Conexiones 365

La arquitectura social de las ganadoras del Premio Pritzker

2021-01-14 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
arquitectura, pritzker

Las arquitectas irlandesas diseñan inmuebles en donde se logra la convivencia armónica entre los usuarios.

El año pasado, el Premio Pritzker, por primera vez desde que comenzó en 1979, se otorgó a un dúo de arquitectas: Yvonne Farrell y Shelley McNamara, quienes también son las primeras ciudadanas irlandesas en obtener el galardón. Su principal contribución es crear entornos que responden a la colaboración y las relaciones sociales.

Pero también, otra de las características del trabajo de las fundadoras del despacho Grafton Architects, en Dublín, Irlanda, es crear entornos que se bañan con la cantidad correcta de luz y sombras en los momentos precisos.

Para este fin, se sirven de elementos geométricos en las ventanas que juegan con la iluminación natural, con lo cual se favorece la armonía en los interiores, así como el diseño de elementos pétreos que convergen en formas que permiten el fácil desplazamiento de los usuarios en los edificios.

Martha Thorne, directora ejecutiva del Premio Pritzker y decana en la IE University, en Madrid, presentó la ceremonia de premiación que esta vez, a causa de la pandemia por el COVID-19, se realizó de manera remota.

Tom Pritzker, presidente de Hyatt Foudation, señala que “la pandemia ha afirmado que la importancia de lo humano es el aspecto social. El premio se basa en la noción de que la arquitectura debe servir a las personas para quienes se construye la obra, debe satisfacer sus necesidades de resistencia, comodidad y deleite de los usuarios.”

En este sentido, las ganadoras del Pritzker este año, “Yvonne Farrell y Shelley McNamara, han demostrado, ante todo, que la amistad, la socialización y la asociación son la fuente de los ideales humanos a los que se dedica su obra”, expresó.

En su mensaje, Yvonne Farrell, expuso que la arquitectura es un arte antiguo que necesita de nosotros para continuar y transformarse, por lo tanto, el arquitecto tiene una gran responsabilidad con el planeta para agregar belleza en los espacios que diseña y ser eficientes con los recursos y materiales que utiliza.

Afirmó que recientemente, le pidieron que escribiera una carta a un joven arquitecto, y mientras estaba en Trinity College Dublin, le envió lo siguiente:

“Hay muchos tipos de arquitectos, conviértete en el mejor que tú mismo podrías ser. El mundo es un lugar hermoso y sorprendente. Mira a tu alrededor y mira cuán maravilloso y ordinario es. Tú eres privilegiado al ser entrenado como arquitecto. Compártelo, da tu talento y tiempo, enriquece a la sociedad. La gente confía en ti para transformar sus necesidades y sueños en un espacio real. Haz lo mejor”.

social,

Por su parte, Shelley McNamara, al estar en una sala de la biblioteca del Trinity College Dublin, comentó: “Elegimos esta sala para que pudiéramos celebrar el poder de la arquitectura, aquí en nuestra propia ciudad, para que nos sintiéramos parte de un orden mayor que, por supuesto, es una de las funciones de la arquitectura”. Recordó que con este escenario regresan a la época de Alberti, el gran humanista del siglo XV que veía la arquitectura como la infraestructura de la vida civilizada.  “Esta crisis del cambio climático y la pandemia nos hace pensar en los obsequios de la naturaleza: luz, aire, agua, sol, viento, sombra, tierra y plantas; estos son nuestros recursos, nuestros materiales como arquitecto y exigen respeto, cuidado y amor”, destaca McNamara. La vocación de Farrell y McNamara también está marcada con la docencia, pues son profesoras en la Accademia d'Archittettura, Mendrisio, Suiza; además, ocuparon la cátedra Kenzo Tange, en GSD Harvard, así como la cátedra Louis Kahn en la Universidad de Yale. 

La obra de ambas arquitectas en Grafton Architects abarca proyectos en Irlanda, como: la Universidad de Limerick; el departamento de Ingeniería Mecánica y de Fabricación, en el Trinity College; las oficinas cívicas de Dunshaughlin; el Instituto Urbano de Irlanda (UCD) en la University College; así como el Departamento de Finanzas, en Dublín.

A nivel internacional, la firma ha realizado proyectos como: la Escuela de Economía de Touluse; el Institut Mines-Télécom, en París; el Campus UTEC, en Lima; así como la Escuela de Economía de Londres y la Universidad de Arkansas, que se encuentran en construcción.

Este año, Grafton Architects también fue galardonado con la Royal Gold Medal, otorgada por el Royal Institute of British Architects, y con la Medalla Gandon del Royal Institute of Architects of Ireland (RIAI) a la Trayectoria en Arquitectura en 2020. Otras preseas que ha recibido el despacho son: la Medalla de Oro RIAI, por la obra de la Universidad Bocconi, en Milán, en 2019; el RIBA International Inaugural Premio por el proyecto para la UTEC, en 2016. El premio inaugural del World Building of the Year en el World Architecture Festival por el proyecto de la Universidad Bocconi, en 2008, entre otros.  

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.