Conexiones 365

La salud femenina no es un mercado de nicho, sino una prioridad

2021-10-04 María José Ramírez/Grupo Expansión
femtech salud femenina

Las mujeres han empezado a desarrollar aplicaciones específicas para salud femenina, abriendo paso al término femtech. Para el 2025, se estima que el valor de este mercado será de 50 millones de dólares.

El término femtech se usa para describir cualquier dispositivo, software o tipo de tecnología diseñados específicamente para mejorar los resultados de salud de las mujeres. También, el concepto es aplicado a las startups, fundadas principalmente por mujeres, que utilizan la tecnología en pro del bienestar y la salud de otras féminas.

Durante el Healthcare Strategy Summit 2021, se llevó a cabo el panel “Femtech: salud de mujeres para mujeres” con la presencia de Patricia Guerra, consultora de salud digital y moderadora de la mesa; Isolde Artz, directora de acceso y política pública para México y Centroamérica en Baxter: María Fernanda González, consultora médica en Common Management Solutions; así como Ximena Hernández, cofundadora de Saluta.

De acuerdo con Guerra, el término femtech se acuñó en 2016, mientras las mujeres empezaron a desarrollar apps específicas para salud femenina centradas en salud sexual, fertilidad, lactancia y posparto, abriéndose paso poco a poco a otros temas de salud. Asimismo, la consultora aseguró que se estima que el valor de este mercado será de 50 mil millones de dólares para el 2025.

La creación de herramientas tecnológicas que impulsen los resultados de la salud femenina resulta imprescindible, pues 66% de las usuarias de internet busca información médica en la web y utilizan herramientas digitales para atender un problema de salud. Por otro lado, el 80% del gasto de salud lo hacen las mujeres y el 90% de las tomadoras de decisiones en casa son mujeres; sin embargo, solo el 4% de los fondos se dedican a investigación y desarrollo de productos para ellas.

Si bien se trata de una industria con predominancia masculina desde el punto de vista tecnológico, empieza a haber cada vez más desarrollos por y para mujeres, los cuales engloban problemáticas y temas más allá de la menstruación y la lactancia, incluyendo cáncer cervicouterino así como cualquier otro predominante en la mujer.

 

Innovación en tecnología y desarrollo para la salud femenina

En todo el mundo, la pandemia ha sido un  parteaguas para la transformación digital en materia de salud, así como en muchos otros sectores e industrias. Empero, González señaló que: “La innovación tecnológica específicamente enfocada en salud de la mujer ha crecido exponencialmente en los últimos años, sin embargo, aún hay mucho por hacer”, pues una gran cantidad de estos desarrollos se han enfocado en la salud reproductiva, verbigracia, hay trackers de ciclo menstrual, anticoncepción y procreación, hasta el seguimiento del embarazo y la lactancia.

Si bien estos desarrollos son relevantes, González destacó que existen otras etapas que también son importantes y que tienen un gran peso en la vida de la mujer. Por ejemplo, es necesario darle mayor peso a la educación sexual para prevenir embarazos no deseados o embarazos adolescentes. Otra etapa significativa son los años posteriores a la vida fértil: “Sobre todo pensando que para 2025 tendremos más de mil millones de mujeres en menopausia a nivel mundial”, afirmó González. 

“Aproximadamente solo el 5% de las startups de salud femenina abordan la menopausia como un tema prioritario dentro de sus desarrollos”, subrayó González y explicó que lo anterior es importante porque la salud durante la pre y perimenopausia repercute de manera directa sobre la salud en la posmenopausia a largo plazo, la salud cardiovascular, ósea y mental pueden verse afectadas.

Además, la experta indicó que el conocimiento sobre su salud le da poder a las mujeres, ayudándolas a actuar como un seguro preventivo, para reducir costos en el futuro, tener una mejor calidad de vida, y tomar mejores decisiones.

Por su parte, Artz destacó la prevalencia de la enfermedad renal en México, país que ocupa el primer lugar en obesidad, hipertensión y diabetes, “esto quiere decir que 65% de estos pacientes en algún momento de su vida van a ser enfermos renales crónicos”, sentenció.

Lo anterior significa que los pacientes tendrían que estar conectados a una máquina para poder eliminar las toxinas de la sangre, ya sea a través de hemodiálisis o diálisis peritoneal. Asimismo, Artz comentó que 195 millones de mujeres a nivel mundial padecen enfermedad renal crónica, la cual es la octava causa de muerte a nivel mundial y el padecimiento por el que un promedio de 600,000 mujeres mueren.

 “Se calcula que las mujeres son más propensas a desarrollar enfermedad renal crónica, es más o menos un 14% de las mujeres termina con enfermedad renal crónica versus un 10-12% en los hombres”, indicó la experta y añadió que esto se debe a características específicas después de los embarazos o complicaciones durante la gestación, ya sea por preeclampsia, hemorragias en el parto o porque estas mujeres sufren de hipertensión.

Debido a que  una hemodiálisis obliga a la paciente a acudir al centro de salud tres o cuatro veces por semana para su tratamiento, el cual tiene una duración de entre tres y cuatro horas, la diálisis peritoneal automatizada se presenta como una buena opción para mujeres diagnosticadas con enfermedad renal crónica, ya que se trata de un tipo de terapia que se puede llevar a cabo en casa.

Ximena Hernández afirmó que la mujer ha sido invisible para la medicina, siendo considerada la salud femenina como un nicho de mercado, cuando se trata de una prioridad. Además, retomó el concepto de medicina personalizada y destacó la necesidad de que la salud femenina sea abordada desde esa perspectiva. Asimismo, recalcó que deben de considerarse las diversidades de género.

De igual forma, recordó que la región latinoamericana tiene un gran rezago en el porcentaje de mujeres liderando startups de salud. “En toda América Latina solo hay una clínica, que es brasileña, y está encargada justamente a la visualización cultural específica en Brasil acerca del embarazo y su cuidado”, aseguró.

 

La importancia de una atención diferenciada para las mujeres

Para Ximena Hernández es imprescindible entender el comportamiento de algunas enfermedades crónico degenerativas específicamente en la mujer, toda vez que la sintomatología es diferente entre hombres y mujeres; esto se debe a que tienen condicionantes de visa y cargas sociales distintas.

En términos de la medicina personalizada, un mismo protocolo no aplica siempre para todas las personas, ya que aún no está dividido en géneros ni siquiera se piensa en la diversidad, tomando en cuenta que existen mujeres que se reconocen en otro tipo de géneros y reaccionan completamente distinto a la salud.

Además, la cofundadora de Saluta comentó que no se habla de los cambios hormonales que sufren las mujeres a lo largo de su vida, no solamente en las etapas como el embarazo o la menopausia, pues en cada década existen cambios de ciclos hormonales. Esto es importante para que las pacientes puedan tomar las mejores decisiones y entiendan bien cómo les afectan ciertos medicamentos o terapias, como los anticonceptivos. Aunado a lo anterior, las hormonas y la alimentación afecta la salud mental femenina, pues son ellas las que presentan más  padecimientos como la ansiedad o la depresión.

“De 750 startups que existen en la industria de Femtech, solo cinco están enfocadas para la salud mental para la mujer”, puntualizó Hernández. Asimismo, destacó que hay otras enfermedades que no deben dejarse de lado entre los que se encuentran el síndrome de ovario poliquístico o la fibrosis.

Por su parte, González explicó que aunque todos somos seres humanos existen diferencias notables, por ejemplo, las mujeres se infartan de manera distinta. “La fisiopatía de cómo se infarta un varón es muy distinta a cómo nos infartamos las mujeres”, señaló y agregó que la disminución de la protección estrogénica después de la menopausia predispone y pone en mayor riesgo a las mujeres de sufrir un infarto o de verse afectadas en muchas otras áreas.

De acuerdo con la especialista, la salud debe liberarse de los prejuicios y estereotipos de lo que significa ser mujer, puesto que hay muchas maneras de abordar la salud y se está dejando de lado la diversidad. Igualmente, refirió que es importante tener una atención diferenciada, porque las desigualdades en salud siguen siendo grandes e injustificables.

“Dentro de los varios determinantes de salud que existen, a la par de los determinantes sociales, de los ambientales, de los económicos, el género ha recobrado gran importancia de cara a enfocar adecuadamente la inversión en la salud de niñas y mujeres para fortalecer políticas y estrategias que las empoderen a lo largo del curso de sus vidas”, destacó la cirujana.

Por último, declaró que resulta crucial tomar en cuenta las cifras para que las necesidades y realidades de las mujeres no se pasen por alto y se identifiquen áreas clave para reducir estas inequidades. En cuanto a las prioridades en la salud de la mujer, estas deben ir desde la planificación familiar, la educación sexual y el conocimiento de los derechos reproductivos, así como la prevención.

Artz señaló la necesidad de eliminar tabus y discriminación en la atención para mujeres. “Se requiere de educación para las mujeres. Estamos viendo cifras cada vez más altas en cáncer de mama, por ejemplo”, dijo y añadió que esto sucede derivado de una falta de educación y de la autoexploración.

Además, recordó que el reto en México es que las mujeres lleguen a la atención de primer nivel; ya que en su mayoría son cuidadoras que no se cuidan y posponen la atención hasta que se encuentran graves. Finalmente, destacó que la enfermedad renal es silenciosa, cuando se presenta es porque ya está muy avanzada y es tarde para revertirla; por ello la educación es indispensable para prevenir que las mujeres lleguen a estadíos tan avanzados de las enfermedades crónicas.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.