Conexiones 365

Inteligencia Artificial, el paso que debe dar la construcción

2021-01-18
inteligencia artificial,

Desde organizar la cadena productiva hasta poner ladrillos, son opciones que ya están abriendo nuevos procedimientos en la construcción.

Diversas industrias se han servido de elementos tecnológicos para mejorar su cadena de valor, sin embargo, aún se perciben muchos desafíos y la industria de la construcción deberá dar el paso para integrar la tecnología a sus procesos de manera más contundente.

Durante este 2020, a raíz de la pandemia, se evidenció que muchas cosas deben cambiar, de modo que los procedimientos que normalmente se hacían de manera presencial han tenido que modificarse para ser digitales.

De acuerdo con KPMG México, el 86? la Alta Dirección en México considera que la tecnología es un elemento disruptor en su modelo de negocio, a pesar de ello, sólo 36% precisó la necesidad de enfocarse y promover la innovación y 68% cuenta con una estrategia específica en el tema de Tecnologías de la Información (TI).

Asimismo, KPMG indica que las iniciativas tecnológicas para mejorar la competitividad en los próximos tres años son: Análisis de datos (87%); Inteligencia artificial (39%); Nube híbrida (35%); Internet de las cosas (IoT) (32%); automatización robótica de procesos, RPA (26%); Machine learning (25%); Blockchain (11%); Realidad virtual y aumentada (9%) y Outsourcing (6%).

Para McKinsey & Company el sector de la ingeniería y la construcción vale más de 10 billones de dólares al año a nivel global; sin embargo, está subdigitalizado, comparado con otras industrias como la financiera, la automotriz y la de salud.

Expone que las cinco aplicaciones impulsadas por IA de otras industrias que podrían integrarse en la construcción son las siguientes:

  1. Algoritmos de optimización de rutas de transporte para optimizar la planificación de proyectos. Mediante inteligencia artificial llamada aprendizaje por refuerzo, que crea algoritmos basados en prueba y error, se permitiría reducir tiempos de entrega, facilitar las mejores rutas y optimizar el consumo de combustibles.
  1. Predicción de resultados. Basados en experiencias de la industria farmacéutica, que es líder en este tipo de estrategias para reducir sus costos, la construcción podría incluir aplicaciones predictivas para pronosticar los riesgos del proyecto y así evitar los escenarios más desfavorables en el futuro.
  1. Optimización de la cadena de suministro minorista para la gestión de materiales e inventario. Esto tiene que ver con la mejora en los tiempos de transporte y la logística en general, pero también es necesario buscar alternativas de los productos e insumos que sean más factibles para los proyectos, y aquí los elementos prefabricados de concreto u otros materiales, aportan una gran viabilidad para reducir tiempos.
  1. Robótica para construcción modular o prefabricada e impresión 3D. La inclusión de estos elementos da grandes beneficios para construir en menor tiempo con resultados eficientes. Esto se ha observado, por ejemplo, en la construcción del segundo piso del periférico en la Ciudad de México, o en plantas industriales en donde se colocan elementos prefabricados de gran tamaño. Para el armado de estas estructuras, la robótica ha sido de gran ayuda y esto lo veremos más en los próximos años.
  1. Reconocimiento de imágenes sanitarias para la gestión de riesgos y seguridad. Esta es una herramienta utilizada en el sector de la salud, pero McKinsey indica que podría aplicarse a imágenes de drones y modelos generados en 3-D para verificar el control de calidad y descubrir posibles defectos en la ejecución de una obra, lo cual reduciría considerablemente los riesgos de seguridad.

Por su parte, Apliqa, empresa consultora en gestión de procesos, coincide que existen varias herramientas tecnológicas que podrían ayudar a la industria de la construcción, como la robótica colaborativa; el IoT para monitorizar y controlar diversos dispositivos; el IIoT (Internet Industrial de las Cosas), que se ocupa en las fábricas para mejorar la precisión de sus procesos.

También Cloud computing es una herramienta viable para almacenar información y compartirla e interactuar a través de metodologías como Building Information Modeling (BIM), lo cual ya está integrándose cada vez más en la industria.

Estos son sólo unos ejemplos de cómo la introducción de la tecnología en los procesos podría mejorar la construcción, principalmente en la ejecución de obras, con lo cual se podrá lograr una industria cada vez más digital y más eficiente.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.