Conexiones 365

La economía circular ya es posible para el sector restaurantero

2021-02-03 Carolina Ocaranza - Conexiones 365
boomerang

Boomerang

Preocupados por la cantidad de desechables que se utilizan en la CDMX, la startup mexicana Boomerang busca propiciar entregas sostenibles en diversos restaurantes.

En los últimos meses los restaurantes han tenido mayor demanda en pedidos de comida a domicilio, lo que implica que en sus entregas incluyan elementos desechables como cubiertos, bolsas, contenedores y charolas, la mayor parte elaborados con plástico y unicel. Pero a partir de este 2021 esto tendrá que cambiar, ante los nuevos requisitos de  la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México.

Entérate a detalle: Envases alternativos para entregar pedidos de comida a domicilio

De tal forma que ahora los negocios de alimentos preparados deben buscar contenedores alternativos, reciclables y, de preferencia, compostables. De ahí que Rodrigo Ramírez, Mauricio Luna y Antonio Landáburu trabajan en conjunto en la empresa de logística Boomerang, que tiene como objetivo entregar contenedores reutilizables a los restaurantes, para disminuir el uso de plásticos de un solo uso. Ellos se dieron cuenta de la gran cantidad de basura en la Ciudad de México, información que los alarmó y los hizo iniciar con su proyecto lo antes posible.

Según datos de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), en la CDMX se generan 12,700 toneladas de residuos sólidos diarios. Ante esta problemática se han planeado y puesto en marcha diversas estrategias para la reducción general de residuos, como la prohibición de las bolsas de plástico en 2020 y la de plásticos de un solo uso en este 2021.

Sin duda alguna, el sector restaurantero se ha visto afectado económicamente por dichas prohibiciones, ya que los empaques permitidos para la entrega de comida a domicilio deben ser compostables, característica que aumenta considerablemente su precio. Además, el equipo de Boomerang argumenta que al pasar de utilizar plásticos de un solo uso a cualquier otro material, como el cartón y objetos compostables, el ciclo de vida de estos termina cuando son depositados en la basura y no es un proceso circular, por lo que el impacto ambiental sigue existiendo.

La sostenibilidad es el futuro

Recordemos que el desarrollo sostenible tiene tres características fundamentales: la economía, el medio ambiente y la sociedad. En este sentido el sector restaurantero puede vislumbrar una solución en la propuesta de Boomerang, ya que su plan se resume en lo siguiente:

  1. El restaurante recibe un pedido (directo o mediante las apps de delivery).
  2. Sirven los alimentos en contenedores Boomerang.
  3. Los repartidores entregan el pedido a domicilio.
  4. El consumidor recibe su pedido, realiza el consumo y notifica –vía mensaje de texto o código QR– que los Boomerang pueden ser recogidos.
  5. El equipo de Boomerang recoge los contenedores, los lava y los desinfecta.
  6. Los contenedores son devueltos al restaurante para que el ciclo de vida continúe, gracias a que son reutilizables y retornables.

“El material más adecuado hasta el momento es el acero inoxidable, que de cierto grado y calibre te permite la manipulación de los alimentos, además de que es bastante resistente y nos puede dar muchos años de vida. No se desgasta tanto con el proceso de lavado industrial y una vez que termine su ciclo de vida es un material totalmente reciclable”, así lo explicó Mauricio Luna. Es muy valioso que en el momento que el envase se dañe o haya cumplido con su ciclo, se podrá volver a fundir para hacer nuevos contenedores.

Por ahora, las medidas de los contenedores que están produciendo son las estándar de los restaurantes, para cumplir con la demanda de contenedores para plato fuerte, caldo, salsas y condimentos, así como para bebidas.

Conciencia social

La disminución de la producción de basura es un tema que atañe a todos los ciudadanos, no solo se trata de prohibiciones, sino de generar conciencia en la población. Por lo tanto, se requiere de campañas informativas, iniciativas de gobierno y del sector privado. 

No es una tarea sencilla hacer que la sociedad entienda la importancia de reducir la generación de residuos sólidos y que prefiera tomar acciones en pro de la economía circular. Adriana Zacarías, coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, explica que es necesario cambiar la forma de producir y consumir, ya no debe ser lineal (en donde hay una extracción, producción, consumo y desperdicio). Lo que debe ocurrir es que se cierren ciclos de producción y se mantenga el flujo de recursos naturales de manera constante.

Aún existe un largo camino por recorrer. Antonio Landáburu explicó: “Estamos buscando restaurantes que tengan un cierto flujo de pedidos a domicilio, pero que también tengan un segmento de mercado que está preocupado por el medio ambiente y que, de alguna manera, nos asegure la devolución. Es decir, que el cliente entienda el producto y quiera sumarse a la iniciativa”.

En el caso particular de esta startup mexicana, para incentivar a los usuarios a devolver los contenedores Boomerang y que no decidan quedárselos para su uso personal. Rodrigo Ramírez compartió con Conexiones365 más detalles de su estrategia: están planeando lanzar un sistema de recompensas, en donde a cada usuario le contarán el número de contenedores que regresa a la empresa y dependiendo de ello, la misma red de restaurantes aliada con Boomerang ofrecerá descuentos, promociones y cupones a los comensales, por unirse a este movimiento que evita los plásticos de un solo uso. 

Clientes satisfechos

Actualmente, Boomerang tiene una lista de espera aproximada de 30 restaurantes, mismos que ya cuentan con una base de clientes recurrentes, lo que permitirá que el proceso de entrega y recolección de sus contenedores fluya de mejor manera. “Vamos a hacer una validación en cuanto a rutas, en qué zonas conviene ir abriendo poco a poco y también para ir conociendo la aceptación de la gente. Queremos trabajar de la mano con Sedema para que incentivemos tanto a los restauranteros como a los comensales a ser parte de Boomerang”, fueron las palabras de Rodrigo.

Al inicio la empresa de entregas Boomerang realizará la mayor inversión, entregando los contenedores necesarios a cada uno de los restaurantes a los que les brindará el servicio. Siempre cuidando de la limpieza, desinfección y distribución en tiempo y forma del stock necesario. Por su parte, el restaurantero tendrá que seguir destinando un presupuesto mensual para el pago de este servicio que ya no incluirá desechables, sino contenedores reutilizables de acero inoxidable.

Ahora que los pedidos de comida para llevar tienen tanta relevancia, es importante para los restaurantes cuidar de la calidad en la entrega, que los alimentos lleguen en buen estado, seguros y que mantengan su presentación  lo mejor posible; todo esto, para que la experiencia de consumo en casa sea la mejor y los clientes decidan volver a ordenar su comida con ellos.

Pequeñas acciones, grandes cambios 

Retomando algunas acciones positivas que restaurantes y negocios están proponiendo a sus consumidores locales para reducir gastos y cuidar del medio ambiente, destacó las siguientes: 

  • En una hamburguesería, ubicada al sur de la ciudad, si llevas tus recipientes para que te entreguen el pedido te hacen un 5 por ciento de descuento en la cuenta total.
  • Una pastelería que ofrece productos de tamaño miniatura, hace 10 por ciento de descuento en la compra de un pastelito si el cliente lleva la base de madera de la compra anterior. 

Del mismo modo, la innovadora propuesta de Boomerang puede ser el inicio de un cambio muy significativo para los restaurantes y comensales de la Ciudad de México. Ojalá que este tipo de acciones sigan desarrollándose por un bien común y una sociedad sostenible.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.