concept Lighting Lab, estudio de iluminación arquitectónica, habló acerca de las crisis en el mundo, de la pobreza y su vinculación con la violencia doméstica, y cómo incluso en y desde el feminismo, la única agenda posible es perseguir una metodología orientada hacia la educación, que atienda las necesidades de todas las mujeres, de forma tal que esta se convierta en una “práctica de la libertad”.

Las ponencias del día cerraron con la participación de la propia Gabriela Carrillo, que empezó reconociendo con tristeza la violencia de género dentro de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, que llevó a las mujeres a un paro de 8 meses. Su ponencia es un viaje por la transformación personal y laboral, tocando momentos en su trabajo en los que reconoció, en primera instancia, que la formación en arquitectura no está hecha para reconocer la otredad y que los espacios que habitamos están diseñados para un grupo de personas nada más, para de ahí continuar un viaje de exploración y cuestionamiento, tanto de los límites y conexiones entre lo público y lo privado como de las convenciones respecto a cómo deberían de ser para atreverse a proponer y a cambiarlas.

Ante las crisis que estamos viviendo actualmente, considerando que la violencia hacia las mujeres es una de ellas, Gabriela Carrillo se pregunta cómo podemos actuar desde la arquitectura y concluye afirmado que el problema es que “hemos dejado de entender que las múltiples miradas y las formas de ver son tan diversas y tan jugosas y que atrás de eso podríamos encontrar la oportunidad de construir una sociedad y un camino mucho más equitativo y digno para todas y todos los que los habitamos.”

El martes 8 de marzo, en el Palacio de la Música, se contó con las ponencias de Ana Elena Mallet y Gloria Cabral, seguidas por una mesa redonda en la que ellas mismas participaron, liderada por Cristina Muñoz. A esta mesa se sumaron las participaciones de Tatiana Bilbao, Loreta Castro y Gabriela Etchegaray de manera virtual y se discutieron temas como las convenciones en torno a la casa, la racialización y el colonialismo inherentes a las propias construcciones que incluso se ven reflejadas en la ley, así como otros temas que seguirán abonando a la discusión sobre el quehacer de la arquitectura.  

Sin duda, este tercer Acto de Protesta constituye una vez más un ejercicio valiosísimo para la reflexión, para el reconocimiento de los caminos emprendidos, para fomentar los diálogos que la propia arquitectura debe proponer para seguir revalorando su papel en la construcción de espacios de igualdad, respeto y convivencia sin violencia hacia nosotras.

 

Si deseas consultar las grabaciones del evento, puedes hacerlo en:

https://www.youtube.com/watch?v=DNKOZbwsojI&t=3970s

https://www.youtube.com/watch?v=TYLWAl4zn2s&t=140s