Conexiones 365

Bambú, el acero vegetal para la edificación

2021-04-06 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
portada bambu,

Bambuterra

El bambú y la madera permiten crear espacios con mayor confort térmico para los usuarios.

¿Te gustaría vivir en la “casita del árbol”? Estar ahí durante horas, sintiendo esa relajante intimidad, al integrarte en un concepto natural, como si fueras un pájaro que se mantiene abrigado o fresco… a salvo.

Hoy más que nunca queremos vivir en un entorno que nos haga felices, pero también buscamos que nuestra comodidad no provoque mayores daños al medio ambiente. En esa búsqueda de integración de nuestro hábitat con la naturaleza, las viviendas de bambú y de madera son una opción que podemos considerar. Aquí te mencionamos algunas de sus propiedades y ventajas.

Datos relevantes del bambú

  • El bambú es una planta milenaria de la familia de las gramíneas. Algunos tipos son herbáceos y otros, leñosos.
  • Crece en áreas tropicales y subtropicales.
  • 1 hasta 60 metros, es la altura del bambú.
  • 75 géneros de bambú existen en el mundo.
  • 1,700 especies de bambú hay en el planeta.
  • 7 años tarda para formar sus raíces y emerger del suelo.
  • 6 meses, después de que surge de la tierra, puede crecer hasta 30 metros.
  • 1 metro en 1 día: así es posible que se desarrolle la especie del bambú Phyllostachys bambousoïdes.

Ventajas sustentables del bambú

El bambú ayuda a limpiar el aire, ya que capta hasta 20 toneladas de bióxido de carbono por hectárea, al año. Asimismo, los bosques de bambú impiden la evaporación de los ríos y permiten la filtración de aguas al subsuelo, por lo que pueden favorecer los sitios donde se observa erosión. También facilita el tratamiento de aguas negras.

Debido a que los tallos del bambú no se cortan desde la raíz, se dan los rebrotes rápidamente y así continúa su desarrollo de una manera sustentable.

Beneficios de la construcción con madera

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), algunos de los beneficios de la construcción de viviendas con madera son los siguientes:

  • Poco peso, lo que se traduce en tener cimentaciones de bajo costo.
  • Alta resistencia a los movimientos sísmicos.
  • Confort térmico y acústico, al ser un material poroso.
  • Se puede adecuar a las condiciones bioclimáticas del lugar donde se construya.
  • Las vetas y texturas de la madera proporcionan mayor belleza y calidez en el diseño.
  • La ligereza de la madera permite su fácil transportación y, por lo tanto, se logran menores costos en este sentido.
  • Reducción del costo de construcción de 15 a 20%, comparado con los sistemas tradicionales.
  • Al ser un sistema de edificación más rápido, se alcanzan ahorros económicos.
  • La madera tiene una alta resistencia mecánica para su reducido peso, si se le confronta con otros materiales de construcción.

Desventajas

La madera presenta propiedades físicas limitantes, ya que, al ser un material higroscópico, absorbe la humedad y puede hincharse y deformarse; sin embargo, existen diversos tratamientos para mitigar este aspecto, por ejemplo, con la aplicación de barnices antipolilla y recubrimientos especiales que, inclusive, son retardantes al fuego.

Tecnología para la edificación con bambú

En México, empresas como Bambuterra se han comprometido con la edificación de viviendas con bambú.

Bambuterra creó el sistema de construcción BiBa®, el cual consta de Biopanel®, que son paneles modulares prefabricados y Bambulosa®, que se refiere a la construcción de losas con módulos prefabricados formados por vigas preesforzadas de bambú y elementos de acero.

Este sistema cumple con altos estándares ambientales y bioclimáticos, cuenta con Declaraciones Ambientales de Producto (DAP), y debido a su manera de edificar y su fácil montaje, reduce considerablemente los impactos al ambiente, comparado con una construcción habitual.

Verónica Correa Giraldo, directora general de Bambuterra, destaca que están haciendo un análisis en el cual se ha mostrado que “al construir con el sistema BiBa® se genera, en términos de calentamiento global, una emisión de gases de efecto invernadero que va del 2 al 20%, comparado con viviendas construidas con elementos de cemento”.

Resistencia en las casas hechas con bambú

El bambú es considerado como el acero vegetal por sus propiedades de resistencia, al ofrecer seguridad ante sismos y huracanes.

Mediante diversas pruebas, se ha demostrado que, en caso de temblores, presenta pocos daños, lo que significa que son estructuralmente resilientes.

Verónica Correa expone que el sistema Bambulosa tiene la solicitud de patente MX/a/2015/001287; PCT(WO 2026/122302 A1) en México; así como las patentes asignadas: 15119154, en Estados Unidos, y NC2017/0007353 en Colombia. 

En México, la nueva Norma Mexicana (NMX) de diseño y construcción con bambú es un asunto en el cual actualmente se trabaja y pretende ser una de las más exigentes normas a nivel internacional.

Bambulosa consta de vigas de bambú preesforzadas con acero que se disponen de manera paralela para recibir cubiertas de acabado, que pueden ser estructurales, de diferentes materiales como madera o concreto. Este sistema prefabricado ofrece una resistencia igual o superior que las losas convencionales de acero o concreto reforzado (o preesforzado).

En cuanto al sistema Biopanel®, resiste la carga vertical y las acciones dinámicas horizontales, causadas por terremotos o por viento, de acuerdo con los estándares actuales de diseño estructural y de construcción. Además, para este tipo de edificación se ocupan elementos endémicos como la tierra y la paja, aunados con otros productos como cal, para formar paredes.

Suficiente bambú para la edificación

De acuerdo con Bambuterra, en el planeta se presenta un crecimiento de 39 millones de hectáreas de bambú. Tan sólo Asia y América Latina cuentan con 12 millones de hectáreas, cada uno.  

En México se registra un crecimiento de 8,000 hectáreas con 54 especies de bambú. Aunque esta planta se da principalmente en Quintana Roo, Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla, en casi todo el país es posible encontrarla, a excepción de Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Sonora, Aguascalientes y Chihuahua. De esta manera, la reproducción del bambú permite que sea una alternativa sustentable y sostenible para la edificación.

Oportunidades para la edificación con bambú y madera

En México el rezago de vivienda es de aproximadamente 9.4 millones de unidades, según la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), y, regularmente se atiende a la parte urbana y se deja la vivienda rural más abandonada.

La facilidad y rapidez con la que se edifican las casas de bambú o madera, representan una oportunidad de colaboración para los pobladores de una región, además tienen un costo competitivo. 

Para las áreas alejadas de las ciudades, la madera, igualmente, significa una alternativa bastante factible, ya que la edificación con este material es más ágil y responde, muchas veces, a los usos y costumbres de algunos pueblos.

Bambuterra ha buscado impulsar la capacitación para desarrollar las viviendas con bambú mediante talleres que ofrecen en algunas comunidades, así como cursos y colaboraciones con diversos organismos, tanto de México como de otros países.

Verónica Correa menciona que, si se crearan más casas con bambú, para el 2040 el 20? la población podría tener su vivienda, sobre todo, en zonas más vulnerables.

  • Para construir una casa (promedio) de bambú se ocupan 75 tallos de dicha planta.
  • Una hectárea cuenta con 10,800 tallos de bambú. Se pueden aprovechar 3,240 tallos anualmente.
  • De una hectárea de bambú se podrían hacer 43 viviendas, anualmente.
  • 8,000 hectáreas de bambú en México representan 344,000 casas al año.

*Datos: BambuTec y Bambuterra

Además de la oportunidad que se presenta en las localidades rurales, en realidad las posibilidades de aplicación son muchas, pues actualmente residencias de alto nivel cuentan con espacios hechos con bambú y madera, así como en hoteles y en clínicas se utilizan estas materias primas.

Cabe mencionar que tanto la madera como el bambú tienen diversos usos, por ejemplo, para mobiliarios, accesorios, pellets, instrumentos musicales, e incluso, el bambú puede ser ocupado para biomasa, jardinería, fibras, cerveza, hilo, celulosa, cosméticos y hasta comida.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.