Conexiones 365

Los incentivos fiscales y financieros impulsarían la certificación EDGE

2021-01-07 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
Edge,

Rubén Morón explica que esta certificación es para todo tipo de proyectos sin importar su tamaño.

En los últimos años el cuidado del medio ambiente ha sido uno de los asuntos más relevantes para la humanidad, y, en la construcción se ha buscado integrar prácticas para este fin, ejemplo de ello es la certificación EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies, o Excelencia en diseño para mayores eficiencias), que debería ser impulsada por los gobiernos y entidades financieras para que tenga mayor impacto.

Rubén Morón Rojas, director de Cívita, expone que “la certificación EDGE es un programa para reconocer a las edificaciones sustentables. Este programa fue creado por el International Finance Corporation (IFC), que es un organismo del Banco Mundial. La certificación EDGE está diseñada principalmente para países de economías emergentes y está hecha para proyectos de diferentes tipos, pueden ser habitacionales hoteles hospitales, naves industriales, escuelas”.

En la página de EDGEbuildings.com cualquier persona puede acceder a la aplicación EDGE, que es un software en línea, no se tiene que descargar nada a la computadora, además es gratuito, comenta.

Todos los tipos de edificios pueden utilizar la aplicación en línea, que funciona como una especie de calculadora en la que es posible verificar “qué medidas implementar para que un edificio cumpla, por lo menos, con un 20?ahorro de agua, 20?ahorro de energía y 20?disminución en la energía incorporada en los materiales que se utilizan en la edificación”, señala Rubén Morón.

Una vez que los proyectos han utilizado esta herramienta, se pueden registrar en la misma página. Después los proyectos se pueden diseñar, siguiendo los lineamientos para hacerlos más sustentables y luego pasan por un proceso de auditoría, para que posteriormente puedan obtener su certificación EDGE.

A nivel mundial, en los últimos años se ha promovido que las construcciones nuevas consideren las certificaciones. Particularmente, las desarrolladoras de vivienda o de hoteles están utilizando las certificaciones para distinguirse de su competencia y dar un valor agregado a sus clientes o a sus huéspedes.

De esta manera, la certificación EDGE funciona como un distintivo internacional que marca un edificio en el que se tomaron en cuenta las mejores prácticas de sustentabilidad y fueron validadas por un tercero, que en este caso es EDGE, explica el director de Cívita, empresa consultora que ayuda a que los edificios logren eficiencia energética y orienta a sus clientes para que puedan certificar sus inmuebles.

En México, el programa de certificación EDGE lo administra GBCI (Green Business Certification Inc.), en la página web de EDGE Buildings, donde, además, los interesados en la certificación que deseen más apoyo, pueden conocer un listado de los expertos, quienes los pueden orientar para registrarse y obtener el distintivo para sus proyectos.

Y para quienes quieren ser especialistas en el tema, hay un apartado para inscribirse y entrenarse para ello. Adicionalmente, hay una lista de auditores que ya cumplieron con los requisitos para poder realizar estas funciones.

Los auditores realizan una revisión del diseño de los proyectos y ya cuando el edificio está terminado, efectúan la auditoría en el sitio durante una visita en la que físicamente se verifica que realmente se está cumpliendo con las prácticas ambientales que se están documentando.

Cuando se cierra la auditoría de construcción, se hace una revisión final de la información por parte del organismo certificador, que es el GBCI, y finalmente se emite el certificado.

Para poder hacer todo este proceso hay dos costos que hay que considerar: uno es la cuota de registro, que se paga al inicio, y otro es la cuota de certificación, que se cubre en el transcurso del proceso.

Cabe mencionar que esta certificación tiene dos niveles que se realizan cuando el edificio apenas se va a construir: una es la certificación EDGE, y otra es EDGE Advanced. En esta última, se considera alcanzar, al menos, 40?ahorro de energía, así como disminuir 20% el consumo de agua y materiales.

Adicionalmente, hay otra certificación que es EDGE Zero Carbon, y está hecha para los proyectos que ya están en etapa de operación, que pueden demostrar que toda la energía que requieren proviene de fuentes renovables con cero emisiones de carbono. Este sello se puede obtener un año después de que termina la certificación EDGE de diseño y certificación.

Retos para la implementación de la certificación EDGE

Actualmente el principal desafío es que se dé a conocer de una manera masiva porque “todavía son muy pocos los proyectos y las desarrollado desarrolladoras que ya están utilizando este sistema de certificación, otras desarrolladoras no la están tomando en cuenta, no porque sea cara ni porque sea difícil de obtener, sino que porque todavía no la conocen y no se han enterado de los beneficios que pueden obtener al hacerlo”, expone Rubén Morón.

Apunta que en otros países ya se están haciendo esfuerzos al respecto. Por ejemplo, en Colombia se ha hecho una labor muy importante en conectar el financiamiento para la construcción de vivienda y de hipotecas con la certificación EDGE. Ahí, los bancos y algunas entidades financieras han promovido y han logrado que se haga una mayor difusión porque las constructoras obtienen créditos a tasas preferenciales.

Sin embargo, en México eso todavía no sucede a gran escala, pero si ocurriera, daría un mayor impulso para el uso de la certificación EDGE en nuestro país, indica el director de Cívita.

De igual forma, un reto puede ser que los municipios, en su reglamento de construcción, pudieran generar algún incentivo fiscal para que se utilice más la herramienta EDGE, asevera.

“En el municipio de Guadalajara, en el municipio de Zapopan, existen incentivos para que los proyectos que demuestran ser sustentables puedan obtener algunos descuentos en sus licencias de construcción o en otros trámites ante el municipio, esto también se debería llevar a una gran escala para que en más municipios de las grandes ciudades de nuestro país se pudiera implementar”, destaca Rubén Morón.

Principalmente esos son los mayores retos, ya que, reitera, el obtener las certificaciones no implica un incremento de costo significativo en los desarrollos, son cuestiones de mejores prácticas y es muy asequible para cualquier construcción, incluso, el pago de las cuotas es muy accesible.

En cuanto al tema de conocimiento de profesionales, tampoco es un reto, pues existen profesionales en todo el territorio mexicano que conocen herramienta de EDGE y que pueden ayudar a cualquier interesado a obtener la certificación e igualmente, existen los auditores EDGE en todo el país, asegura Morón Rojas.

Los proyectos con certificación EDGE

De acuerdo con la página de EDGE Buildings, existen 25 proyectos certificados, sin embargo, Rubén Morón afirma que muchos desarrollos, aunque tienen la certificación, no hicieron pública esta información.

Asimismo, comentó que, en algunos de los desarrollos hay cientos de viviendas, por lo que esto ya cuentan con su certificación, en automático. 

Estos son los proyectos que ya han obtenido su certificación EDGE en México:

Habitacional

  • Zivalam
  • Catania Residencial
  • Real Valencia
  • Real Bilbao
  • Real Amalfi
  • Real Madeira
  • Real Vizcaya
  • Adana
  • Elements (EDGE Advanced)
  • Real Segovia
  • Revolución 757
  • Villas del Fresno
  • Acalli
  • KAANA (EDGE Advanced)
  • Cumbres Residencial
  • Real Granada (EDGE Advanced)

Oficinas

  • EMSEP
  • FINSA Aguascalientes (EDGE Advanced)
  • Ufficio BJX (EDGE Advanced)
  • Oficinas Santa Catarina

Hospitalidad

  • Hotel Fiesta Americana Viaducto Aeropuerto
  • Fiesta Americana México Satélite
  • AC Hotel by Marriott Veracruz

Salud

  • Hospital Emergente COVID-19 del IMSS, en Puebla 

Educación

  • Universidad del Medio Ambiente, en Valle de Bravo. (EDGE Advanced)

Rubén Morón afirmó que existen otras certificaciones que están dirigidas a proyectos más emblemáticos, como edificios más altos o de lujo, pero a la certificación EDGE puede acceder cualquier tipo de proyectos.

“Yo creo que esta certificación va a tener mucho crecimiento en los próximos años en México y también va a tener una aportación muy importante en el medio ambiente debido a que está hecha para que una gran cantidad de proyectos se pueden certificar”, asegura el director de Cívita.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.