Conexiones 365

El papel del Covid-19 en la transformación digital del sector renovable

2020-08-11 Conexiones 365
papel del covid en la digitalizacion

Image by Gerd Altmann from Pixabay

Sin duda alguna, la pandemia por Covid-19 ha afectado prácticamente todos los aspectos de nuestra vida y el sector energético no es la excepción. Alrededor del mundo, el impacto en los sistemas energéticos ha provocado una disminución de las inversiones en este sector, amenazando con desacelerar la expansión de las energías limpias. Pero más que frenar, el reto hoy es encontrar soluciones creativas para permanecer en el mercado.

Las medidas para contener la expansión del coronavirus SARS-CoV-2, entre ellas el confinamiento, han provocado que la manera de relacionarnos con los demás no sea la misma, como tampoco lo es (y será) la manera de trabajar y por lo tanto la de atraer y conseguir clientes.

En una encuesta realizada hace algunas semanas, se preguntó cuál ha sido el principal impulso de las empresas para la transformación digital: a) Su CEO; b) Su CTO o c) Covid-19. Como se imaginarán, la abrumadora respuesta fue c).

El cierre forzoso de actividades para empresas que no pertenecen a la categoría de “actividades esenciales” obligó a un gran porcentaje de la fuerza laboral a adaptarse para el teletrabajo. Muchas empresas pusieron a prueba sus estrategias de TI, otras vieron la forma de escalar sus capacidades rápidamente.

Lo cierto es que el teletrabajo ha probado ser benéfico no solo para las empresas que podían resistirse al cambio y que se vieron forzadas a confiar en la disciplina de sus trabajadores y el seguimiento puntual de sus líderes, sino que además mostró ser una medida que ahorraba muchos recursos a los trabajadores y horas de transporte, además de gastos en las empresas debido a las operaciones cotidianas, entre ellas, el gasto energético.

Durante semanas vimos cielos azules que teníamos mucho tiempo sin ver en las grandes urbes e incluso el canto de los pájaros se volvió más perceptible para muchos de nosotros. Todo esto es para decir que, una vez probados los beneficios del teletrabajo, y dada la incertidumbre respecto a cuándo las cosas podrán regresar a la “normalidad” (entendiendo por esta la situación en la que ya no exista riesgo de contagios masivos, o en términos mexicanos cotidianos, cuando logremos estar en “semáforo verde”), tenemos que adaptarnos a la realidad de la era digital que llegó para quedarse.

 

Mantenerse conectados

En este contexto, es claro que las empresas que no aprendan a gestionar una fuerza de trabajo remota perderán muchos empleados. También es cierto que las empresas que no logren establecer estrategias de marketing digital para llegar a nuevos clientes, se quedarán atrás. Esa flexibilidad a la que quizás no estábamos acostumbrados pero que deseábamos, ahora es una realidad a la que fuimos literalmente empujados. Ya estamos ahí y nuestros clientes también. Por ende, la forma de llegar a ellos no es ni será la misma que antes.

“Hemos visto dos años de transformación digital ocurrir en dos meses”, dijo Satya Nadella, CEO de Microsoft, durante una reciente presentación en video. 

En una entrevista a Andrew Whitehead, Director General y Creativo de la agencia Devotion, menciona que algunos de los aspectos tangibles que se observarán a raíz de esta transformación son:

  • Las oficinas ya no serán el principal lugar de trabajo
  • Las video conferencias y las tecnologías remotas se usarán más que nunca
  • Los presupuestos para medios digitales aumentarán a medida que las audiencias ya no se congregan en ambientes físicos

 

¿Invertir en tiempos de crisis?

Pareciera que, en estos momentos de crisis, invertir en mejorar el negocio no parecería una buena opción, sin embargo, firmas como KPMG sugieren que este puede ser EL momento en que las empresas pueden aprovechar una oportunidad que se da una vez en cada generación para invertir en innovación y en nuevas formas de trabajar, para construir una ventaja competitiva sobre aquellos competidores que están esperando que las cosas regresen a como eran antes… lo cual no sucederá.

Whitehead afirma también que es importante darse cuenta de que, si se sigue invirtiendo en publicidad a lo largo de la pandemia, aquellos que lo hagan estarán en una posición más fuerte cuando inicie la recuperación. Para muchos, dice, “ese gasto no solo será en publicidad, sino también en los cimientos digitales que le den soporte.”

Es cierto que al no poder explicar los beneficios de nuestros productos en persona, hay nuevos retos para encontrar formas creativas de hacerlo. En ese sentido, para llegar a los clientes que buscas, tienes que crear las conexiones que necesitan y ofrecerles las soluciones a problemas que ya tienen. Ahora tenemos que ser creativos para presentar digitalmente lo que antes hacíamos cara a cara. Tenemos que mantener las líneas de comunicación abierta con nuestros clientes más que antes y fomentar la creatividad en la forma en la que llegamos a ellos. Y una de las mejores estrategias para ello es el inbound marketing.

 

Inbound marketing: una gran estrategia

Inbound marketing es una metodología de negocios que atrae a los clientes a partir de la creación de contenido de valor y experiencias hechas a su medida, es decir, se centra en dar respuesta a las necesidades del cliente. En contraste, el marketing outbound es aquel que “interrumpe” a la audiencia con contenido que no siempre quieren (anuncios impresos, de tv o radio), mientras que el enfoque inbound crea las conexiones que están buscando y resuelve problemas que ya tienen. 

Así, los consumidores dejan de tener un rol pasivo, de “recibir” todos los mensajes con los que se les bombardea, para tomar el rol activo de elegir aquello que quieren ver porque es lo que están buscando.

La metodología del inbound marketing puede aplicarse de tres maneras:

  1. Atraer: llegar a las personas adecuadas a través de contenidos valiosos y conversaciones que te posicionen como un consejero confiable con el cual quieren tener contacto.
  2. Involucrar: cuando presentas conocimientos y soluciones que van en línea con las cosas que se les dificultan a tus clientes y las metas que quieren alcanzar, hay más probabilidades que te elijan como solución (y te compren).
  3. Deleitar: proporcionar ayuda y soporte para empoderar a tus clientes a que logren el éxito que buscan al adquirir tus productos o servicios.

Es fundamental para esto poder hacer una segmentación del público al que nos dirigimos, para aportarles específicamente el contenido de valor que les interesa. Además de los contenidos (que pueden estar albergados en páginas web, blogs especializados, notas de prensa, boletines de noticias, videos, etc.), otro elemento clave en el inbound marketing es el posicionamiento SEO, el cual explicamos en un artículo previo (Importancia del marketing digital para empresas e energía renovable – Parte I).

Otro aspecto adicional del inbound marketing de gran importancia es la comunicación en redes sociales, pues estas se usan cada vez más como medios de comunicación con las empresas, como referencias de información y de la confiabilidad de nuestros productos. Cada “me gusta” que logramos va construyendo un público interesado en la solución que ofrecemos, a través de nuestro contenido.

En suma, este enfoque de marketing es mucho más personalizado y colaborativo. Gran parte de su éxito radica en el conocimiento de nuestro cliente, en sus puntos de dolor, lo que busca y dónde lo busca, para decidir la mejor estrategia.

Fuentes:

https://www.deustoformacion.com/blog/marketing-digital/abc-inbound-marketing

https://www.hubspot.com/inbound-marketing

 

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.