Conexiones 365

El empoderamiento de los pacientes a través de dispositivos médicos

2021-06-08
empoderamiento pacientes

La pandemia ha permitido que los pacientes busquen informarse más y demanden una atención médica de excelencia.

Sin duda, COVID-19 ha transformado no solo las formas de socializar y relacionarse con otras personas, también ha impactado en cómo los pacientes buscan mantenerse saludables, monitoreando su salud a través de wearables, por ejemplo. Además, el uso de la tecnología ha permitido que el personal médico brinde atención a distancia.

Pero, ¿qué es el empoderamiento en el contexto de salud? Según un artículo de Canifarma, la expresión se adoptó como un eje que guiaba las actuaciones en la promoción de la salud, y en los últimos años como una estrategia para la gestión de las enfermedades crónicas.

La tecnología en salud se ha vuelto cada vez más necesaria debido a la creciente demanda y la incidencia de enfermedades crónico degenerativas, asimismo, requiere la colaboración entre profesionales de la salud y pacientes, impulsando a este último a controlar y gestionar su enfermedad, así como tomar decisiones más informadas. 

Para Ximena Hernández, cofundadora y directora ejecutiva de Saluta México, así como directora de Valor Saluta Global, el uso de dispositivos o de tecnología digital para la salud ha ido en incremento, aunque todavía existe una brecha para su correcta usabilidad.

De acuerdo con Hernández, al profesional de la salud aún le falta cubrir aspectos en cuanto al uso de las tecnologías de la salud, como capacitación, sensibilización, normatividad en cuanto al uso adecuado y buenas prácticas, así como los requisitos en ciberseguridad que los médicos deben de tomar en consideración para realmente dar una buena atención a través de dispositivos.

Por otro lado, la especialista indicó que el personal sanitario no ha tenido tiempo de adaptarse a la velocidad en la que la tecnología llegó en el 2020. “Venía impulsándose de manera sostenida y veníamos aceptándola, pero en un sentido de tecnología intrahospitalaria, muy en temas de software, en temas de diagnóstico; en esos aspectos creo que la parte del profesional de salud la tiene bien adoptada”, aseguró y añadió que a la llegada de la pandemia se exponenció la necesidad del monitoreo de la usabilidad de la tecnología para la atención de la salud.

Hernández comentó que el personal de salud no ha impulsado el uso de la tecnología a la velocidad requerida. Sin embargo, el paciente ha cambiado, pues está en la búsqueda del cuidado de su salud de una manera diferente.

“Estamos tratando de impulsar el uso de los wearables para el monitoreo de la salud mental y, es cierto, las personas usamos tecnología”, mencionó Hernández y agregó que, aunque tenemos los teléfonos inteligentes y otros dispositivos que nos pueden ayudar a hacer una evaluación en tiempo real y monitoreos, al final, existe un desfase, pues la persona tiene el uso de los dispositivos, pero no sabe bien qué hacer con toda la información.

Aunque las aplicaciones arrojen información valiosa, falta unificarla con la guía, la colaboración y el apoyo de un profesional de salud que oriente al paciente para que sepa qué hacer con esa data para que esa información se pueda personalizar y funja como un cambio de hábito en las personas.

La directora ejecutiva de Saluta aseguró que “quienes nos dedicamos a la tecnología en salud estamos buscando justamente esa integración, para que podamos, de manera sincrónica y unificada, trabajar en esfuerzos para lograr esa educación y, sobre todo, el buen uso de la información”, y explicó que esos datos pueden ser utilizados para el bienestar de las personas.

 

Trabajo colaborativo entre médico y paciente

 Actualmente, un buen número de personas están utilizando la tecnología de salud, incluso cuando no se trate de pacientes. Sin embargo, Ximena Hernández aseguró que es el profesional de la salud el que puede, a través de la salud digital, darle información al individuo para que tome acciones en su vida y su bienestar.

La experta destacó que estos años de pandemia han tenido un impacto en la salud mental, no solo en los pacientes que cursaron la covid-19, sino en el mismo personal sanitario. También, destacó que quienes sufrieron esta nueva enfermedad presentan secuelas a nivel psicológico y la salud digital puede ayudar a notar que la salud física y mental están interrelacionadas. A nivel masivo, la población apreciará la importancia de tener en buen estado ambos tipos de salud.

“Hoy en día hay una medicina diferente, que es justamente funcional, pues busca que las personas realmente integren estos aspectos y donde ya tienes médicos con los cuales puedes ir y puedes abordar todo lo que eres, es decir, todos los aspectos que son importantes en tu vida dentro del padecimiento actual que estás teniendo”, añadió.

De igual forma, Hernández aclaró que el médico debe encontrar modos de acercarse a las plataformas donde los wearables y dispositivos monitorean la información recabada, para que puedan hacer un análisis más allá de la consulta tradicional, en la que el paciente comenta sobre lo que se acuerda o tiene registrado. Por ejemplo, contar con gráficas de horas de sueño relacionadas con la actividad física del mes anterior, así como con las variabilidades de peso y los parámetros de estrés, puede ser útil para el diagnóstico y seguimiento.

Justo cuando se empodera al profesional y se le da acceso a todos esos datos se logra una atención centrada al paciente, donde la toma de decisiones es compartida. El médico puede recomendar a un paciente con ansiedad que no se quite su dispositivo durante la noche para monitorear su calidad de sueño. Además, el paciente contará con la orientación y lo que comparta en consulta dejará de ser ambiguo.

“Ese es uno de los grandes regalos que, hoy en día, nos está brindando la tecnología: este monitoreo, empoderamiento y cambio hacia la percepción y hacia los paradigmas que vamos a tener del cuidado de la salud”, puntualizó la especialista y resaltó que con ayuda de estas tecnologías se puede  caminar hacia estados preventivos.

Igualmente, Hernández destacó que la salud digital está recuperando la relación médico-paciente desde otra perspectiva, ya que se puede brindar atención oportuna y se cuenta con información en tiempo real, en una línea de tiempo mucho más extensa que el momento de la consulta.

Gracias a las tecnologías se podrá empezar a co diseñar la forma de atender la salud para satisfacer las necesidades presentes, ya que se podrá trabajar de manera sincrónica con la salud digital, lo que ayudará a entender cuándo son necesarias las intervenciones presenciales.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.