¿Conoces a Frida Escobedo? Ganadora del Young Architects Forum por la Asociación de Arquitectura de NY y muchos premios más

2022-03-12 Erik Cortés
Serpentine Pavilion  2018 en Kensington
[Shutterstock]

Muchos creadores demuestran sus afinidades e intereses de expresión desde edades muy tempranas, otros van edificando diferentes maneras de plasmar sus percepciones e imaginación por medio de la construcción con base en experiencias de vida. Las manifestaciones resultantes de estos procesos creativos se relacionan con conceptos sublimes como la belleza, lo estético, lo noble y atractivo, así como las diversas técnicas para lograrlo.

En el caso de la Arquitectura, definida como el arte de proyectar y construir edificios, modificando el hábitat humano por medio de la estética, el buen uso y función de los espacios arquitectónicos o urbanos, conlleva implicaciones vitruvianas (Marco Vitruvio en siglo I a.C.) que resultan en una concepción basada en la armonía, la estabilidad, belleza, utilidad y una parte técnica de ideación, planificación y ejecución.[1]

Con este preámbulo, conoceremos más a detalle a una de las arquitectas mexicanas más destacadas de las últimas dos décadas: Frida Escobedo. Estudió la carrera de Arquitectura y Urbanismo en la Universidad Iberoamericana de la CDMX, continuando su formación formal con una maestría en Arte, Diseño y el Dominio Público, en la prestigiosa Graduate School of Design de Harvard, en la cual más tarde participaría como jurado en algunos eventos de la institución. A principios del año 2003 fundó, con su colega Alejandro Alarcón Fierro, el despacho de arquitectura Perro Rojo.

Una de las obras más icónicas de esta firma es la llamada “Casa Negra”. Este espacio habitacional está conformado por una estructura de bloques montada sobre una base tubular elevada, habitáculo que fue pensado para una persona que busca vivir rodeada de naturaleza. El diseño, pensado como una cámara fotográfica, se complementa con un enorme ventanal que permite la total visibilidad de buena parte de la Ciudad de México.[2]

En 2004 logró obtener la beca Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México (FONCA); es a partir del año 2006 que arrancó su propio proyecto, trabajando de manera independiente en el Taller Frida Escobedo. Esta firma ha estado vigente por más de 15 años, siendo el eje a partir del cual Frida genera diversas facetas de su actividad profesional, las cuales se han enfocado en la reactivación de espacios urbanos residuales u olvidados, vivienda mínima, así como pabellones e instalaciones museográficas.

Para el año 2008, Frida fue seleccionada por el despacho suizo Herzog & De Meuron para formar parte del proyecto Ordos 100 Models para diseñar una de las villas personalizadas que conforman este desarrollo en la región desértica de Mongolia Interior (China). La iniciativa fue patrocinada por los organismos culturales de la ciudad y financiada por la empresa JIang Yuan Water Engineering Ltd.[3]

Ya en 2009 Frida obtuvo el Young Architects Forum, premio otorgado por la Architectural Association de Nueva York, uno de los reconocimientos más importantes para el gremio. Un año después fue ganadora de la beca “Arq. Marcelo Zambrano”, la cual es otorgada año con año por la empresa regiomontana CEMEX, y en la cual se busca impulsar a jóvenes mexicanos para cursar estudios de posgrado en las universidades de mayor prestigio internacional.[4]

En 2010 recibió su primer gran trabajo público, la restauración de La Tallera de Siqueiros. Este edificio fue creado en el año de 1965 por el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, y también fue su casa durante la última década de su vida; la construcción está ubicada en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. Dicho proyecto fue primordialmente de renovación y sustentabilidad, destacando la elevada interacción arquitectónica entre lo moderno y lo tradicional.

“Era una casa realizada en el tiempo, con añadiduras. Había que darle una unidad para que se sintiera como un museo en el sentido más institucional. La prueba fue abrir su patio con murales y transformar parte de la propiedad privada en pública. Siqueiros creía que el arte tenía que ser público, (era) un muralista clásico. La obra se inició justo en la mitad de mi maestría. Fue un buen balance, un recordatorio de cómo se hacen las cosas.”[5]

En ese mismo año, la arquitecta trabajó en el Pabellón del Museo Experimental El Eco, el cual a la postre se convertiría en uno de sus grandes proyectos.

Para el año 2012, parte de su trabajo fue seleccionado para presentarse en el Pabellón Mexicano en la Bienal de Arquitectura de Venecia y en el Mission Cultural Center for Latino Arts, en San Francisco, California.[6]

En 2013, fue seleccionada como una de las tres finalistas para el programa de Arquitectura en la Iniciativa de Arte Rolex Mentor and Protégé Arts y fue propuesta para el Premio Internacional arcVision Women and Architecture, creado por el Grupo Italcementi y para el Premio Internacional Iakov Chernikhov para Jóvenes Arquitectos.[7] En 2014, fue seleccionada como finalista para los Diseños del Año en el Design Museum de Londres y nominada para el Mies Crown Hall Americas Prize del Illinois Institute of Technology. En este mismo año, se hizo acreedora al Premio de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo IX BIAU, en Rosario, Argentina, por el proyecto La Tallera Siqueiros.

El año 2015 fue muy importante para la carrera de Escobedo, ya que participó en un evento de la talla de la Trienal de Arquitectura de Lisboa y fue elegida por un jurado de expertos del Museo Victoria & Albert de Londres para realizar una yuxtaposición montada en el Jardín John Madejsky. El concepto se inspiró en la antigua ciudad de Tenochtitlán.

La arquitecta mexicana ganó el Premio AR Emerging Architecture 2016 que otorga la revista británica Architectural Review, nuevamente, por la transformación de La Tallera Siqueiros. En 2017, recibió el premio Emerging Voices Award otorgado por la Architectural League of New York.

Frida fue elegida por la Serpentine Gallery de Londres para diseñar el Serpentine Pavilion 2018, el cual fue sede del evento anual de artes Park Nights, en los Jardines de Kensington. Dicho trabajo estuvo inspirado en un patio interior mexicano.[8]

     "La personalidad de Frida Escobedo es como su arquitectura: difícil de etiquetar, de definir, de encasillar. Las propuestas arquitectónicas realizadas por esta joven mexicana van más allá de cualquier rigor estilístico, espacial y tipológico, y son resultado de una experimentación con elementos materiales, signos y sensaciones, derivados de la mixtura entre la modernidad y la tradición popular.  Los espacios creados por Escobedo bien podrían interpretarse como casuales, aunque también causales de sin número de interpretaciones lúdicas. Reconoce que ser joven, arquitecta, mujer y mexicana, es complejo en este mundo competitivo.

     “Para ella, diseñar y edificar va más allá de los cánones estilísticos, por eso, ella diseña lo que le atrae, por pequeño que sea, considerando además que lo importante, no necesariamente es el resultado, sino el proceso creativo. Esta manera de hacer arquitectura se refleja en la arquitectura misma, al ser la experiencia estética la protagonista de sus construcciones.” [9]

También puedes consultar más de sus obras en www.fridaescobedo.com

 

[1] Cano Ruiz, Pedro José, “¿Qué es la arquitectura”, en: www.uic.mx

[2] Arana López, Gladys, “Un día, una arquitecta. Frida Escobedo 1979”, 20 de febrero 2016, en undiaunaarquitecta.wordpress.com

[3] García Barba, Federico (octubre 26, 2014), “Ordos 100. Arquitectura para autistas”, en www.arquiscopio.com

[4] premioobrascemex.com

[5] Cita extraída de: Nasimbera, Celeste, “Gabinete de curiosidades. La arquitectura, la tradición y la contemporaneidad según Frida Escobedo”, 1 de agosto de 2021, en www.lofficiel.com.ar

[6] “Jueves de CCAU: Frida Escobedo | Arquitectura de desigualdad”, en  www.archdaily.mx

[7] www.sitsa.com.mx y www.metalocus.es

[8] Redacción Obras, “Esta arquitecta mexicana diseñará el pabellón de Serpentine Gallery”, febrero 8, 2018, en obras.expansion.mx

[9] Arana, ibid.