Conexiones 365

Replantear la economía de lineal a circular involucra a las renovables

2020-12-15 Irayda Rodríguez, Grupo Expansión
la necesaria economia circular

Image by anncapictures from Pixabay

El binomio de la economía circular y las renovables apunta a diversas vertientes, desde el aprovechamiento de los residuos para la generación de biocombustibles, por un lado, hasta la forma en la que se conduce la industria que fabrica los componentes.

 

La economía circular es un término que se ha empleado desde este último siglo para apoyar el cambio hacia una economía diferente en el uso de los recursos. Se trata de “imitar” a la naturaleza al volver a darle uso a los materiales; así lo reconoció Imelda Meza, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en el Estado de México.

Durante el simposio virtual titulado “Nuevos Enfoques en Energías Renovables y Economía Circular”, organizado por la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (Camexa), Meza aseguró que este es un tema relevante que sucede a nivel mundial, que “no sólo depende de las políticas públicas que determina el gobierno, sino de los empresarios y los ciudadanos, por lo que es urgente repensar el progreso”.

Lo anterior surge al considerar que el próximo año se celebrará la conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26) y, como ejemplo, México no ha cumplido con las metas de reducción de gases de efecto invernadero, lo cual sí habla de un problema desde la parte de las políticas públicas.

La titular de la Canacintra en el Edomex ofreció cifras para despertar conciencia acerca de los residuos que se generan a nivel global, con una proyección para 2050 de 12 mil millones de toneladas de basura plástica, donde actualmente sólo el 30% se recicla de manera legal, con una trazabilidad para los residuos.

En este sentido, agregó, la CDMX y el Edomex generan cerca del 60? los desechos de todo el país y solamente se recicla el 2.5%, por lo que hay una oportunidad enorme de desarrollar modelos de negocio que tienen que empezar a adoptarse en la década 2020-2030 y no esperar hasta 2050.

Además, a la generación diaria de toneladas de residuos se suma el desperdicio de alimentos en todo el mundo, un rubro en el que el Banco Mundial ha hecho varias llamadas de atención a la gestión por parte de los productores.

La presidenta de la Canacintra en Edomex manifestó que, precisamente, la responsabilidad de los fabricantes no termina cuando venden un producto, sino que se extiende a la vida total de este.

“La responsabilidad es a dónde va, cómo lo usa el cliente, dónde es ese uso y qué ocurre cuando se desecha. Antes, la economía lineal se evocaba en producir, usar y tirar; ahora, ese paradigma está llegando a su final para que el lugar sea ocupado por el modelo de economía circular, al reducir, reusar y reciclar”, expuso Meza durante su participación en el simposio.

Al respecto, habló del caso de los productores de aguacate en Michoacán, donde el desperdicio tras la siembra (que caducó o está maltratado y ya no puede ir a servicio) se envía a plantas donde se realiza la extracción de aceite para fabricar biocombustible y biolubricantes. 

La trazabilidad de los residuos debe establecerse, sean estos orgánicos o no. Asimismo, los centros de manufactura de equipos de partes eléctricas, químicos o plásticos deben asumir un compromiso ante la gestión de los desechos. 

Los fabricantes de componentes para el sector de las renovables deben enfilarse a este esquema con un compromiso sostenible y sustentable a través del tiempo, desde la producción de páneles solares, turbinas eólicas y baterías para el almacenamiento de energía, por mencionar algunos, hasta su instalación y al finalizar su vida útil.  

“Antes, los residuos eran problema del cliente, ahora las empresas tenemos que resolver qué hacer con ellos, recolectarlos, tratarlos e identificar qué se puede usar para procesos de reciclaje. Un gran banco de empresas está incorporándose a la economía circular, que va de grandes, medianas, pequeñas y micro; todos tenemos que alinearnos a estos modelos”, puntualizó.

La especialista concluyó que las fuentes de energías renovables impulsan la economía circular, una ecuación en la que la Industria 4.0 también se integra.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.