Conexiones 365

Los prefabricados destacan como la tecnología del siglo 21 en plena pandemia

2020-08-31 Veronica Cervantes / Grupo Expansion
prefabricados

La rapidez y eficiencia con la que se construye con elementos prefabricados industrializados ha logrado que se integren cada vez más en las edificaciones.

Los elementos prefabricados industrializados como paredes y techos son actualmente muy útiles debido a que admiten más rapidez al momento de edificar, por lo cual ya son una tendencia en la construcción; especialmente su uso ha sido bastante eficiente ante las necesidades durante la pandemia.

Carlos Peralta Casares consejero del Consejo Nacional de Vivienda Económica, Social y Sustentable (Convives) y CEO de Grupo GMI, explica que el concepto de “prefabricado” está alineado con un tema de producción industrializada y entrega de alta capacidad de volúmenes que permiten tener más ventajas en el momento de la construcción.

Ante la contingencia por el COVID-19, se han derivado restricciones de contacto en el trabajo y de distanciamiento social e inclusive la construcción tradicional se detuvo, por lo que empresas como GMI que se dedican a desarrollar tecnologías de materiales prefabricados industrializados, entregaron materiales para solventar necesidades específicas para el sector hospitalario.

“Nuestros materiales vienen de una forma para entregar y montarse de una manera muy rápida, con poca mano de obra y con equipamiento. Entonces, con la pandemia definitivamente quienes ofrecimos opciones con estas tecnologías, tuvimos la oportunidad de apoyar en las necesidades del país, en este caso, del sector salud y con muy buenos logros”, asegura Carlos Peralta.

Pero además de las clínicas, laboratorios y consultorios que se han erigido con este tipo de sistemas, también el sector vivienda está cambiando con estos productos.

“Creo que va muy alineado con los nuevos criterios que ha dictado el gobierno federal a través de los lineamientos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en la parte en la que estamos buscando, en conjunto con el gobierno, las empresas que nos dedicamos a desarrollar tecnología y sistemas industrializados, que podamos incorporar la participación de mano de obra local y social”, destaca el consejero y miembro cofundador de Convives.

A la par de esto, los materiales deben tener la resistencia estructural y la calidad que garanticen una vivienda segura con mejores condiciones de habitabilidad.

Las tecnologías que maneja GMI, por ejemplo, son sistemas secos desde la cimentación, los muros, armaduras y paneles para techos, que se entregan como un kit de materiales con un instructivo para que puedan ser ensamblados en el sitio por arquitectos, ingenieros o albañiles locales.

GMI —empresa 100% mexicana fundada por Oscar Peralta, quien es padre de Carlos— cuenta con 14 patentes registradas a nivel mundial y productos certificados por el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación (ONNCCE). Además, la empresa posee un laboratorio de investigación y desarrollo en donde constantemente buscan mejorar los productos para ofrecer mayores ventajas a los sectores industrial, comercial, de vivienda y hangares, entre otros.

De esta manera, los sistemas modulares de GMI aportan beneficios como “un aislamiento térmico acústico mayor, sin tener que poner algún recubrimiento o plafón adicional, así como la garantía de los materiales. Usamos mucho una lámina galvanizada que tiene cero oxidación y utilizamos materiales con un acabado que no necesita más que limpiar, además no se deterioran con las condiciones climáticas”, señala el CEO de GMI.

Pero un aspecto que sobresale es el tema de inclusión social porque la gente local puede edificar sus viviendas y tener la garantía de que lo que está construyendo está perfectamente prediseñado y no corre ningún riesgo.

Precisamente es lo que impulsa Convives desde su creación en 2009. “Nos juntamos las empresas que en su momento nos dedicábamos de manera aislada a atender comunidades rurales o con poco acceso al crédito y poco acceso a tecnologías de construcción, y decidimos fundar Convives”, relata Carlos Peralta.

Con este propósito, Convives ha apoyado comunidades en Veracruz, Nuevo León, Chiapas y Oaxaca, donde ayudaron a los afectados por los sismos de 2017, no sólo con la implementación de materiales innovadores en las viviendas, sino también con asesoría especializada para que los habitantes de las comunidades pudieran construir sus casas, lo cual consiguieron con éxito.

“Es interminable la necesidad que hay de este tipo de viviendas, pero la intención es que sigamos trabajando a la par con las autoridades y con el esfuerzo propio que estamos haciendo”, afirma Carlos Peralta.

Asimismo, expone que existe una tendencia mundial en la construcción por utilizar más los sistemas prefabricados industrializados, pero reitera que deben hacer un trabajo de la mano con el gobierno federal para lograr beneficios al usuario final, al complementar el uso de prefabricados con la construcción tradicional.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.