Conexiones 365

Reglamento para el consumo de marihuana medicinal, ¿qué podemos esperar?

2021-01-16 María José Ramírez/Grupo Expansión
reglamento uso medicinal marihuana

Esta semana, el Poder Legislativo reguló el consumo de marihuana medicinal, después de una espera de tres años, que establecen las medidas para su venta y distribución.

El Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis y sus Derivados Farmacológicos fue publicado el pasado 12 de enero en el Diario Oficial de la Federación, aunque su elaboración tardó bastante en llegar, pues, aunque la ley que permite el uso de la planta se publicó en 2017, sin un reglamento para su uso, ésta resultaba inoperante.

“En primera instancia, dará certeza y seguridad a los miles de pacientes que han mejorado su calidad de vida con tratamientos que incorporan el cannabis y en segundo lugar, coloca la primera piedra de una industria nueva que se espera, traerá beneficios económicos y de empleo”, dijo Erick Ponce, presidente de del Grupo Promotor de la Industria de Cannabis (GPIC)

 

¿Qué contempla la norma?

El nuevo reglamento regula la producción primaria de cannabis, su experimentación e investigación farmacológica, así como la fabricación de medicamentos y su uso médico en diagnóstico, prevención, terapia, rehabilitación y cuidados paliativos.

Gracias al reglamento, los profesionales podrán obtener permisos para investigar la cannabis para uso medicinal, sembrar con fines de investigación y fabricación, así como prescripción de medicamentos.

Además, la norma establece que los establecimientos —dícese droguerías, farmacias o boticas— autorizados para suministrar medicamentos de cannabis “deberán contar con un registro de los pacientes, acorde a las disposiciones jurídicas aplicables en materia de protección de datos personales”.

La elaboración y publicación de este reglamento significa el arranque de la industria mexicana de la cannabis medicinal, por supuesto, bajo la vigilancia de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ya que este órgano será el encargado de emitir los permisos para producción, investigación y prescripción.

Asimismo, el reglamento contempla licencias de importación y exportación de fármacos derivados, medicamentos de cannabis y materia prima.

 

Implicaciones del reglamento para los pacientes

Los beneficios médicos de la marihuana han sido estudiados por diversos países y autoridades sanitarias, pues resultan prometedores para el tratamiento de padecimientos como la epilepsia o la esclerosis múltiple.

En entrevista con  la asociación civil Yo También, Margarita Garfias, líder de la asociación Familias y Retos Extraordinarios y madre de Carlos Avilés Garfias, un joven con discapacidad múltiple y epilepsia refractaria que ganó un amparo para el uso de cannabis medicinal, aseguró que la llegada del reglamento “reconoce el uso medicinal de la cannabis de manera oficial (deja atrás el uso anecdótico y la responsabilidad que hemos asumido las familias de manera aislada)”.

Asimismo, se trata de una base para “romper estigmas (de los médicos que nos han cerrado la puerta y negado atención e información)” y “avanzar en la investigación médica científica”. Para Garfias el reglamento “establece la ruta para la importación y producción de medicamentos para las y los mexicanos”.

La líder de Familias y Retos Extraordinarios señaló que hay que tomar en cuenta que la publicación del reglamento “no significa que todos los productos en el mercado ahora son legales”, sino que ahora estos deben cumplir con estándares para dar certeza y seguridad a los usuarios.

Además, Garfias recordó que los médicos que quieran prescribir fármacos que contienen cannabinoides deben tramitar su recetario electrónico ante la Cofepris.

 

Los beneficios médicos de la cannabis

Según un reporte investigación publicado por el National Institute on Drug Abuse, el THC tiene beneficios medicinales comprobados en ciertas formulaciones. Hasta ahora la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado medicamentos elaborados con tetrahidrocannabinol, como el dronabinol (Marinol) y la nabilona (Cesamet), estos son recetados en píldoras para tratar náuseas en pacientes que reciben quimioterapia, así como para estimular el apetito en pacientes con síndrome consuntivo debido al sida.

Además, se han aprobado fármacos para el tratamiento de la espasticidad y el dolor neuropático que se pueden presentar en la esclerosis múltiple; estos medicamentos combinan el THC con el cannabidiol (CBD).

Algunos informes indican que el CBD puede ayudar en el tratamiento de trastornos convulsivos. Actualmente, en Estados Unidos se está probando un medicamento líquido a base de CBD (Epidiolex) para el tratamiento de formas graves de epilepsia infantil, como el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gestaut.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.