Conexiones 365

Innovación en la industria: Philips avanza con el tomógrafo computarizado espectral

2022-01-02 Erik Cortés / Conexión Expo Med
tomografo computarizado philips

La radiología siempre ha tenido un papel primordial en la salud, y Philips está innovando en esa área con su Sistema Smart

 

A lo largo del siglo pasado, los rayos X fueron adoptados como parte de la cultura popular imperante. Tiempo después de su descubrimiento en la década de 1890, surgieron rumores sobre los poderes casi sobrenaturales de esta nueva tecnología, dicha situación fue retomada por la mente de charlatanes, comerciantes, publicistas y artistas. 

La tecnología de rayos X, volvió realidad el mito de poder ver a través del cuerpo sólido de las cosas, revelando un mundo que vivía por debajo de la superficie visible. Algunos artistas encontraron la forma de sacar ventaja de este concepto innovador, surgiendo populares personajes arquetípicos de tiras cómicas que poseían la capacidad de utilizar rayos X a partir de su función ocular.

El 4 de enero de 1896, el físico alemán Wilhelm C. Roentgen, presentó ante la comunidad científica de la época, un descubrimiento que revolucionó el campo de la medicina. Su hallazgo acerca del comportamiento de ciertas corrientes eléctricas en tubos catódicos que producían una reacción física de radiación y luminiscencia, provocó el surgimiento de la Radiología como una rama de la ciencia médica de diagnóstico y marcó el inicio de la era de la electrónica. 

Tal fue el furor del descubrimiento difundido por los medios de información de aquellos años, que hasta el connotado inventor e industrial norteamericano Thomas A. Edison, insistió en comprar la patente de los misteriosos rayos, la respuesta fue negativa, ya que Roentgen consideraba los muchos beneficios de su invento como patrimonio humano universal.

El uso comercial de esta tecnología convirtió esta ciencia en una especie de espectáculo. A lo largo del siglo XX, los novedosos y subutilizados rayos pasaron de ser un hito científico, a utilizarse con objetivos extravagantes y curiosos, por ejemplo, se crearon la “broma del tubo milagroso” fabricada por S.S. Adams Company y el “aerosol de rayos X”, ambos dispositivos se basaban en el mismo principio: la difracción de luz a través de una rejilla muy densa; su uso médico formalizado era todavía bastante lejano.

 

Una nueva tecnología modifica la ciencia médica

En un camino paralelo al uso recreativo y banal de este enorme descubrimiento, se fue desarrollando su utilización médica; primero los cirujanos lo emplearon para descubrir cuerpos extraños y extirparlos sin causar mucho daño en el tejido, luego se desarrolló la radiología militar y la evaluación del sistema óseo. 

El radiólogo germano Köhler, pronto se dio cuenta que mediante el uso de rayos X, era posible examinar problemas reumáticos congénitos, afecciones metabólicas y trastornos de osificación del esqueleto. 

En la mitad del siglo XX, los rayos X fueron primordiales en el descubrimiento de la doble hélice del ADN. Hoy por hoy, el Proyecto Genoma Humano es un programa global de investigación que ha ayudado a comprender la estructura celular y cómo los factores genéticos causan enfermedades hereditarias. 

No fue hasta el año de 1972, que se realiza la primera tomografía computarizada, su posterior uso ha logrado grandes beneficios en el diagnóstico y control de enfermedades con un mayor nivel de precisión, desarrollando métodos para intervenciones quirúrgicas guiadas, mediante imágenes de precisión. 

La capacidad de las evidencias, brinda información sobre la estructura anatómica y permite a los cirujanos planear las operaciones con mayor exactitud y disminuir las limitaciones y complicaciones potenciales.

Es en este contexto histórico, tanto presente y futuro, es que los dispositivos desarrollados para la aplicación de tomografías computarizadas continúan evolucionando. Gracias al trabajo desarrollado en diversas instituciones científicas, académicas y supra nacionales, se siguen consolidando programas de cooperación con empresas privadas, dando continuidad a la obra y visión humanista de Roentgen. Tal es el caso de la RSNA (Sociedad Radiológica de Norteamérica), la cual a través de los Minnie Awards, reconoce a los exponentes y empresas más destacados en el ámbito de la radiología a nivel mundial.

En la edición 2021 de estos galardones, se destaca el papel de los especialistas y corporaciones que han aportado propuestas de valor, a los avances radiológicos en un entorno pandémico COVID-19. 

Como lo señala el propio portal auntminnnie.com, “…los ganadores muestran la larga sombra que nos ha dejado la pandemia por el virus SARS-CoV-2 y como esta partícula genética continúa ejerciendo una poderosa influencia en el mundo y la radiología, con ello también se demuestra la resistencia que este sector industrial y de sus mentes brillantes, haciendo avanzar esta disciplina frente a la adversidad causada por este mal”.

Los finalistas de los Minnies 2021, se eligieron entre más de 200 candidatos en 15 categorías; la selección de los ganadores fue el resultado de dos rondas de votación, realizadas por un panel de expertos, destacados representantes del sector radiológico y editores del propio portal. 

Las categorías más sobresalientes fueron: Investigador de Radiología más influyente, Educador de Radiología más eficaz, Administrador/gerente de Radiología más eficaz y Mejor Dispositivo de Radiología de 2021, en este segmento, la empresa Neerlandesa Philips fue la ganadora con su máquina de tomografía computarizada Philips Spectral CT 7500.

En mayo del 2021, la corporación tecnológica fundada en Eindhoven en 1891, presentó su más reciente sistema Smart, la Tomografía computarizada espectral (TC) 7500. Esta tecnología genera imágenes sin la necesidad de precontraste, lo cual reduce los niveles radiación, también se evade la dificultad propia de las prótesis metálicas y el rendimiento de la imagen vascular, que en le caso de la tecnología convencional obliga a la toma en un momento determinado. También se puede analizar la composición de los tejidos en forma más precisa, alcanzando el mismo resultado que las resonancias nucleares magnéticas.

El dispositivo Philips Spectral CT 7500, ofrece información de alta calidad para todo tipo de pacientes, incluidos los pediátricos, bariátricos y cardiacos, en la totalidad de los procedimientos realizados, ayudando a mejorar la caracterización y seguimientos. 

Tiene la enorme ventaja de utilizar los mismos niveles de dosis que las exploraciones TC convencionales, por lo cual se prevé que dentro de 10 años, las instituciones hospitalarias y laboratorios únicamente adquieran tecnología TC espectral, haciendo que el sector dependa totalmente del alcance de este tipo de imágenes.

Otra de sus características importantes, es que el dispositivo cuenta con un flujo de trabajo completamente integrado, lo que resulta en un considerable ahorro de tiempo. Este punto, permite a los especialistas elevar y bajar a los pacientes de manera rápida y segura, algunas exploraciones con manipulaciones complejas y delicadas pueden tomar un par de segundos en realizarse. El dispositivo logra generar imágenes de alta precisión, aumentando el nivel de eficiencia y eficacia en el diagnóstico y tratamiento.

Como se mencionó anteriormente, este nuevo desarrollo cuyo primer antecesor fue el IQon Spectral CT, incrementa los beneficios para pacientes cardíacos, ya que se pueden obtener mapas supresores de calcio en las arterias coronarias y se reduce el famoso blooming (irregularidades de retroiluminación o brillo). Un valor añadido, que es clave para la efectividad en los trabajos del TC, son las dimensiones de su espesor, lo cual logra mediciones diastólicas y sistólicas en muy pocas repeticiones.

En la actualidad, aproximadamente una décima parte de los decesos en pacientes se producen por retrasos y diagnósticos erróneos, los elevados costos por la toma de imágenes deficientes o innecesarias trascienden los 12 mil millones de dólares anuales. Con el uso del equipo de precisión CT 7500, se han demostrado reducciones considerables en tiempo, cantidad de repeticiones exploratorias y de seguimiento, lo cual ha aportado claridad, calidad, certeza y simplicidad en todas las áreas clínicas y médicas.

En resumen, podemos decir que este dispositivo de alta precisión permite tener todas las ventajas descritas con una sola adquisición, sin necesidad de protocolos especiales, mejorando en gran medida la visualización de tejido y logrando la obtención veloz de imágenes convencionales y espectrales para todo tipo de estudios y pacientes. Este avance tecnológico elimina los mitos en cuanto a tiempo en casos de emergencia, la similitud con la doble energía, la complejidad del flujo de trabajo y la utilización exclusiva para efectos de investigación.

Con este tipo de soluciones inteligentes y flujos de trabajo integrados, Philips se consolida como la única empresa proveedora de este tipo de diagnóstico de precisión. Los aportes en su utilización todavía están lejos de alcanzar toda su potencialidad, lo que prevé un panorama ilimitado que permitirá a los médicos y especialistas ir más allá de los hallazgos sospechosos e identificar cuál es su verdadera naturaleza.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.