Conexiones 365

Innovaciones y desarrollos de salud que se aceleraron con la pandemia

2021-10-06 María José Ramírez/Grupo Expansión
innovación salud

No hay mal que por bien no venga: la pandemia hizo que se aceleraran los desarrollos en el sector salud. Así se ha beneficiado la investigación mexicana en esta coyuntura.

Los nuevos desarrollos e investigaciones son necesarias para que el sector salud se fortalezca y pueda llevar atención de calidad a todas las poblaciones.

Durante la charla “Innovación y desarrollo para el sector salud en México”, Conexión Expo Med platicó con Fausto Ávila, socio líder nacional de salud y ciencias de la vida en KPMG México sobre las innovaciones que se estaban desarrollando antes de la pandemia y que fueron impulsadas por la crisis sanitaria.

Estos nuevos desarrollos se aceleraron por una parte debido a los confinamientos y, por otra, debido a una necesidad latente en el sector.

“Una de ellas puede ser la secuenciación de la próxima generación, que estas aplicaciones de secuenciación genética se utilizan para identificar población de riesgo”, destacó Ávila y explicó que esto tuvo un auge durante los 18 meses de pandemia.

Asimismo, los dispositivos impresos en 3D presentaron un auge, se trata de productos de tecnología altamente personalizados, pues son diseñados específicamente para las necesidades del paciente.

La investigación de inmunoterapia también se ha incrementado, de acuerdo con el experto, se trata de “todos los tratamientos con el potencial de extender la supervivencia de pacientes con cáncer y evitar todos los efectos secundarios negativos”.

Además, el uso de la Inteligencia Artificial ha ido fortaleciéndose. “Toda la información y la base de datos que se cuenta obviamente se está utilizando para que se puedan hacer diagnósticos, para que se pueda analizar toda esa base de datos y tener un resultado y una estrategia hacia adelante”, comentó Ávila.

Otra innovación importante es el diagnóstico de punto de atención, que permite generar información del paciente desde que arriba a un consultorio o se encuentra en una ambulancia, estos datos llegan al médico, lo que mejora el monitoreo del paciente.

Por otro lado, la realidad virtual permite realizar proyecciones y análisis, lo que posibilita planear una estrategia sobre el tratamiento y ver los efectos secundarios, mejorando la experiencia del paciente.

De igual forma, los biosensores y rastreadores, mejor conocidos como wearables, monitorean constantemente al usuario en cuanto a la frecuencia cardíaca, el ejercicio, las calorías consumidas o hasta la calidad del sueño, lo anterior ayuda a dar seguimiento a la salud del usuario.

Aunque el sector salud aún tiene que lidiar con el manejo de la información para que los médicos puedan utilizar esa información, toda esa data permite monitorear al paciente durante su cotidianidad, esto permite tener mejor diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o posibles padecimientos que puedan afectar al paciente.

Actualmente, buena parte de la población ha experimentado la teleconsulta. “En el momento que los hospitales tuvieron que cerrar o tuvieron que limitar de manera importante el acceso de los pacientes [...] el siguiente problema que surgió fue el seguir atendiendo a los pacientes”, comentó el experto y agregó que de esta forma se evitaron contagios. La telemedicina ha resultado conveniente para que el paciente reciba atención vía remota, lo anterior implicó una inversión grande en infraestructura.

Todas estas innovaciones tienen un potencial de romper cualquier limitación que existe en el sistema para el cuidado de salud y extender así la atención a todos los horizontes posibles, de alguna forma, han abierto la oportunidad de atender a los pacientes con mayor calidad e información.

 

Inversiones en desarrollos e innovaciones

Para entender la necesidad de la inversión en nuevos desarrollos, es importante destacar la relación entre la salud y el bienestar. “La salud tiene un potencial de generar un crecimiento económico y bienestar de un país”, aseguró Ávila y dijo que esto se debe a que sin salud difícilmente se puede crear un crecimiento en la economía.

Si bien el sector salud tiene un impacto grande, por sí mismo, en el PIB de México, tener una población sana puede ser tener un mayor potencial, ya que las personas se vuelven mucho más activas en la economía. Igualmente, las naciones con mejores estados de salud tienden a tener ingresos más altos.

Para Ávila, los servicios de salud en México tienen una gran oportunidad de generar provecho económico, ya que invertir en esta industria implica obtener un 30% de beneficio en relación a lo invertido. De acuerdo con un estudio realizado por KPMG, ocho de cada 10 empresas consideran que concentrarse en innovación es lo más relevante tras la disrupción que generó la covid-19.

Además, KPMG observó que 35% de las empresas del sector salud invierten menos del 2% de sus ingresos en tema de innovación, mientras que el 32% de las organizaciones en nuestro país invierten entre el 2 y 5%, por lo que se hace necesario trabajar en el liderazgo para que las innovaciones se vuelvan más relevantes.

Finalmente, el experto señaló que tanto el sector farmacéutico como los hospitales están buscando otras maneras de atender. En México las innovaciones se han enfocado en las enfermedades que aquejan a su población, como la investigación oncológica, la de metabolismo y diabetes, y la de corazón.

“Estos son los sectores que están apostando e invirtiendo fuertemente en todo el tema de innovación”, puntualizó el experto y agregó  que también se prioriza a las vacunas y su distribución.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.