Conexiones 365

COLUMNA | Lo que ahorraríamos con subastas

2020-11-17 Víctor F. Ramírez Cabrera, Plataforma México Clima y Energía
ahorrar dinero con subastas

Image by Intellectual from Pixabay

En los primeros días de la actual administración, SENER canceló la subasta de energía eléctrica de largo plazo 2018. A partir de ahí, se han ido cancelando las subastas de energía eléctrica, tanto de largo como de mediano plazo.

¿Qué hubiera sucedido de seguir las subastas?

Primero hay que decir que este año es el de entrada en operación de los proyectos de la tercera subasta, la de 2017, la ultima concluida satisfactoriamente.

Según el informe de gobierno, alrededor de 80 por ciento de lo contratado en las subastas ha entrado en operación. Según las memorias de cálculo de suministro básico, a septiembre de este año CFE Suministro Básico recibió de sus generadores legados 9,305,560 MWh, a costo promedio de $1,673 pesos.

De las subastas, se compraron 1,523,344 MWh a costo promedio de $384 pesos cada uno.

Hubo otros 8,425,742 MWh, tomados de los PIE legados, a costo de $1,155 pesos y finalmente 4,162,040 MWh comprados en Mercado Eléctrico a costo promedio de $1,952 pesos.

Considerando estos números, la erogación del suministrador de servicios básicos por concepto de energía fueron unos $34,009 millones de pesos en septiembre de 2020, correspondientes a 23.4 millones de MWh.

Hagamos una proyección a septiembre de 2024.

Para intentar hacer el ejercicio haré un cálculo artificial que considere que el costo de energía ya no hubiera bajado en las subastas siguientes sino sólo se hubiera mantenido (la evidencia mundial dice que deberían haber bajado); consideremos además que la demanda eléctrica se hubiera mantenido igual (poco probable) y el nivel de entrada en operación fuera más o menos el mismo. Con estas consideraciones, se recibiría el equivalente a 507,781 MWh anuales por cada una de las subastas concluidas de mantener el nivel de entrada en operación que mantienen las tres primeras.

De ser el caso, en septiembre de 2024 se recibirían 3.5 millones de MWh, a costo de $385. Como se buscaría desplazar primero al generador más caro, se debería desplazar primero al Mercado Eléctrico, que entregaría 2 millones de MWh menos, para llegar a sólo 2.1 millones de MWh. El costo total por energía en septiembre sería de $30,824 mdp, lo que significaría $3,185 millones de pesos menos en el mes de septiembre de 2024.

Sin embargo, hagamos un ajuste. Si se realiza la planeación adecuada y se subasta lo necesario para no comprar energía en el Mercado Eléctrico, sino tomarlo de subastas, estas deberían entregar unos 5.6 millones de MWh en septiembre de 2024. Con esto, CFE Suministro Básico debería pagar $27,483 millones de pesos, o sea $6,526 millones de pesos menos que lo que paga ahora.

Ahora: aunque en promedio la energía del MEM es la más cara en este ejercicio, las plantas de combustión interna, térmicas y turbogás de CFE son las más caras del sistema, con costos de $2,810, $2,378 y $2,145 pesos por MWh cada una.

De desplazar estas con subastas, se evitarían 1,168,505 MWh por un monto de $2,765 millones de pesos. Eso significaría que de usar subastas para desplazar al mercado eléctrico y las generadoras más caras de CFE, en septiembre de 2024 CFE erogaría $25,167 millones de pesos, un ahorro de $8,841 millones de pesos en ese mes comparado con este año. Si de nuevo extrapolamos al año, tomando septiembre como un mes de consumo promedio, CFE erogaría $106,100 millones de pesos menos por concepto de energía en 2024, unos $5,052 millones de dólares. O sea, en menos de dos años, los ahorros de CFE por subastas alcanzarían para pagar el costo hipotético oficial de la refinería Dos Bocas ($8,900 mdd).

Los ahorros anuales también serían mayores al subsidio aprobado para CFE, que es de 75 mil millones de pesos. Eso significaría que, en 2024, CFE podría olvidar los subsidios sin subir el costo de la electricidad. Pasaría de ser una empresa con pérdidas a una con ganancias netas.

Este gobierno, sin invertir un peso, pudo haber hecho de CFE una empresa con utilidades, sin necesitar subsidios.

Pero bueno, este gobierno decidió modificar los contratos legados para incluir cualquier generadora nueva de CFE en los contratos legados, con lo que renuncia a las subastas y a los ahorros que pueden significar, en un acto que parece ser violatorio de la ley y la propia Constitución. Quedaremos y quedará la propia CFE atada a sus costos altos.

Todo sea por cumplir los caprichos ideológicos y usar la calculadora sólo como pisapapeles.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.