Conexiones 365

Migraña, cuando el dolor de cabeza no se cura

2021-03-26 María José Ramírez/Grupo Expansión
migraña dolor sin cura

Jcomp for Freepik

En México, el 17? la población económicamente activa padece migraña y el 75? los casos se da en mujeres, ¿pero qué es y cómo se trata?

Dolor intenso y pulsátil en un lado de la cabeza, náusea, vómito, hipersensibilidad al sonido y a la luz, hormigueo en una de las manos, lengua o piernas, son los síntomas más comunes de la migraña. Pero también están la dificultad para concentrarse, la ansiedad o la depresión.

Mientras un dolor de cabeza (cefalea) puede aliviarse con ibuprofeno o aspirina, la migraña requiere de otros tratamientos, puede llegar a ser agresiva e incapacitante. La migraña es una enfermedad crónica con manifestaciones episódicas; sin embargo, también llega a ser crónica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la migraña es la primera causa de incapacidad en personas menores de 50 años. Según con datos de un estudio realizado por KPMG, entre 1.04 y 1.15 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad. El mismo estudio señala que aproximadamente 17 millones de mexicanos sufre migraña.

 “La prevalencia estimada de la migraña de la PEA (población económicamente activa) en México asciende a 17.37%, del cual sólo 27% es atendido por un profesional de la salud, además, de la población que asiste al médico más del 93% utiliza servicios privados”, menciona el texto.

 

¿Dolor de cabeza o migraña?

Para entender mejor el padecimiento, en Conexión ExpoMed entrevistamos a Luis Dávila Maldonado, neurólogo y presidente de la Academia Mexicana de Neurología, quien aclaró la diferencia entre el dolor de cabeza y la migraña, males que suelen ser confundidos y, por ello, malentendidos.

Los dolores de cabeza que pueden obedecer a muchas causas, es decir, se puede tener dolor de cabeza por migraña, por falta de sueño o tensión; por alguna lesión, un tumor cerebral o un daño vascular-cerebral.

“Entonces, cefalea o dolor de cabeza es un término muy amplio de una manifestación que no sabemos a qué obedece. Migraña per se es una enfermedad”, aclaró el neurólogo y explicó que, aunque no hay una cura como tal, este padecimiento se puede controlar.

El especialista también refirió que incluso hay casos de migraña familiar asociados a procesos genéticos; la migraña se desencadena de manera periódica. “No tiene una curación a través de un medicamento que la desaparezca, pero sí se puede controlar bastante bien y, muchas veces, al paso del tiempo se puede tener un control definitivo”, aseguró también el especialista.

Pero no hay un solo tipo de migraña. A decir del neurólogo, hay dos grandes tipos: con y sin aura. La migraña con aura tiene manifestaciones como mareo, vértigo, pérdida de una parte del campo visual o ver luces, después de estas viene el dolor de cabeza.

Las migrañas sin aura tienen el cuadro de dolor de la mitad de la cabeza, pulsátil, que se agrava con el esfuerzo, se acompaña de náusea, molestia a la luz, al ruido y no hay lesión cerebral, explicó el especialista y resaltó que esto se trata de una migraña, pero sin un aviso previo, es decir sin aura.

Este padecimiento también puede llegar a ser crónico, esto quiere decir que el paciente ha tenido varios episodios de migraña con o sin aura, durante más de 15 días en un periodo de tres meses u ocho días en un mes. Sin embargo, para saber que se trata de una migraña crónica se debe contar con el diagnóstico previo de migraña.

 

Tratamientos: entre las novedades y la prevención

Luis Dávila mencionó que para tratar esta enfermedad hay dos tratamientos que lleva el paciente: uno que previene la aparición de la migraña y otro que la resuelve cuando se presenta. El manejo preventivo ayuda a romper la periodicidad y debe tomarse a diario; mientras que el tratamiento de fase aguda, se toma cuando aparece el dolor de cabeza.

“Hay varios medicamentos para una y para otra. No quiere decir que haya un solo esquema farmacológico y una receta fija, sino que se tiene que adaptar a la edad y peso del paciente, eso es muy importante, y ver si tiene otras enfermedades asociadas o no”, dijo el neurólogo, y agregó que a nivel mundial está disponible un gran grupo de fármacos que pueden ayudar al tratamiento, incluso cuando fueron utilizados para otros padecimientos, como epilepsia o para ayudar la función cardíaca. Asimismo, hay otros que fueron creados específicamente para la migraña.

Sin embargo, para Dávila, debe quedar clara la diferencia entre los fármacos para el manejo preventivo para romper la periodicidad y los que son de manejo de fase aguda. De igual forma, el especialista recordó que no es recomendable que los pacientes se automediquen, incluso cuando hay medicamentos de libre venta que se anuncian para tratar este padecimiento.

Aunque parezca que un producto es adecuado para el manejo de la migraña, habrá que contar con un diagnóstico y tratamiento previo, pues cada paciente se beneficia distinto de algunos fármacos. Por ejemplo, la cafeína o el ácido acetilsalicílico pueden ayudar al paciente migrañoso, pero puede no ser efectivo para todas las personas.

En cuanto a tratamientos científicamente probados, hay cada vez más opciones para el manejo de la migraña. “Por ejemplo, el botox no es un tratamiento nuevo, tiene sus beneficios en algunas formas de migraña, en especial cuando hay un componente mixto, tensional también migrañoso”, afirmó el neurólogo y reconoció que hay tratamientos más recientes: los anticuerpos monoclonales. “Estos sirven para prevenir la migraña e intentar estar mejor indicados, precisamente, en estas formas de migraña crónica”, señaló el experto.

También explicó que hay varios anticuerpos monoclonales que se han desarrollado en el mundo, aunado a esto ya han entrado o están por entrar al país. “Será una opción que habrá que ir demostrando al paso del tiempo su eficacia, seguridad en la reducción de los ataques de migraña”, dijo; igualmente, mencionó que desde el 2018 empezaron las aprobaciones regulatorias por los diferentes órganos de los países, como la FDA o la Cofepris.

 

Alimentación y migraña

Uno de los factores que puede llegar a disparar una migraña son algunos alimentos, ya que hay un gran número de ellos que pueden facilitar la aparición de un episodio. El especialista aseguró que esto no significa que el paciente deba dejar de comer una lista infinita de cosas, sino identificar cuáles le disparan la migraña.

Mientras la cafeína puede ser benéfica para algunas personas que padecen esta enfermedad, hay a quienes el café les causa migraña. Sobre cuáles son los alimentos o bebidas que con mayor frecuencia generan migraña en la mayoría de la gente —aunque no a toda—, el neurólogo aseguró que: “Los más comunes son todos los embutidos, los quesos muy añejos, el vino tinto, el chocolate, la semillas (nueces, cacahuates), los plátanos, el aguacate, las salsas de soya”.

La lista puede ser infinita, por ello, la recomendación es que cada persona logre identificar qué alimentos le favorecen la migraña y evitarlos, esta es una parte medular del tratamiento.

Para el neurólogo, lo mejor es explicarle al paciente su enfermedad, para que la persona comprenda que tendrá medicamentos para prevenir y para eliminar el cuadro agudo de migraña; de igual manera, es necesario que el paciente cuide su dieta para y evite los alimentos que disparan su migraña. Además, aconseja llevar una actividad física con relajación y manejo del estrés, “porque mucho de esto también genera migrañas”; por último, recomendó que las personas sean disciplinadas con su tratamiento farmacológico indicado por un neurólogo especialista.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.