Maternidad: la octava prioridad de las mujeres mexicanas

2023-01-13 Alina Velázquez/Conexiones365
maternidad, prioridades,

Viajar, adquirir patrimonio, crecer económica y profesionalmente, son razones por las que las mexicanas suelen aplazar la maternidad. No obstante, la mayoría ignora "los caprichos" de la fertilidad, que se pierde al paso de los años. 

En una conferencia de prensa se difundió un estudio realizado por la farmacéutica Ferring en México para plataforma Plan M, mismo que mostró que la maternidad ocupa el octavo lugar entre las prioridades de las mujeres en México. 

Este ejercicio, indicaron expertos, se realizó con el objetivo de conocer y entender las prioridades de la población mexicana sobre la maternidad y la familia. Éste constó de cinco fases con participantes con edades entre los 20 y 35 años, que pertenecían al nivel socioeconómico ABC+, que eran profesionistas o estudiantes y no tenían hijos.

Se especificó que los resultados se obtuvieron mediante un Social Lab con la aplicación de cinco estudios: el primero fue un Deep Digital Listening, con volumen de conversaciones de 732,022 menciones; el segundo una auditoría de medios, donde se analizaron 5,362 artículos; también se aplicaron dos estudios cualitativos a cinco focus group con ocho participantes cada uno; por último, un estudio cuantitativo con 1,000 encuestados.

Los resultados arrojaron que el 70% de las mujeres mexicanas tiene como prioridad viajar, estudiar y crecer profesional y personalmente. Por debajo de estas resaltan el emprendimiento, adquirir bienes raíces, independizarse y casarse.

Después de dicho conjunto de prioridades viene la maternidad en octavo lugar, la cual solo el 2.8% de las mujeres mexicanas consideran como un objetivo principal.

El estudio señaló que hay varios factores por los que una mujer decide posponer la decisión de concebir, entre las principales está la sensación de responsabilidad que conlleva cuidar a otro ser humano, además de contemplar la estabilidad financiera para ello.

Asimismo, se observó que el 30% de las personas que participaron, expresó su deseo de no querer tener hijos y que el 66% de ellas dijo que podría considerar cambiar de opinión en un futuro próximo.

Dicho cambio en la idiosincrasia se debe a factores como la lucha por el reconocimiento de las mujeres en igualdad de oportunidades, desaparición de la brecha salarial de género, y el reconocimiento a poder decidir sobre su propio cuerpo.

Sin plan reproductivo

Si bien, el 60% de las mujeres están de acuerdo en que embarazarse debe ser una decisión personal y que una pareja no es relevante para lograr este objetivo, se demostró que la pareja sentimental y la madre influyen fuertemente en la elección.

Las personas participantes definieron que la mejor edad para concebir está entre los 30 y 35 años con 72% de coincidencia. De estos, un tercio cree que la edad más óptima es entre los 32 y 33 años, ya que perciben mejor estabilidad financiera y profesional en esta etapa.

Sin embargo, un detalle que resaltan los especialistas es que las mujeres que manifestaron el deseo de posponer la maternidad suelen dar por sentada su fertilidad.

"Las mujeres asumen que después de los 35 años van a poderse embarazar, pero no basta con que nos alimentemos bien, porque lo que ocurre con los óvulos es algo que no podemos programar", acotó Martha Luna Rojas, bióloga en reproducción. 

Lo anterior, dijo, demuestra que la mayoría de personas participantes desconocen los riesgos de la infertilidad o fertilidad reducida, por lo que no tienen un plan reproductivo. Esto conlleva a que opciones como la Técnicas de Reproducción Asistida (TRA) sean poco consideradas para el futuro.

Es por ello que la plataforma Plan M ofrece información tanto para mujeres como para hombres sobre el riesgo del paso del tiempo en su fertilidad y las diferentes TRA que existen, para poder así, decidir de manera informada sobre su proyecto familiar.