Conexiones 365

COLUMNA | El dilema del tortero

2021-01-25 Víctor F. Ramírez Cabrera, Plataforma México Clima y Energía
con jugo o sin jugo, el dilema

Images from Alfonso Charles, Alexander Lesnitsky and Gerd Altmann from Pixabay

Disculpe el lector que use una analogía tan básica, pero me parece muy ejemplificadora y de fácil comprensión. Tan es así, que Sergio Sarmiento me hizo el honor de retomarla en su columna hace unas semanas. Le explico:

Seguramente usted se ha comido una torta en la vida. Probablemente lo ha hecho fuera de casa y la acompaña con agua, jugo o algún refresco.

Hay sitios donde usted puede comprar la torta y el jugo, agua o refresco, pero algunos prefieren comprar el jugo en otro sitio. Por la razón que usted quiera: precio, comodidad, porque le gustan más los jugos de un sitio y la torta de otro. O simplemente porque donde venden las tortas que le gustan, no venden jugo.

La pregunta es: ¿debe usted obligar al tortero a vender torta y jugo? Pues no, ¿o sí?

Si te gustan los jugos o las tortas de otro lado, son más baratos o lo que sea, pues tú decides, ¿no? ¿Qué sentido tiene forzar así las cosas?

Pues en la cuestión eléctrica, hay quien cree que sí, pero es por un error conceptual. Explico.

En la ley anterior, los autoabastecimientos hacían un intercambio de energía. ¿Cómo es eso?

Los parques eólicos generaban toda la energía que podían generar y la entregaban a la red; cuando sus usuarios de autoabastecimiento requerían energía la tomaban. Aguas aquí: si consideramos que la hora de precio más alto de la energía es en la tarde-noche y la noche, los eólicos normalmente entregan energía a las horas de más alto precio.

Bueno, la cosa es que la mitad del día estos eólicos difícilmente generaban energía, pero el usuario sí la recibía. A eso se le llamó respaldo. Insisto: cuando generaban, los autoabastecimientos entregaban más energía que la que consumían, por eso había un intercambio.

Ahora bien, es cierto que los contratos legados siguen operando así, respetando sus derechos adquiridos en la Ley anterior, pero el Mercado Eléctrico Mayorista, o sea, las nuevas plantas y el futuro NO trabaja ni trabajará así. Podríamos decir que cambiará la forma de preparar jugo-torta, para tener un resultado idéntico. Y cuidado, recordemos que los eólicos entregan a la hora de más alta demanda y costo de energía, por lo cual en el intercambio, el que respalda no pierde.

Ahora, el mercado eléctrico es claro: generas y te pagan por el valor de la energía a esa hora.

Si generas renovable, la entregas y se te paga. Si generas con combustible, eres de los más baratos y tu energía se necesita, entregas y te pagan. Y el usuario paga al generador renovable o al generador de combustibles, dependiendo de su contrato.

¿Respaldo? Ahora hay un mercado en el que cuando necesitas energía la tomas y pagas la mezcla de generación, y cuando puedes generar y te compran, entregas la energía. Punto.

¿Quién pensaría en respaldo?

Pues quienes quieren que su jugo (generación) se venda forzosamente con la torta (otra generación más barata). Es como cuando en la tienda del pueblo te obligaban a comprar algo cuando querías comprar azúcar, que el tendero ofrecía barata.

Es una idea del pasado que busca mantener un privilegio indebido a un generador.Y si consideramos que el gobierno ha frenado desde CRE, SEMARNAT, CENACE y SENER la entrada de nuevos participantes, está intentando hacer, junto con CFE, un mercado en el que cualquier generador le pague forzosamente un derecho de piso… que no usa.

Hay otra intención: hacer parecer caras a las energías renovables.

Me explico.

Si comparamos los costos a los que los generadores entregan energía a la red, veremos que los generadores de las subastas entregan cada Megawatt-hora a 381 pesos, mientras que el costo de CFE ronda los 1,600 pesos.

El problema es que esto va en contra del discurso oficial de las renovables caras. Entonces, para encarecer, el gobierno ha querido que los generadores renovables paguen “respaldo”. Entonces, les quieren cargar el costo de los 1,600 de “respaldo”, para poder decir que las renovables son caras.

Hay algo más que recalcar.

No sólo CFE ofrece “respaldo” sino que también hay privados en el esquema de productor independiente de energía y generadores privados en Mercado Eléctrico, que ofrecen costos más bajos que los de CFE.

Pero en todo el mundo el sistema funciona igual, se paga por la energía entregada y los más baratos son los renovables.

El problema es que este gobierno, en lugar de buscar la evolución del sistema eléctrico, está buscando fortalecer un monopolio y mantener en operación plantas costosas e ineficientes. Con cargo a su y mi recibo y bolsillo: el costo de la falaz soberanía energética.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.