Conexiones 365

Médicos de farmacias también necesitan la vacuna para enfrentar pandemia

2021-02-15 Conexión Expo Med
médicos consultorios farmacias

Los médicos de farmacias y de atención primaria son, en muchos casos, los primeros en atender a pacientes con COVID-19, incluso antes de que lleguen al servicio de urgencia.

Movidos por el miedo de morir solos en un hospital público y algunos sin recursos para acudir a una clínica privada, los pacientes con sospecha o confirmados con covid-19 deciden atenderse en los consultorios adyacentes a farmacias. Las consultas en estos lugares van desde los 35 a los 100 pesos, un precio mucho menor que el clínicas u hospitales privados.

De acuerdo con la Unión de Farmacias, Clínicas y Consultorios (UNIFACC), en México 43? las consultas se hacen en sitios privados —como los consultorios adyacentes a farmacias—. Además, esta unión realiza 180,000 consultas diarias, un número que se acerca a las realizadas por el Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) previo a la pandemia.

Según datos de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), en el país hay, aproximadamente, una farmacia cada 500 metros; y de las 40,000 farmacias que hay en el territorio nacional, entre 16,000 y 18,000 brindan consultas médicas.

Ante la demanda de este tipo de consultas, algunos médicos, como el personal de salud de primera línea, se han contagiado. Para poder continuar atendiendo a sus pacientes, estos profesionales de la salud también requieren ser contemplados en el esquema de vacunación; y así será, según lo informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez la noche del miércoles 20 de enero.

López-Gatell afirmó, a través de su cuenta de Twitter, que en la primera etapa, la cual contempla vacunar a personal médico que atiende la emergencia sanitaria, también incluye a aquellos que trabajan en farmacias o que ofrecen atención a domicilio. Para ello, la autoridades sanitarias solicitaron un censo de identificación a Anafarmex.

“La vacunación contra #COVID19 al personal de salud también incluye a médicos y médicas que dan consulta a domicilio y a los que trabajan en farmacias. Para estos últimos hemos solicitado el censo de identificación a la Asociación Nacional de Farmacias de México”, puede leerse en el tuit del subsecretario.

La realidad es que no todos los médicos de farmacias conocen sobre este censo, a través del cual pueden ser parte de esta primera etapa de vacunación; muchos de las y los médicos no rechazan dar consulta, sin embargo, sí esperan ser inoculados pronto para evitar contagiar a su familia. Incluso con este censo para inmunizar a estos profesionales de la salud, el presidente de UNIFACC, Óscar Zavala, aseguró en entrevista con AFP que la Secretaría de Salud aún no ha dimensionado el riesgo que corren estos trabajadores.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, hasta el martes 10 de febrero, en México se habían aplicado 724,700 vacunas contra covid-19 tanto a personal médico como a personal docente. López-Gatell aseguró que 622,658 personas han recibido la primera dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNTech. Además, 84,592 individuos ya cuentan con el esquema completo de vacunación.

 

Consultorios de barrio y la vacunación

Desde que inició la campaña de vacunación contra covid-19, en el mundo se han visto las diversas áreas de oportunidad de las estrategias de cada nación. En Estados Unidos, los médicos de atención primaria se sienten frustrados porque no han sido considerados para ser parte de la campaña.

En entrevista con el New York Times, Wayne Altman, presidente de medicina familiar de la Escuela de Medicina de la Tufts University, aseguró que “La pieza central debería ser la atención primaria”.

Mientras las autoridades están usando grandes parques y estadios para realizar la inoculación masiva, se ha dejado de lado a los consultorios de médicos familiares, donde se podría inmunizar a pacientes que estén riesgo.

Altman también afirmó que: “Si se distribuyen las vacunas a estos consultorios y se deja que vayan a su ritmo, se aceleraría este despliegue dramáticamente”.

En Estados Unidos hay cerca de 500,000 médicos de atención primaria, quienes tradicionalmente han administrado casi la mitad de todas las vacunas para adultos, como neumonía, influenza y otras enfermedades infecciosas. Y si bien la mayoría de estos consultorios no podrían almacenar y administrar la vacuna de Pfizer-BioNTech —debido a la temperatura que requiere— si podrían fácilmente administrar las dosis de Moderna y otras que no requieran refrigeración especial.

Y aunque los médicos familiares han estado luchando por ser parte de la estrategia, aún las autoridades federales y estatales han enfocado sus esfuerzos en los sitios de vacunación más grandes, así como en las grandes cadenas de farmacias (Walgreens o CVS). En enero, a Elizabeth Kozak, internista,  le fue aprobado administrar la vacuna de Moderna, sin embargo, aún no cuenta con las dosis. A pesar de esto, la médico ha dicho estar lista.

¿Por qué se necesita de estos consultorios para cumplir con éxito la inmunización masiva? Para muchos adultos mayores es muy difícil darse de alta y conseguir una cita para inocularse a través de la página. Para esta población sería mucho más sencillo acudir con su médico familiar para ser inoculada, pues ya conocen el método para realizar una cita médica y les sería más fácil llegar a un lugar que ya conocen con personal que les es familiar.

 

Con información del New York Times

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.