Conexiones 365

Una alternativa de movilidad en el Valle de México

2021-01-25 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
movilidad, salud,

El Tren Suburbano recibió una certificación internacional de AENOR por sus medidas sanitarias ante el SARS-CoV-2.

La movilidad es uno de los principales retos de infraestructura en las metrópolis, y en la Ciudad de México el Tren Suburbano ha sido una de las grandes propuestas frente a esta necesidad, además de que en esta época de pandemia ha integrado medidas de higiene adicionales por lo que ha sido reconocido.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C.(IMCO), con datos de la encuesta Origen Destino de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), diariamente seis millones de personas utilizan el transporte público en esta área del país, por lo que se han implementado diversas maneras para mejorar la conectividad y desplazar a la población, especialmente a quienes radican en el Estado de México, pero trabajan en la Ciudad de México o viceversa.

Hace 12 años no imaginamos que podríamos recorrer en aproximadamente 25 minutos el tramo de 27 kilómetros, de Buenavista, en la capital del país, hasta Cuautitlán, en el Estado de México. Ahora eso es posible gracias a uno de los transportes más modernos en México: el Tren Suburbano.

Esta alternativa de transporte reduce 80 % los tiempos de traslado, lo que significa dos horas menos en un viaje redondo al día, en esta zona.

Según la Encuesta de Satisfacción 2019, realizada por Sincronía Investigación S. C., y presentada por el Tren Suburbano, el servicio en este transporte obtuvo una calificación de 8.93, donde 28 ? los encuestados dio el puntaje más alto: 10.

Particularmente, una de las características que más reconocen los usuarios es la rapidez del tren, 80 ? los entrevistados destacó este atributo, seguido de la seguridad, el hecho de que está cerca de su lugar origen o destino, la comodidad de los vagones y que es práctico, útil y eficiente, entre otros aspectos.

A los entrevistados también les pareció adecuado el mantenimiento, la seguridad, limpieza e iluminación.

Este tren transportaba en días normales, antes de la pandemia, a alrededor de 195 mil usuarios al día. Al presentar los resultados del Tren Suburbano 2020, Max Noria, director de Comercialización de Ferrocarriles Suburbanos explicó que, durante casi 10 meses de contingencia, la afluencia de usuarios disminuyó en promedio cerca de 48 %, al comparar la cifra con la de 2019. Sin embargo, en la medida que las actividades se retomen, esperan que el número de pasajeros aumente. 

Al preocuparse por la salud de colaboradores y usuarios, el Tren Suburbano fue el primer transporte público masivo en México en recibir la certificación internacional por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), la cual reconoce su compromiso con la seguridad y el cuidado de la salud y avala cada uno de sus protocolos frente al COVID-19.

Para obtener esta distinción, se llevó a cabo una revisión rigurosa de los protocolos sanitarios que se implementaron en las instalaciones y los trenes con el fin de mitigar el virus SARS-CoV-2, al cumplir el compromiso con la salud pública ante la actual contingencia sanitaria.

En el Tren Suburbano mediante la elaboración del Protocolo de información de actividades COVID-19-KIT y su aplicación, se ha buscado prevenir contagios de dicho virus y operar de forma segura en cada área de trabajo y en las estaciones del tren, de esta manera se ha protegido a 286 colaboradores directos y aproximadamente 500 indirectos en las áreas administrativas y operativas del tren.

Asimismo, se han realizado pruebas serológicas de COVID-19, se desinfectan constantemente las instalaciones, zonas comunes, oficinas y elementos de trabajo. Además, se colocan contenedores para residuos peligrosos biológico-infecciosos y exclusivos para cubrebocas y guantes en áreas de trabajo y en todas las estaciones.

 A los colaboradores se les entregaron equipos de protección individual/personal (EPI), mismos que deben usar obligatoriamente.

Para el mejor flujo de las personas, se incluyó señalética para entrada y salida en los diversos espacios de trabajo.

También se fortalecieron los canales de comunicación hacia los usuarios para informar acerca de la pandemia y las medidas sanitarias, incluso se integró el Sistema para la Identificación de Contagios en Espacios Cerrados a través de QR o SMS.

Por otra parte, para lograr mayor vigilancia en los trenes e instalaciones en general, se cuenta con más de 500 cámaras de monitoreo y más de 150 elementos de seguridad.

Respecto a la parte sustentable, en el reporte del Tren Suburbano se indica que 80 ? su operación funciona con fuentes renovables; además, trataron más de 4.5 millones de litros de agua, los cuales se reutilizaron para la limpieza exterior de los trenes y 40 % para riego.

Cabe mencionar que, gracias al uso del tren, en meses previos a la pandemia, se redujo la utilización de 158,000 vehículos al día, con lo cual disminuyeron hasta 14 % las emisiones de dióxido de carbono y las partículas suspendidas.

Max Noria señaló: “continuaremos con compromiso de seguridad y mejora permanente de nuestro servicio, porque todos vamos en el mismo tren. Estamos preparados para lo que viene y juntos, con corresponsabilidad, seguiremos cuidándonos y cuidando a nuestros usuarios”.

De esta manera, el Tren Suburbano se posiciona como una alternativa de transporte que podría replicarse en otras áreas urbanas para facilitar la movilidad.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.