Conexiones 365

PLATICANDO CON | Selene Velázquez - Fundadora y Directora - Restāurika

2021-03-31 Conexion Expo CIHAC
selene velazquez,

@Restaurika

Sabemos que la perspectiva del mundo en general ha cambiado, por ello en esta entrega de “Platicando con” entrevistamos a Selene Velázquez, Fundadora y Directora de Restāurika®. Originaria de la ciudad de Monterrey, es Maestra en Restauración de Sitios y Monumentos por la Universidad de Guanajuato y Arquitecta por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Es Miembro Capitular de la Academia Nacional de Arquitectura, capítulo Monterrey. Pertenece a la Red de Patrimonio Histórico + Cultural Iberoamericano invitada por la UNAM. Cuenta con obra de arquitectura contemporánea y participa en la dirección, coordinación y ejecución de proyectos de restauración de bienes muebles e inmuebles, a la vez que lleva el registro arquitectónico y fotográfico en todas las fases de la obra. Ha impartido clase de Historia de la arquitectura en la Universidad de Guanajuato, además de ser conferencista invitada en distintas universidades del país.

Fue reconocida con la medalla "Celso Garza Guajardo" por el Colegio de Cronistas e Historiadores en el Congreso del estado de Nuevo León, por el trabajo de restauración y difusión del patrimonio cultural del noreste. Ha dictado conferencias sobre conservación y restauración de manera presencial y a distancia en Europa y América Latina. Desde hace 21 años documenta e investiga la arquitectura vernácula del estado de Nuevo León en la cual ha realizado importantes hallazgos, tanto en el Templo de Nuestra Señora de los Dolores, como en el inmueble civil más antiguo de la ciudad de Monterrey, la Casa del Campesino. Ha participado en la investigación y documentación fotográfica en distintos libros sobre arquitectura norestense.

Actualmente estudia el doctorado en Historia y Estudios Humanísticos enfocado en la arquitectura vernácula del Valle de las Salinas en la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla, España.

 ¿Cómo te definirías?

Soy una norestense a la que le encanta viajar y conocer nuevos territorios. Soy acumuladora de imágenes, me gusta observar y registrar todo y a partir de ahí aprender.

¿Cómo descubriste que querías estar en el mundo de la arquitectura y diseño?

Desde niña solía jugar con ladrillos de milpa que había en el patio de mis papás, los unía con tierra y me encantaba. Pero realmente fue al crecer que comencé a conocer y comprender la arquitectura norestense lo que hizo que me decidiera por ser arquitecta.

 ¿Qué significa la arquitectura para ti?

Siglos de conocimiento heredado. La arquitectura es la acción de poder transformar el entorno, crear un lugar de resguardo, descanso y comunidad a partir de los recursos que tenemos a la mano. Es por ello que la arquitectura vernácula me es tan apasionante e indispensable en todo el mundo. Es una fuente de riqueza y es la memoria edificada de quienes nos antecedieron.

¿Cuál es tu fuente de inspiración?

El noreste mexicano. Las herencias culturales son riquísimas, la gente, el desierto, las montañas, las cascadas, los veneros, los colores del noreste. Acá, encuentras muchos tipos de ecosistemas y arquitectura que refleja su contexto inmediato, mi fuente de inspiración es el noreste, siempre.

 ¿Si no fueras arquitecto, que hubieras escogido ser?

Uy, sería médica sin pensarlo, especializada en traumatología y sino, periodista.

¿Cuáles consideras son tus herramientas inseparables de trabajo?

Mi Nikon y los bisturíes.

¿Con quién te gustaría trabajar y todavía no lo has hecho?

Con maestros caleros de las comunidades del noreste.

 ¿Cuál es el proyecto que más valoras y por qué?

Todos son parte de mi vida y de la historia de Restāurika, cada uno de ellos es valioso por todo el aprendizaje que hemos tenido durante su desarrollo, pero, la investigación y restauración del Templo de Nuestra Señora de los Dolores en Monterrey, es uno de mis proyectos de vida, engloba no solo la arquitectura con sistemas constructivos tradicionales del noreste (sillares de caliche y ladrillos de milpa), sino que además, es la fusión de sistemas constructivos ancestrales (como las ollas de barro de la cúpula y la bóveda del coro), con sistemas modernos del siglo XX, como los apoyos de acero para sostener la losa de entrepiso del soto coro, los campanarios y los gajos que conforman la cúpula. Además de los más de cuatro mil metros cuadrados de pintura mural al óleo en sus dos etapas y muchos hallazgos más que estamos por develar.

¿Cuáles fueron los principales retos de este proyecto y como los superaste?

La logística siempre es uno de los retos de cada proyecto y más en uno como Dolores. ¿Con paciencia? Porque sí, la paciencia es indispensable sobre todo en proyectos de restauración, ya que los tiempos son distintos a diferencia de una obra de arquitectura contemporánea.

¿Por qué decidiste fundar Restāurika?

Restāurika es una idea que nació mucho antes de ponerle nombre, esa idea al nombrarla, fue tomando forma y me ha ayudado a materializar todo lo que quiero hacer en cuanto a la conservación, restauración y difusión de las herencias culturales materiales e inmateriales del noreste mexicano.

¿Cuál ha sido el principal reto que ha enfrentado el despacho?

Dar a conocer la arquitectura norestense dentro del país y fuera de él y que no solo desde afuera se valore toda la riqueza que tenemos, sino que, desde adentro, como norestenses aprendamos a observar y leer nuestras herencias culturales: bien dicen que, para querer, hay que conocer, y para conservar, hay que valorar, es por ello que el principal reto es seguir difundiendo nuestras herencias culturales materiales e inmateriales.

¿Por qué se caracteriza Restāurika?

Por la difusión que hacemos del trabajo y las investigaciones que realizamos, no solo en las redes sociales, sino en conferencias y recorridos. Procuramos siempre que la información que transmitimos sea clara para cualquier persona, desde niños hasta personas mayores con o sin grados académicos. Buscamos generar un diálogo y, sobre todo, hacer comunidad, además de aprender de quienes nos siguen. No creemos en hablarle siempre a los mismos desde la academia, ya que se puede caer en un círculo vicioso que no abone en una difusión o conservación real.

¿Qué viene para Restāurika?

¡Mucho trabajo de campo! Viene una investigación llena de color para el noreste mexicano, y sobre todo, talleres y más proyectos de restauración y conservación.

¿Cuál es tu consejo para la industria en este momento?

Que volteen a ver de una manera sustentable a los materiales regionales, seguir importando placas de mármol del extranjero, o acabados lejanos al sitio en donde se realiza una construcción o restauración impacta en la huella de carbono de manera terrible, ¿por qué no aprender de la arquitectura regional y a partir de ahí crear nuevos lenguajes arquitectónicos y/o utilizar materiales cercanos

¿Cuál consideras es el nuevo rol de la arquitectura y construcción ante los cambios debido a la pandemia?

Reutilizar lo construido, vaya, no es gratuito el Pritzker a Lacaton y Vasall. Pero además de esas enormes construcciones que ellos han reutilizado, debemos voltear a ver las pequeñas casas de los centros históricos y adecuarlas una vez más a un nuevo uso, y es que, si somos observadores, en esas construcciones tenemos más del 60? la edificación casi lista: cimentación, muros, y en caso de que falte la cubierta, pues nada, a ponerle otra. Se puede dotar de una segunda o tercera (o cuarta o décima) oportunidad a las construcciones que estaban ahí antes que nosotros, las cuales, por cierto, estaban hechas para durar. Hay que dejar de ser egoístas y pensar que vamos a salir de las escuelas de arquitectura a hacer solo grandes torres en las ciudades o casonas en las montañas, sin tomar en cuenta toda la arquitectura que hicieron quienes nos antecedieron. Debemos dejar el ego de lado para poder crear mejores ciudades a partir de lo que ya existe en lugar de hacer una tabula rasa.

¿Cómo consideras que la arquitectura ayuda a tener una mejor calidad de vida?

La arquitectura puede coadyuvar en lograr una mejor calidad de vida si el espacio donde habitamos es térmico, está bien ventilado y los espacios son dignos. ¿Han pensado qué sucedería si se requiere de repente estar en silla de ruedas o en muletas en su hogar? ¿Podrían habitarlo? Como arquitectos debemos lograr un espacio para el bienestar de los ciudadanos en general y no solo de quienes habitarán los inmuebles, sean estos casas habitación, teatros, cines, clínicas y más , sino que debemos ver por el bienestar de las ciudades, porque sin una buena arquitectura no hay ciudad, sino caos y entonces la calidad de vida se viene abajo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.