Congelación de óvulos para ganar la carrera contra el tiempo

2022-08-25 Alina Vázquez/Conexiones 365
congelar ovulos

Las probabilidades para lograr un embarazo bajan después de los 35 años. Para las mujeres que deseen ser mamás después o que atraviesan por una enfermedad que merma sus posibilidades, la congelación de óvulos es una opción. 

En el evento “Preservación de la fertilidad en la mujer: ¿Qué dicen los expertos?” organizado por Roche México, los ponentes, informaron que el pico más alto de fertilidad de la mujer está entre los 22 y 24 años de edad.  

Ashanti Aguilar Melgar, especialista en ginecología y obstetricia, refirió que no obstante, muchas mujeres a esas edades están construyendo un futuro profesional o trabajando por otras metas.  

A los 35 años, indicó, la fertilidad entra en una meseta que a partir de entonces va disminuyendo y con ello, bajando las probabilidades de concebir.  

Además del paso de los años, dijo, con malos hábitos como el tabaquismo, la alimentación insana, obesidad, tratamientos de algunas enfermedades como radioterapias o quimioterapias, se afecta la fertilidad.   

La miembro de la Asociación Mexicana de Medicina Reproductiva, lamentó que en el país, los médicos no adviertan sobre esto a las mujeres. Consideró que la orientación y ofrecer opciones como la congelación o criopreservación de óvulos, también es parte indispensable para la planificación familiar.  

“No sabemos si vas a querer ser madre hoy, mañana o en 10 años, pero al menos que tengas la opción de elegir el ser madre y que el tiempo no te gane”, expuso.  

Explicó que si la usuaria de este servicio decide descartar este procedimiento, el óvulo es desechado. 

“Es como tener la opción de guardar unas células que eventualmente pueden funcionar, para poder tener un embarazo o no, si así lo deciden. La célula se va perdiendo cada mes con cada menstruación, lo único que estamos haciendo diferente es congelar esa célula, guardar esa opción de tener un embarazo”, explicó. 

¿Cuándo empezar a pensarlo?

El doctor Rubén Tlapanco Vargas, especialista en ginecología y obstetricia adscrito al Instituto Nacional de Perinatología, detalló que existe un punto de corte a partir de los 35 años, porque empieza a bajar la calidad ovular. Empero, recomendó que se haga antes de los 30 años.  

Entre los primeros pasos, mencionó el evaluar el estado de salud general y posteriormente, en la parte reproductiva, hacer la medición del FSH, que es la hormona foliculoestimulante; los niveles de estrógenos, estradiol y la reserva ovárica.  

Abundó en que se cuenta con dos formas ideales de medir la fertilidad; con la medición de la hormona antimülleriana y con el conteo folicular antral, que se a través de un ultrasonido idealmente en los primeros cuatros días del ciclo menstrual. 

“Es un derecho que está en la Constitución, el tener la capacidad de decidir el número de hijos que se quisiera tener o formar una familia. De hecho, el artículo cuatro de la Constitución es donde lo mencionan, y si hoy la tecnología lo permite de esta forma, pues definitivamente creo que es una herramienta que se tendría que usar”, apuntó el doctor Tlapanco.  

Fertilidad después del cáncer 

Robin Jennifer Shaw Dulin, experta en el campo de ginecología oncológica, alertó sobre que a nivel internacional se observa cáncer en poblaciones cada vez más jóvenes, con prevalencia en el rango de edad que va de los 15 a los 40 años.  

Entre los tipos de cáncer, dijo, están los linfomas, melanomas y el de mama con incidencia en mujeres a partir de los 20 años. Mencionó que en México, este último tipo de neoplasia, se presenta hasta en un 17% de los casos en pacientes con menos de 40 años.  

Refirió que también se han encontrado en adolescentes de 15 años, cáncer de colon y recto.  

Especificó que en el cáncer de mama, se pueden recetar tratamientos gonadotóxicos que impactan negativamente contra la reserva ovárica.  

La doctora Shaw Dulin recordó que actualmente, ser detectada con esta enfermedad, ya no implica una sentencia de muerte, y opinó que se debe ofrecer a estas pacientes opciones para continuar con su vida reproductiva.  

“Si su pronóstico es favorable a mediano o largo plazo, tenemos que contemplar que esta paciente tiene una alta posibilidad de tener una afección en su fertilidad después de haber recibido tratamiento y nosotros tenemos que tomar pasos para preservar esta fertilidad”, destacó.  

Al respecto, Francisco García Rodríguez, especialista en oncología ginecológica secundó esta petición y subrayó el derecho de las pacientes a contar con información suficiente y oportuna, así como a que se les ofrezcan opciones.  

De lo contrario, advirtió, se estaría condenando a los pacientes desde la niñez a una etapa adulta con probable esterilidad o infertilidad. 

“Seguimos viendo a mujeres en la edad reproductiva y antes de que completen su vida fértil, ya tienen cáncer. Entonces, tenemos que hacer algo por estas personas que representan casi un cuarto o un tercio de la población con cáncer”, solicitó.