Conexiones 365

El futuro de la construcción apunta hacia la robótica

2020-08-27 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
robotica

Agilizar los procesos en la industria, así como mejorar la seguridad son beneficios que brinda la robótica y que serán explotados en los próximos años.

Quizá hace algunos años no imaginábamos las ventajas que ofrecería la robótica. Hoy vemos que las tareas que cumplen los robots han agilizado los procesos en diversas industrias, como en la construcción.

Actualmente, en la industria de la construcción existen varias áreas en las que se ha implementado la robótica, desde la albañilería, la demolición hasta la perforación en el sitio de las obras de edificación o infraestructura; pero también hay que añadir otros procesos externos, como la manufactura de los propios equipos, maquinaria y materiales para la construcción, así como los robots que facilitan la logística.

De acuerdo con el informe “Construction & Demolition Robots”, Robot Assistants and Structure, Finishing, and Infrastructure Robots: Global Market Analysis and Forecasts, de Omdia Tractica, se estima que los envíos globales de robots de construcción aumenten en los siguientes años.

En el reporte se indica que más de 7,000 robots asistentes, de infraestructura, de estructura y de acabado se implementarían en esta industria entre 2018 y 2025. Esto representa un incremento en los ingresos de este mercado de 22.7 millones de dólares, en 2018, a 226.0 millones anuales que se reflejarán en 2025.

En el informe World Robotics 2019 Robots Industriales se indica que existen cinco mercados principales de robots industriales: China, Japón, Estados Unidos, República de Corea y Alemania, que representan 74?l mercado global.

China lidera el mercado de robots industriales, tan sólo en 2018 se instalaron 154,032 unidades, cuando en Europa y América sumaron 130,772 unidades.

En 2018, en Japón se alcanzaron 55,240 aparatos; Estados Unidos llegó a 40,373 máquinas; en la República de Corea se instalaron 37,807; mientras que en Alemania se instalaron 26,723 robots.

Por otra parte, en el estudio Worldwide Semiannual Robotics Spending Guide, de IDC, que presenta estadísticas sobre la integración de robots en 20 industrias a nivel mundial, se informa que el mercado de robots alcanzó 1,040 millones de dólares en América Latina durante 2018. 

Asimismo, se contempla que Brasil y México llegarán a una cifra de 2,150 millones de dólares en 2022 en este mercado.

En el caso particular de México, ha tenido en los últimos años un sitio importante en el ranking, ya que en 2016 se colocó como el cuarto importador de robots industriales, de acuerdo con la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Beneficios para la industria de la construcción

En la industria de la construcción ya se están empleando varios tipos de robots en diversas áreas, que agilizan los trabajos y aceleran los tiempos de entrega. Después de años de investigación, uno de estos ejemplos lo representa el robot Hadrian X, nombrado así en honor al emperador romano Adriano, quien ordenó construir un muro en la isla de Britania, que lleva por nombre: “Muro de Adriano”.

Este robot de la empresa australiana FBR consigue colocar hasta 1,000 ladrillos por hora y así edificar la estructura de una pequeña casa en tan sólo tres días, aunque cabe mencionar que los ladrillos son más grandes que los que regularmente se han ocupado en la construcción tradicional.

Además, el robot puede cortar los bloques al tamaño requerido. El equipo se puede colocar en una grúa o hasta en un barco, lo que permite versatilidad para trabajar en varios ámbitos.

Hace algunos años, cuando se construyó la Arena Ciudad de México se requirieron equipos más sofisticados para ejecutar el proyecto. Una de las tareas más difíciles fue colocar las piezas de la estructura metálica del techo, sobre todo, las vigas Brunel de 136 metros de largo, lo cual se logró con la precisión de equipos robotizados y grúas especiales, que también se utilizan en la construcción de puentes y carreteras, por ejemplo.

En general, las aplicaciones de la robótica en la construcción son muy diversas, pues hoy incluso existen máquinas que pueden fabricar fácilmente ladrillos y miles de productos que se ocupan en este sector.

Los principales beneficios que ha traído la robótica a la industria de la construcción son la velocidad en el trabajo, así como la precisión que se logra al tener procesos automatizados, lo que permite mayor eficiencia.

Omar Alejandro Aquino Bolaños, Sales Director para América Latina de Mobile Industrial Robots (MiR), empresa que desarrolla y comercializa robots móviles autónomos, expresa: “los robots autónomos móviles que se están desarrollando y desplegando en la actualidad a nivel mundial son una nueva tendencia que viene a automatizar y transformar la logística interna brindando de flexibilidad a los sistemas de producción”.

Asimismo, menciona que estas máquinas tienen la capacidad de tomar decisiones y trabajar de forma autónoma, lo cual permite a los humanos enfocarse en trabajos más gratificantes con más eficiencia y productividad. De este modo, expone algunas de las principales ventajas que brindan estos robots:

  1. Bajo mantenimiento. Los fabricantes saben que el tiempo de inactividad mata la productividad. Los nuevos robots móviles industriales autónomos deben ser fáciles de implementar, operar y mantener, ya que la mayoría de los empleados que usan estos robots pueden carecer de habilidades de programación e ingeniería.
  2. Más inteligentes. Los robots inteligentes pueden detectar y predecir cambios y ajustarse por sí mismos, y con ello tienen la capacidad de resolver tareas más complejas sin intervención humana.
  3. Altamente conectados. Los conceptos desarrollados por la revolución de la Industria 4.0 incluyen conexiones en red que permiten a los robots colaborar, no sólo con los humanos, sino con otros robots, sistemas de automatización o de información como el ERP (Enterprise Resource Planning, WMS (Warehouse Management System) o MES (Manufacturing Execution System).
  4. Seguridad para las personas. Los robots ya se están utilizando en procesos que son peligrosos para los humanos, así disminuyen los accidentes. Asimismo, con el aumento de la colaboración humano-robot se mejora el entorno y la eficiencia al trabajar juntos.
4.0

Nuevas oportunidades 4.0

Debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19, en muchas fábricas y otros centros de trabajo en donde colabora gran cantidad de personas se tuvo que reducir el porcentaje del personal activo diariamente, e incluso en la industria de la construcción se detuvieron varios procesos en las obras.

Esta situación puede representar una oportunidad para la Industria 4.0, ya que los procedimientos se agilizarán mediante la introducción de nuevas tecnologías y la robótica, e incluso se puede incrementar la seguridad y la salud, al distribuir mejor la cantidad de colaboradores en cada área de trabajo.

Para Manuel A. Sordo, general manager para Latinoamérica de Universal Robots, la Industria 4.0 es más relevante para el futuro y las prioridades para la mayoría de los fabricantes de hoy se dividen en tres fases: supervivencia, recuperación y los negocios habituales en el nuevo paradigma post crisis.

Todos los fabricantes buscan llegar a la Fase 3 lo antes posible y al menor costo. Seguramente se harán varias preguntas que tienen que ver con la demanda de los productos y dónde pueden fabricarlos, cuáles son sus niveles actuales de inventario de materias primas y de productos, cuál es su capacidad de fabricación, y cómo funciona su red de distribución de productos, entre otras cuestiones.

Por ello, Manuel Sordo considera la fabricación como un área para mejorar. Aquí “la Industria 4.0 tiene un papel diferente a partir de hoy. Su papel debe ser: ayudar a asegurar que sobrevivan más empresas, acortar la fase de recuperación y ayudar a que las empresas vuelvan a sus operaciones normales lo antes posible; así como proporcionar las plataformas para desarrollar negocios nuevos y más resistentes a mediano y largo plazo”, señala.

De esta manera, la Industria 4.0 puede conseguir esto e incluso habría reducido el impacto de esta crisis, al ofrecer ventajas como visibilidad en tiempo real de la disponibilidad de materias primas, productos terminados, Work In Progress (WIP), personas y activos; uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático para reevaluar y volver a planificar constantemente las actividades; automatización robótica de procesos (RPA) para apoyar actividades intensivas en mano de obra sin valor agregado.

También la Industria 4.0 permite el uso de la tecnología móvil, de la realidad aumentada y virtual para facilitar a los trabajadores realizar tareas para las que no fueron entrenados. Por supuesto, las tecnologías podrían haber permitido un trabajo más remoto y virtual para ayudar con el problema de la cuarentena y el distanciamiento social.

Adicionalmente, se pudo incluir la impresión en 3D de piezas de repuesto detenidas en la cadena de suministro, así como el uso de vehículos eléctricos autónomos y drones para reducir la dependencia de las personas y ayudar en el tema del distanciamiento social, explica Manuel A. Sordo.

De esta manera, mediante la robótica y la Industria 4.0 en el futuro los procesos en la manufactura serán más eficaces.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.