Conexiones 365

Certificaciones verdes aumentan plusvalía de inmuebles

2021-07-19 Verónica Cervantes, Grupo Expansión
certificaciones verdes para edificios

Arun Thomas, from Pexels

Para Carlos Hernández, gerente del Área de Especificaciones en Daikin en México, el retorno de la inversión es fundamental al implementar tecnologías eficientes.

 

Al construir y equipar los inmuebles con productos sustentables se logran certificaciones verdes como LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) y WELL, que aportan una mayor plusvalía a los edificios, lo que representa una ventaja para los propietarios o inversionistas.

LEED es una certificación que ha venido creciendo desde hace 12 o 13 años y está enfocada en la sustentabilidad de los inmuebles, mientras que WELL ha destacado en los últimos cinco años y está referida a los edificios que pudieran considerarse saludables, de esta manera, ambas certificaciones, que son voluntarias, permiten lograr espacios más agradables para vivir o trabajar en ellos, de acuerdo con Federico Carlos Hernández Chavarría, gerente del Área de Especificaciones en Daikin México.

Con estas certificaciones se puede incrementar la plusvalía de los inmuebles. “Con WELL, lo que se busca es tener un ambiente en donde se puede estar bien, y no solamente hablo de la parte de confort, sino también de contar con la certidumbre de la cuestión saludable, de estar en un ambiente que sea menos propicio para contagios o alguna situación de enfermedad; en el caso de LEED, puede incrementar la plusvalía simplemente por tener una certificación, desde un 20 hasta un 40 o 50%, al considerar el valor del inmueble como tal. Si nos enfocamos en los arrendamientos, para el arrendador representa igualmente algo súper importante, desde un 20 hasta un 50%”, expone Carlos Hernández.

Si se conjunta LEED con WELL el aumento de la plusvalía en un edificio podría ir hasta un 80% y obviamente esto se ve reflejado en que el usuario final está en un ambiente adecuado para su trabajo, ya sean oficinas, escuelas, gimnasios o centros comerciales, y lo que se busca es que la situación y la experiencia que tiene el usuario sean positivas, afirma en entrevista.

“Creo que (las) implicaciones de las certificaciones verdes, tendríamos que verlas, en mi opinión, desde el punto de vista social, económico, ambiental, porque si estamos pensando no solamente en LEED; (sino también) en la parte social, en las personas, yo creo que el impacto más importante que tienen es eso: que están referidos a un bienestar para las personas y entonces estamos conjugando dos factores importantes para el desarrollo de una región o de un país, que (son) la parte económica y la parte social, y esas serían las implicaciones más importantes que yo consideraría”, señala Carlos Hernández.

Las tecnologías de vanguardia ayudan a tener un edificio más sustentable y así alcanzar una certificación verde. En el caso del aire acondicionado, el gerente del Área de Especificaciones en Daikin México, comenta que las nuevas tecnologías tales como los motores que son electrónicamente conmutados, algunos ventiladores, compresores con tecnología inverter, refrigerantes amigables con el medio ambiente que requieren menor energía, sistemas con variador de frecuencia, sistemas de control, así como el diseño de los equipos pueden contribuir de una manera importante a reducir el uso de electricidad.

“Lo que pretendemos es disminuir el consumo de energía eléctrica y esto implica también una disminución de lo que llamaríamos una situación de capacidad demandada y, por ende, del impacto en la huella de carbono, o sea, finalmente todo está concatenado. El hecho de tener un beneficio con tecnologías más eficientes está inmerso en esa cadena de beneficios: la parte de la generación, el consumo y el impacto en la parte ambiental o la huella de carbono”, señala Carlos Hernández.

Por ejemplo, algunos equipos de aire acondicionado permiten ahorrar desde 15 hasta 40% de energía eléctrica. Sin embargo, menciona que es necesario saber cuál será el uso de los equipos y en qué tipo de inmueble se van a integrar, es decir, cada proyecto tiene una solución particular y hay que buscar cuál es el producto, tecnología y diseño adecuados.

Adicionalmente a los beneficios en la disminución del consumo de energía eléctrica, existe un beneficio de confort al integrar tecnologías innovadoras en los inmuebles que complementan la ventilación natural en los espacios.

Refirió que, a raíz de la pandemia por el COVID-19, la necesidad de contar con espacios que sean más saludables se ha vuelto un tema crítico. En tecnologías verdes y eficientes, el uso de espacios ventilados es más importante, e inclusive, se están revisando los estándares y las normas porque la situación está cambiando.

En tecnologías, específicamente el tema de filtrados, es importante porque está vinculado con los equipos de aire acondicionado, así como el tema de las luces UV que se volvió recurrente y tiene un crecimiento exponencial desde el año pasado.

“Yo creo que este tridente de las luces UV, el tema de filtrado y el sistema de ventilación son los que dan como resultado ese espacio que pueda ser más saludable, más atractivo y que ofrezca esa ventaja para el usuario. Definitivamente eso es lo que estamos viviendo, que vamos a seguir viviendo y seguramente continuará especializándose entre más conocimiento tengamos de cómo estos patógenos afectan a la salud humana”, explica Hernández.

Asimismo, apunta que el hecho de tener tecnología eficiente significará una mayor inversión inicial, “pero lo más importante y que creo que no debemos perder de vista es el retorno sobre la inversión, cuando hablamos de tecnologías que permiten ahorros de hasta un 40%. El retorno de la inversión, hablando de aire acondicionado, puede ser simplemente por tema de ahorro entre dos y tres años, eso es lo que lo vuelve atractivo; además, otras inversiones como los paneles fotovoltaicos o iluminación con tecnología de punta que puede ser LED, implican beneficios”, asevera Carlos Hernández.

De esta manera, para los inversionistas o desarrolladores el retorno de la inversión al implementar tecnologías de vanguardia para obtener certificaciones verdes representa una ventaja, pero de igual forma, indica que esto se vuelve atractivo y puede representar un tema de imagen.

Incluso, menciona que invertir en tecnologías eficientes puede ser clave en las Empresas Socialmente Responsables. Aquí aplica la dicotomía entre economía y sociedad. “Las personas se vuelven fundamentales, o sea, hemos regresado en los últimos años a pensar nuevamente en las personas: todo gira alrededor de las personas, somos nosotros quienes hacemos los cambios”, asegura, y todos tenemos un papel importante en los cambios.

“Nosotros somos especialistas de aire acondicionado y estamos también dentro de la industria de la construcción. Al final, toda la construcción es un factor importante; es un motor de la economía de cualquier región o de cualquier país, entonces creo que el mensaje es ese: que tratemos de ser conscientes, abogar por que las cosas cambien, sean adecuadas y vayan empatadas con situación la parte ambiental, la parte económica y la parte social”, concluye.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.