Conexiones 365

Láminas de fibra de carbono, una opción reforzar la tensión en edificios

2020-11-23 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
temblor

Monitorear los edificios en los temblores permite tomar acciones inmediatas de manera más ágil y detectar posibles daños en las estructuras.

Sabemos que va a temblar, pero no sabemos de qué día y a qué hora, expresa Roberto Stark Feldman, director y fundador de Stark + Ortiz, S.C., por ello debemos estar preparados al conocer el comportamiento de las estructuras en los edificios ante estos eventos naturales.

Stark + Ortiz es una empresa que realiza diseño y asesoría estructural. Graduado en Ingeniería Civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como con Maestría y Doctorado en Ingeniería (en estructuras) por la Universidad de Illinois, Stark ha participado en la revisión de más de 3,000 estructuras y actualmente está involucrado en el diseño estructural de los edificios más altos de nuestro país, además ha dado 700 conferencias en varios países.

Durante su ponencia en Expo CIHAC Digital 2020, Roberto Stark habló sobre la instrumentación sísmica con sensores y la utilización de fibra de carbono, en lienzo, en los edificios, que se ocupa también en aviones Boeing 787 y en los chasises de los autos de Fórmula 1.

“En nuestro reglamento no hay una referencia directa que incluya su uso, tampoco hay una negación para su uso; está el ACI-440 que engloba la parte de refuerzos alternativos y está el ACI-318 que es más reciente y el ACI-369 Y ASCE-4117”, explica Roberto Stark.

La fibra de carbono se puede adherir en la parte superior, en techos, o en pisos y alrededor de columnas, y trabaja en la tensión de las estructuras para brindar un mejor comportamiento en casos de temblores, por ejemplo. Si se colocan dos o tres capas se obtiene mayor refuerzo y mejora la ductilidad, pero no se logra rigidez.

Además, este material se trabaja de una manera muy limpia y en un día se pueden reforzar una o hasta tres trabes. Para Stark las láminas de fibra de carbono son un súper material que será más utilizado en el futuro, aunque ya tiene varios años en el mercado, pues además es viable económicamente.

Asimismo, habló sobre las ventajas de la instrumentación sísmica o monitoreo sísmico: “son conocer en forma realista el comportamiento de las estructuras en un presente y, lo más importante, en el futuro, hacer simulaciones: qué les pasaría a los elementos no estructurales, a los contenidos del edificio, de una manera realista”, asegura Roberto Stark.

Mediante la instrumentación con sensores para saber cómo se comporta un inmueble es posible conocer los sitios en donde puede haber daño, detectar las zonas posibles de ese daño, y cuando hiciéramos una inspección al lugar, podríamos irnos más directo que estar tratando de buscar dónde hubo fallas e identificar qué pasó en el edificio en cuestión de minutos, sin necesidad de estar en el edificio, indicó.

terremoto

Por ejemplo, en el sismo del 23 de junio, comentó que en menos de dos minutos le llegó la información de tres edificios que tienen instrumentados en Stark + Ortiz.

De esta manera, se dieron cuenta que los edificios no presentaron ningún daño y él no tuvo que salir de casa a revisar ni las personas tuvieron que abandonar los inmuebles, “lo cual es una muestra de resiliencia, si definimos la resiliencia como la recuperación lo más pronto posible después de un fenómeno natural”, destacó el ingeniero.

Normalmente la alerta sísmica se activa 40 segundos antes de que suceda un temblor, sin embargo, nos hemos dado cuenta que a veces no sucede así por el lugar en donde se registre el epicentro o la magnitud del evento.

Con 40 segundos para actuar en caso de temblor sólo se pueden desalojar dos o tres pisos en un edificio, comentó Roberto Stark, para el resto de los usuarios es mejor que permanezcan dentro de la construcción en las zonas donde el estructurista les indique. En el caso de la Torre BBVA, donde cuentan con instrumentación sísmica, los usuarios deben quedarse en las áreas céntricas, lejos de las fachadas.

Por último, Roberto Stark Feldman mencionó que tenemos que cambiar la cultura de evacuar los edificios porque no hay tiempo, es mejor permanecer en un inmueble seguro que salir corriendo por las escaleras donde se pueden caer, haber accidentes y hasta muertos, por ello comentó que su sueño es estar dentro de uno de los edificios que han equipado con instrumentación sísmica durante un temblor para observar cómo se comporta la estructura.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.