Conexiones 365

El diseño interior se inclina por lo natural y las nuevas tecnologías

2021-02-23 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
diseño de interiores, tendencias

El diseño interior busca ahora estimular todos los sentidos mediante aromas, colores, texturas e incluso, sabores.

Quién iba a imaginar en 1985 que el futuro —nuestro presente— en el diseño de interiores tendría una fusión entre lo natural y lo más avanzado de la tecnología. Esto es lo que estamos viendo y hacia allá va la tendencia.

En este momento existe una preocupación por la sustentabilidad, por cuidar el ambiente, esto también incide en lograr una sensación de tranquilidad para los habitantes o usuarios de un inmueble. De este modo se han integrado conceptos verdes a los ambientes, así como elementos que buscan el confort mediante el apoyo de la tecnología y la automatización.

El diseño interior está retomando aspectos de varias áreas precisamente para lograr los espacios más adecuados para las personas.

El arquitecto Carlos Carreño, socio de BCA Taller de Diseño, considera que “actualmente se piensa menos en estilos y más en influencias o tendencias; existe un riesgo al considerar éstos como punto de partida al diseñar, ya que podríamos forzar a las personas a tolerar ambientes sólo porque están de moda y no porque realmente enriquezcamos la calidad de vida en ellos”.

Asimismo, ahora nos hemos dado cuenta que los requerimientos para vivir pueden ser muy básicos, así que no se trata de buscar accesorios o mobiliarios rebuscados.

“Las influencias más fuertes que yo veo en la industria del interiorismo tienen que ver con la naturalidad y el sentimiento de armonía. La mayoría de las empresas están creando productos con mayor sinceridad, dejando a un lado lo trivial, lo innecesario y lo superfluo. Todo parece indicar que el objetivo es estimular con mayor fuerza otros sentidos a través de texturas naturales, olores y contrastes”, comenta Carlos Carreño.

Adicionalmente, tenemos el desafío que nos ha impuesto el SARS-CoV-2, por lo que los espacios interiores están modificándose conforme se han cambiado nuestros hábitos.

Acerca de lo que debe considerar un diseñador de interiores al elegir los accesorios para una residencia, el arquitecto explica que la emergencia sanitaria ha hecho que estemos más apegados a nuestros hogares y se habla de una revolución del bienestar.

“Tanto el mobiliario como los accesorios están sufriendo un cambio gradual al cuestionar su función dentro del espacio, sumado a la ‘revolución digital’ que atravesamos y a los avances tecnológicos. La integración de la nanotecnología en los materiales, el internet y la biotecnología serán cada vez más explotadas por las principales marcas del sector”, señala.

Una de las innovaciones que podemos ver con la nanotecnología es la creación de recubrimientos para superficies de mobiliario de cocina o en puertas, el cual presenta características especiales como su fácil limpieza y sus propiedades antibacterianas.

Hoy en día los accesorios o mobiliario flexible, que cumple dos o más funciones, puede adaptarse con mayor facilidad a las nuevas características espaciales que requerimos. También, Carreño menciona que la integración de la luz led ya predomina en los muebles y será una tendencia para los próximos años.

En este sentido, vemos accesorios y mobiliarios en baños, recámaras, en los pasillos y escaleras en donde se emplean estas adaptaciones con led.

¿Y cuáles serán los materiales que preferirán los diseñadores para sus proyectos durante este año?, el socio de BCA Taller de Diseño expone: “Debemos considerar que el principal juego que se propone actualmente es por medio de la sensación táctil del material y no tanto de su tono. Veo al material como el principal elemento para enfatizar los espacios, ya sea en un mueble, piso, plafón o muro, cargando a la atmósfera de un protagonismo y provocando un impacto a las personas que lo habitan, debido al contraste muy marcado en vetas, mezcla de texturas y colores”.

De esta manera, observamos que el aspecto sensorial es muy importante hoy en día porque la percepción de los espacios permite que nuestra estancia en un lugar sea más confortable.

“Los elementos que conforman el interior están cambiando y han dejado de cumplir una sola función, hoy debemos pensar en elementos flexibles que se transformen acorde con las necesidades de cada individuo. No debemos olvidar que lograr espacios visualmente atractivos no es la finalidad única, se deben crear espacios que estimulen otros sentidos a través de aromas, texturas, sonidos y por qué no, sabores”, concluye Carlos Carreño.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.