Conexiones 365

OPINIÓN | ¿Qué sigue con la salud?

2021-06-18 Carolina Gómez Vinales*
sistema de salud méxico

Terminaron los tiempos de campañas, es momento de cumplir las promesas, sobre todo las de salud

Hace apenas unos días concluyó el proceso electoral y con ello las campañas políticas. Ahora es tiempo de cumplir las promesas de campaña y de ocuparse de los asuntos urgentes e inmediatos que demandan los ciudadanos. Uno de ellos, que ha sido recurrente y ha afectado a miles de mexicanos es el tema de la salud. Desde el mes de marzo de 2020 hasta hoy no hemos dejado de hablar de enfermedad y muerte por COVID-19.

La pandemia forzó la reconversión de hospitales y el uso de los recursos humanos y financieros para su atención exclusiva. También desplazó la atención médica de las enfermedades crónicas y de las cirugías de alta especialidad. El sistema de salud enfrenta una situación crítica en el abasto de medicamentos, porque el gobierno federal optó por una centralización de compras a través de un organismo internacional, UNOPS, que no ha podido avanzar de forma rápida y eficiente. Se ha dicho que es por falta de experiencia y también por falta de recursos para poder adjudicar los contratos a los proveedores de genéricos y de medicamentos de alta especialidad. Estas decisiones administrativas han generado dolor, angustia y gastos catastróficos en muchas familias mexicanas.

Después de la pandemia, el mapa epidemiológico del país cambió, por lo que será un gran reto lograr que las propuestas políticas coincidan con las necesidades reales de los mexicanos. Por ejemplo, hacer más hospitales no es la solución a nuestros problemas, no hay suficientes especialistas para cubrir la atención médica de nuevas instalaciones sanitarias. Debemos fortalecer el primer nivel de atención médica y poner énfasis en las campañas preventivas que informen a las generaciones más jóvenes de cómo cuidar su salud personal. En las clínicas de primer nivel se pueden realizar diagnósticos oportunos de las necesidades de salud más frecuentes, con énfasis en la promoción de la salud, prevención de los riesgos y fomentando la participación ciudadana.

Del total de unidades de salud que existen en el sector público, más de 90% corresponde a unidades de atención de primer nivel. Este dato refleja la importancia relativa que tiene este nivel de atención en el cuidado y la mejora de la salud de la población mexicana. Particularmente porque muchas de ellas están ubicadas en zonas de alta marginación en las que la existencia de estos centros de atención representa la única alternativa para hacer frente a los problemas de salud que aquejan a la población de escasos recursos en México.

Nuestro país requiere transitar hacia un modelo de atención más resolutivo, con mayor capacidad de respuesta a las demandas de los ciudadanos y con un papel menos reactivo y más proactivo en la promoción de la salud. Ante esto, lo que debería seguir, es retomar la actividad en las clínicas de primer nivel. Regresar al esquema de compras consolidadas de medicamentos. Pero sobre todo, ampliar los recursos financieros a las entidades federativas para que la población acceda de manera efectiva a mejorar sus condiciones de salud.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.