Conexiones 365

OPINIÓN | Vacunas y Tercera Ola

2021-04-16 Carolina Gómez Vinales*
tercera ola covid vacunas

El gobierno cambió la política nacional de vacunación, dejando fuera a los médicos de segunda y tercera línea de atención

Hace unos días se publicó la nueva Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2 para la prevención de la COVID-19 en México. En ella se comunica información importante: tenemos en el país 5 vacunas disponibles de acuerdo con la autorización de uso de emergencia, 4 de ellas requieren dos dosis y la de CANSINO una sola.

Hoy en día, se han vacunado casi 9 millones de adultos y aún faltan 80 millones más. Se recorrió el calendario originalmente programado en el mes de diciembre, y se aplazó la vacunación para el grupo de edad de 50 a 59 años. La autoridad sanitaria federal mexicana ha insistido que los criterios para la vacunación son los siguientes:

  • Edad de las personas.
  • Grupos de atención prioritaria.
  • Comportamiento de la pandemia.

Y hace una acotación respecto al nivel de exposición del personal de salud v la resistencia a vacunar al personal que trabaja en el sector privado. Refiere el documento que hay una primera línea de exposición al virus que es contacto directo con pacientes COVD-19.

La segunda línea de atención que según ellos el nivel de exposición es medio. Este personal atiende pacientes con otras enfermedades que no son sospechosos de COVID-19. Y la tercera línea de atención es el personal de salud que no tiene contacto con pacientes y por lo tanto su riesgo es similar al de la población en general.

Desde mi punto de vista, el personal de las unidades de terapia intensiva no es exclusivamente el de la primera línea. Sino también todos los médicos de primer contacto, como por ejemplo los de los consultorios en las farmacias privadas, los ginecólogos, los odontólogos. Pero también el personal paramédico, los químicos de los laboratorios, el personal de limpieza de las unidades médicas.

En fin, ya lo dijo de forma contundente la OMS hace unos días ante una pregunta expresa: se debe vacunar sin distinción a todo el personal de salud, independientemente de donde trabajen. La recomendación es que todos reciban la vacuna antes de cubrir al resto de la población de un país.

Esto viene a colación a partir de qué en México, apenas se han aplicado casi 12 millones de vacunas y se ha cubierto a unos 10 millones de adultos mayores. Y aún hay personal de salud con esquema medio, es decir aún les falta la segunda dosis, y ya se habla de vacunar a los maestros.

Estamos ante una Tercera Ola de contagios. En los últimos días se han registrado en promedio 4 mil casos de personas con el virus de COVID-19 y eso refleja que seguimos ante una pandemia sin control.

Esta estrategia de vacunación ha sido improvisada, se han tomado decisiones tardías y fallidas. Y se ha intentado lucrar políticamente con ella. Enfrentamos un panorama complicado, si analizamos la situación de Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, entre otros.

El modelo de comunicación del gobierno federal está agotado y no ha provocado que se mitiguen los contagios ni las defunciones. Por eso se debe vacunar al personal médico. Existe un riesgo latente de enfermar o morir.

 

*Consultora en Salud Pública y 25 años de experiencia en asuntos públicos.

[email protected]

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.