Conexiones 365

Energy as a Service, un moderno sistema de gestión energética

2020-12-16 Israel Díaz, Grupo Expansión
que es Energy as a Service

Image by Gerd Altmann from Pixabay

El modelo de negocio inteligente Energy as a Service (EaaS, por sus siglas en inglés) muestra potencial en el sector, al brindar ahorro de costos y flexibilidad en la gestión de energía.

 

Gracias a los beneficios operativos y financieros, en la última década, el modelo de servicios bajo demanda —denominados “as a service”— se ha posicionado como el preferido en diversas industrias. Se trata de un esquema al cual podemos definir como de suscripción.

Los servicios bajo demanda más usuales son los que brindan las empresas del sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Hablamos de software como servicio o Software as a service (SaaS) y también existe la infraestructura como servicio o IaaS, por sus siglas en inglés. 

Una evolución similar se vivió hace no mucho en la industria de las telecomunicaciones. El negocio cambió de cobrar por los minutos que duraban las llamadas a una serie de planes con pagos fijos mensuales.   

Por su parte, el sector energético también cuenta con un esquema de energía como servicio (Energy as a Service o EaaS), aunque es poco conocido. Con este enfoque, en lugar de cobrar por la cantidad de energía que se usa, al cliente final se le ofrece una suscripción con un monto fijo.

Este esquema muestra como principal diferenciador la reducción de costos, aunque de igual forma, aporta a un acceso a fuentes más limpias, es decir, que también suma a los objetivos de sustentabilidad. Incluso, la energía como servicio ofrece una visión diferente de gestión de los recursos y, bajo este modelo se pueden ofrecer desde sistemas de almacenamiento hasta Generación Distribuida. 

Como reportó PRNewswire a finales de 2019, el mercado de EaaS está determinado por el mayor interés en el consumo de energía por suscripción y el fomento de las fuentes de energía renovables a partir de fuentes descentralizadas.

En consecuencia, este modelo “está cambiando las compras y las decisiones de administración de energía, ya que ofrece opciones en la gestión de edificios y reduce los costos”, agregó la firma en un comunicado.

Según datos del Energy-as-a-Service Market By Type (Energy Saving, Energy Storage, Energy Creation), By End-user (Commercial, Residential), By Region (North America, Europe, Asia Pacific, Middle East Africa, Latin America)-Global Forecast up to 2025, publicado por Research and Markets, el mercado aumentará a una tasa de crecimiento anual compuesta de más del 10%.

En dicho reporte, la firma identifica a Schneider Electric, General Electric, Siemens, Johnson Controls, Honeywell, Engie, WGL Energy, EDF Renewable Energy, Veolia y Orsted como los líderes que operan en el contexto global de EaaS.

 

Enfoque hacia el cliente

Sin duda, el modelo de Energy as a Service pone en el centro del negocio al cliente, proporcionando una serie de opciones a elegir. Además, le brinda algo muy buscado en el sector, pero que pocas veces se ofrece: la reducción de los costos de la energía, principalmente a partir de las renovables.

Es así que empresas como Schneider Electric se han involucrado en brindar este esquema principalmente en mercados europeos. La compañía ofrece gestión de energía y servicios a la medida de las necesidades de cada cliente, por ejemplo, metas de sostenibilidad o seguridad para dar continuidad al negocio ante interrupciones el suministro.

Aunque este planteamiento tipo suscripción ya se había experimentado décadas atrás en el sector, con antecedentes al iniciar la segunda mitad del siglo XX, en la actualidad tiene tintes de innovación. Lo anterior gracias a que las tecnologías emergentes han hecho que los consumidores se acostumbren a la adquisición de servicios.

Por su parte, Siemens ha asegurado que el modelo de EaaS permite tomar el control del abastecimiento energético y conseguir resultados garantizados, tanto para las industrias, las áreas comerciales, los grandes edificios, los municipios y las comunidades que hacen frente a tres desafíos: costos, disponibilidad y confiabilidad en el suministro y reducción de emisiones de CO₂.

Las soluciones que ofrece la multinacional emplean una combinación de recursos energéticos distribuidos (DER) que incluye energías renovables, centrales eléctricas y sistemas de almacenamiento, con el respaldado de una gestión energética avanzada.

Justine Bornstein, Insight Senior Manager de Deloitte en Reino Unido, explicó que el principal beneficio para los consumidores es la simplificación de una oferta de servicios cada vez más diversa, con infraestructura física, digital y de comunicaciones que faculta la participación de más jugadores en el mercado: servicios públicos, compañías tecnológicas, de telecomunicaciones, petroleras, gaseras y proveedores especializados en energías renovables, entre otros.

En el reporte titulado Energy-as-a-Service The lights are on. Is anyone home?, la especialista expuso que es prioritario que las empresas identifiquen las oportunidades que pueden explotar, las capacidades que necesitarán para hacer esto y qué segmentos tienen el mayor potencial.

“Las mismas tendencias que han revolucionado el comercio minorista, el transporte y la electrónica de consumo están llegando a los mercados energéticos: tecnologías digitales impulsando la desintermediación y el surgimiento de mercados que comercian plataformas peer-to-peer”, concluyó acerca de la evolución del sector.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.