Conexiones 365

7 ideas para un diseño biofílico

2021-02-05 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
diseño biofilico,

Incorporar la vegetación, luz natural y aire en el interior de un inmueble puede ayudar a mejorar la conexión de las personas con la naturaleza.

Vivir en medio de la naturaleza no siempre es posible, sin embargo, podemos crear entornos interiores que sean más cercanos a un ambiente natural en el que podamos convivir de una manera más relajada.

Actualmente, la paz y la alegría son conceptos que tratamos de incluir para tener una mejor calidad de vida, y el diseño biofílico puede aportar bastante al respecto, ya que se centra en el amor a la vida y a lo vivo, a la integración y conexión de elementos naturales con nosotros, porque más allá de la sustentabilidad, los elementos naturales crean sensaciones positivas para los usuarios de cada espacio.

En este sentido, algunos elementos que podríamos considerar para lograr un diseño interior biofílico son los siguientes: 

1- Vegetación: Aunque generalmente las personas piensan que lo mejor es colocar plantas en un jardín fuera de la casa, también podemos incluir algunas macetas en el interior, sobre todo, las que no emitan polen para evitar alergias y que brinden oxígeno, por ejemplo: sábila, hiedra, palmas pequeñas, lengua de tigre, espatifilo o cuna de Moisés, así como bambú.

Este tipo de vegetación tiene la ventaja, además, de que no requiere demasiada agua para sobrevivir.

En las salas es más común poner plantas, pero en el comedor también trae una buena conexión para estar más relajados, así como en el baño, en un área de estudio o de trabajo, sobre todo ahora que el home office ha sido necesario. Pero no solamente es posible poner macetas, sino también algunos muros verdes que se pueden complementar con efectos de luz y fuentes.

2- Mobiliarios y accesorios: Para los muebles, el material más buscado es aún la madera: puede ser en comedores, mesas, repisas, en cocinas, algunas salas. La madera posee una gran nobleza, pues al ser tallada permite crear estilos clásicos, rústicos o modernos. Así que, en cualquier tipo de diseño, se verá muy bien.

El bambú es otro material que es tendencia en salas y accesorios como lámparas, ya que es muy duradero y además se puede recuperar de manera rápida en los sembradíos, porque, aunque requiere de unos seis o siete años para desarrollar sus raíces, después su tallo puede crecer rápidamente.

La piedra también se ocupa en salas, baños y, por supuesto, en cocinas, donde el constante uso requiere de materiales muy resistentes y duraderos.

Mediante la arquitectura orgánica, por ejemplo, el arquitecto Javier Senosiain ha creado algunos diseños con ferrocemento, no solamente para exteriores, sino también para salas y recámaras que se fusionan con la vegetación para lograr espacios como salidos de un cuento, con figuras semejantes a la naturaleza: árboles, flores y animales.

3- Colores: Las combinaciones de los colores en el diseño interior de un inmueble dependen de cada estilo particular, pero en el diseño biofílico responden a la representación de la naturaleza, por lo que puede ser una mezcla de tonos de la tierra: café, amarillo claro, terracota y beige. O también pueden ser una temática que muestre algo más fresco mediante matices verdes, azul turquesa o azul cielo.

El utilizar estos colores hará más llamativos los lugares, además de que los fusiona con los mobiliarios y la vegetación.

diseño interior,

4- El agua: Es parte indispensable en la vida, por ello no puede faltar en el diseño biofílico. Una pequeña fuente en una sala realza el espacio y además puede ser muy relajante el sonido del agua cuando fluye, por ejemplo, en un estilo de residencia que tenga toques orientales.

En una oficina también pueden ser muy armoniosos estos detalles con fuentes que simulan una cascada.

5- Aire: Por supuesto, no podemos dejar de lado el aire, que hoy es más valorado por la humanidad, por lo que es necesario contar con ventilación natural y, en algunos casos, agregar equipos que limpien el aire de partículas contaminantes.   

6- Luz y sombra: La iluminación natural es otro aspecto que debe integrarse en el diseño interior, pues algunos mobiliarios se pueden colocar en las áreas en donde haya más luz solar cuando se requiere un momento de descanso, pero también los grandes ventanales permiten un enlace con el ambiente exterior, lo cual es muy benéfico para el estado emocional del ser humano.

También hay que considerar las zonas donde hay sombra, por ejemplo, para poner la vegetación que no requiera los rayos directos del Sol.

Para mejorar la conexión natural con la luz y la oscuridad, existen persianas automáticas que se abren o cierran de acuerdo con la cantidad de iluminación que se va requiriendo a lo largo del día.

7- Espacios para los animales. Hoy en día muchas personas tienen mascotas, por lo que el enlace con éstas debe darse de manera que no sea invasiva para ninguna de las dos partes. Delimitar los entornos con los elementos necesarios para que el perro, gato, los peces u otra mascota, pueda comer, dormir y desarrollar algunas actividades, esto permitirá una convivencia más agradable.

Estos elementos pueden considerarse en general, en el diseño interior de edificios residenciales, oficinas y algunos inmuebles de otros segmentos como la hospitalidad para lograr una mejor conexión natural.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.