Conexiones 365

¿Cómo la tecnología servirá a las oficinas en la nueva normalidad?

2020-10-06 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
oficinas

Por efecto de la pandemia se han visto desocupaciones en varios puntos de la ciudad cuya vocación son los corporativos, pero deberán renovarse en los próximos meses.

En los últimos años, el desarrollo de inmuebles para corporativos había tenido un desempeño regular; sin embargo, con la crisis sanitaria por el SARS-CoV-2 se tendrán que ajustar muchos planes para adecuar estos espacios a las necesidades actuales.

De acuerdo con Newmark Knight Frank (NKF), firmas de asesoría en bienes raíces comerciales, hasta junio de 2020 la actividad en el mercado de oficinas de la Ciudad de México llegó a 95,000 metros cuadrados (m⊃2;) aproximadamente, la cifra más baja en un período desde hace por lo menos cinco años.

Las desocupaciones de oficinas afectaron el resultado del segundo trimestre del año, especialmente en los submercados de Bosque y Santa Fe, con lo cual se mostró una absorción neta de -90,339 m⊃2;, aunque NKF indica que la cifra se calcula sumando rentas y ventas menos desocupaciones y los espacios vacantes de edificios nuevos, que para este período sumaron arriba de 92,000 m⊃2;.

“La tasa de disponibilidad del mercado en su totalidad aumentó cerca de 1.5% y cerró en 16.22%, cifra ligeramente superior a la de un mercado sano. Por supuesto, este aumento en la tasa es atribuible principalmente al ya mencionado nuevo espacio disponible en el mercado, el cual está ubicado en los corredores Periférico Sur, Norte (Azcapotzalco), Insurgentes y Polanco. Estas nuevas adiciones llevaron al inventario de oficinas clase A en Ciudad de México a superar los 7.3 millones de metros cuadrados, que continuará con un crecimiento sostenido, pues aún hay más de 1 millón de metros cuadrados de oficinas corporativas en etapas de construcción y proyecto”, señaló Giovanni D´Agostino, presidente en México y director regional para América Latina de NKF.

Afirmó que el corredor Reforma es el que mejor respuesta ha tenido ante la crisis, pues su actividad de mercado estuvo por encima de 12,000 m⊃2;, con la mayor absorción neta del mercado de 10,623 m⊃2; y su tasa de disponibilidad se redujo cerca de 1%, para finalizar como la segunda más baja sólo después de Periférico Sur.

En Polanco, a pesar de haber registrado el ingreso de un edificio nuevo al inventario, su absorción neta culminó en números positivos (3,739 m⊃2;). Mientras que Santa Fe registró una actividad de mercado de 5,697 m⊃2;, pero debido a las desocupaciones durante el periodo, su tasa de disponibilidad creció 16.46%. En tanto que el corredor Bosques presentó un aumento de casi 4%, para situarse en una disponibilidad de 12.83%; es la primera vez que este indicador supera una cifra de dos dígitos desde hace más de cinco años.

Giovanni D´Agostino indicó que la Zona Metropolitana de Monterrey mostró una absorción bruta en renta acumulada en lo que va del 2020 de 11,505 m⊃2;, lo cual representa 30.6% en comparación con los primeros semestres de años previos: en el 2019 se registró una absorción de 37,331 m⊃2; y en el 2018, de 37,920 m⊃2;.

Para Guadalajara el mercado de oficinas alcanzó 684,162 m⊃2; y se prevé añadir más de 100,000 m⊃2; que están en proceso de construcción, expone Diego León, analista de mercados de NKF.

Ante este escenario, una de las alternativas no sólo para el mercado de oficinas, sino para las metrópolis en general, será incluir la tecnología para hacer más eficiente su desarrollo y trascender hacia ciudades inteligentes o Smart Cities, que bien podrían ser: la Ciudad de México, Veracruz, Querétaro, Puebla; Benito Juárez, en Quintana Roo; Mérida, Ciudad Juárez, Torreón, Guanajuato y San Luis Potosí.

En el estudio “Ciudades Globales”, elaborado por Newmark Knight Frank se expone que más del 60? los habitantes del mundo posee teléfonos inteligentes, tabletas y conexiones wifi, y con la red 5G se estima que aumente la capacidad de trabajar de manera móvil, lo cual seguramente aprovecharán muchos corporativos, incluso después de que termine la pandemia.

home office, oficinas

Nuevas alternativas para el trabajo

Pero no necesariamente tendremos que hacer home office todo el tiempo. Tanto NKF como especialistas en diversos foros han dicho que “los seres humanos somos sociales por naturaleza”, entonces, lo que vendrá en los siguientes años será reforzar el trabajo a distancia, pero conservando las oficinas como punto de encuentro, aunque con algunos ajustes.

Para NKF, las oficinas “tienen que adaptarse a los nuevos tiempos, realizar las adecuaciones necesarias y espacios que garanticen la sana convivencia en el espacio de trabajo, lo que al final se traducirá en una menor densidad de los espacios actuales, así como una mejor distribución de las áreas comunes. Del mismo modo, tienen una gran oportunidad de aparecer cerca de los grandes núcleos poblacionales y evitar tantos traslados innecesarios en favor de la productividad”.

Los espacios colaborativos como WeWork los venía desarrollando ya están adaptándose para proveer nuevas soluciones a los usuarios ante el COVID-19. Se trata de mayor higiene, filtros para el acceso, así como distanciamiento de las áreas de trabajo. De hecho, ellos lo ven como una nueva oportunidad porque quizá en muchas empresas sólo requieran hacer algunas juntas con los colaboradores o reuniones de negocios con los clientes y luego seguir trabajando desde casa.

Otra ventaja que podrían ofrecer estos espacios es que, al existir distintas locaciones en la ciudad, los empleados se pueden desplazarse a la instalación de WeWork que les quede más cerca, con ello reducirán sus viajes, cuidarán su salud y aumentará su productividad al disponer de menor tiempo en traslados, en el caso de que la oficina de su empresa esté más alejada de su residencia.

En su participación en la mesa de debate “La reinvención de los espacios de trabajo”, organizada por Expansión, Álvaro Villar López, director general de WeWork para México y Centroamérica, afirmó que en las empresas también deberán dar a los empleados mayor libertad y flexibilidad en sus horarios y en los días que deba asistir a la oficina, ya que todavía muchos temen por los contagios.

“Vamos a acabar con un modelo en los espacios de trabajo mejor de lo que teníamos antes de la pandemia y creo que para eso nosotros tenemos muchas oportunidades. Estamos dándole a los clientes la oportunidad de usar cualquiera de nuestras sucursales. Estamos garantizando la seguridad de que puedan tener interacción de una manera segura”, señala Álvaro Villar.

Por otra parte, el estudio “Workquake: el nuevo orden laboral”, realizado por Citrix en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, revela que el 47? los entrevistados considera que es más productivo trabajando desde su casa. El tiempo que ganaron al no tener que trasladarse a la oficina les permitió hacer más ejercicio (48%), dormir más (45%) y otras actividades de bienestar (33%).

Las empresas tendrán el desafío de adaptarse a las medidas sanitarias, a través de limpieza más frecuente y mejor documentada (64%), incrementar el uso de tecnología para reducir el contacto físico (54%), disponer de controles de temperatura (52%), reducir los viajes (48%) y promover el distanciamiento social permanente (44%), entre otras acciones.

Luis Banhara, director de Citrix Latinoamérica, opina que: “surgirá un nuevo esquema de trabajo que será híbrido y combinará el trabajo en la oficina con el trabajo remoto. De hecho, esto es lo que esperan el 51? los entrevistados en el estudio de Citrix. Esto generará una nueva evolución para las oficinas ya que su objetivo será la colaboración”.

Al recordar la frase “esa reunión pudo ser un email”, añade que esa será la premisa de la nueva normalidad, de modo que los contactos sean realmente necesarios y productivos, que las reuniones de equipo sirvan para alinear estrategias y objetivos, los cuales se trabajen desde otros lugares.

En este contexto, “la tecnología será la gran aliada de esta modalidad, ya que requiere de mayor flexibilidad y de una experiencia de trabajo de excelencia”.  

Pero además de implementar o reforzar las actividades en lo que podemos llamar “oficinas virtuales” con tecnología y seguridad para los equipos, los centros físicos de trabajo, también deberán adaptarse con nuevos materiales y productos que hagan más sana la interacción de los empleados.

Ejemplo de ello, son las nuevas llaves y fluxómetros que se accionan mediante un pedal expuesto para evitar el contacto con las manos, que serán parte de la familia Helvex Care, para ayudar a garantizar la seguridad sanitaria de los empleados al regresar a las oficinas.

“El diseño y desarrollo de estos dispositivos van ligados a la idea de que instituciones tanto públicas como privadas puedan instalarlo lo antes posible en sus espacios, sin que esto signifique un gasto considerable, con lo cual aseguran que sus colaboradores habiten espacios más limpios y seguros en esta época de contingencia sanitaria por la COVID-19”, comentó María Eugenia Salas, gerente de Investigación y Desarrollo de Nuevos Productos Helvex.

Los equipos automatizados y con sensores también serán una buena alternativa para integrar en las oficinas y evitar el contacto. Así que tanto nuevos materiales como tecnologías servirán para que los colaboradores en las oficinas puedan realizar su trabajo de una manera óptima, ya sea desde la oficina o bien, desde su casa.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.