Conexiones 365

De mal en peor… o cómo pasarse la Ley por el Arco del Triunfo

2020-09-24 Lorena Campa
pasarse la ley por el arco del triunfo

Imagen de Peggy y Marco Lachmann-Anke en Pixabay con elementos adicionales

El martes se reunieron los representantes de los principales órganos reguladores en materia energética en nuestro país para avalar la propuesta energética del presidente López Obrador. Es uno de esos días que pasarán a la historia como días negros en materia energética nacional por ser un día en el que los órganos reguladores tiraron su autonomía a la basura para plegarse a los intereses del régimen en turno, accediendo incluso a procedimientos que son violatorios de la ley vigente. Es triste, y mucho.

Básicamente, en esta reunión a la que hacemos referencia, los representantes de la CRE, CNH y Cenagas acordaron seguir el memorándum del presidente del mes de julio, dado a conocer en agosto y al que hicimos referencia con mayor detalle en el artículo “Desmantelar la Reforma Energética, la consigna”. Hay muchas cosas preocupantes en esta nueva declaratoria y la principal de ellas es que va contra la ley y contra la misma Constitución.

 

¿Qué fue lo que se acordó en Palacio Nacional?

  • No se otorgarán más permisos para actividades relacionadas con petrolíferos y electricidad a la iniciativa privada. La participación de la IP se limita a que sean contratistas y proveedores de servicios para las empresas productivas del Estado.
  • Se modificarán los criterios de despacho económico para que entre primero la energía que provenga de las centrales de CFE (no importa que sea más cara).
  • No habrá más rondas petroleras y quizás tampoco más farmouts.
  • No habrá nuevos permisos para gasolinerías, terminales de abastecimiento ni para importar combustibles.

 

¿Qué implicaciones tiene todo lo anterior?

De por sí, se sabe que, aunque no se han modificado leyes o reglamentos, la CRE, de facto empezó simplemente a dejar de dar permisos de generación desde hace aproximadamente 8 meses.

No soy experta en darle la vuelta a la ley, así que no entiendo cómo desde la CRE se dice que casi todo esto se puede lograr sin cambiar la Constitución o las leyes secundarias. El criterio de despacho económico está asentado en la Ley de la Industria Eléctrica (LIE). Modificarlo para dejar fuera a las centrales más baratas a costa de privilegiar a las más caras es claramente discriminatorio, y eso está prohibido en la ley. Además de que afecta decenas de miles de millones de dólares en inversiones que se hicieron para lograr esos costos y competitividad ¿Y a quién le iba a tocar implementar esta flagrante violación? Pues al CENACE, de ahí la renuncia de su titular Alfonso Morcos el día de ayer.

Ya no hablemos del perjuicio que eso tendrá a nivel tarifas para los usuarios, principalmente de tarifas comerciales, industriales y domésticas de alto consumo, es decir, las que no tienen subsidios. Pero además, ¿a poco cree usted que con la situación económica actual, en la que lenta, pero muy lentamente, empezamos a ver un repunte, en la que vemos que la pérdida de empleos ha generado caídas en el consumo de distintos bienes y servicios, el gobierno se aventará a incrementar las tarifas a nivel residencial? Honestamente no lo creo, y menos aún de cara a las elecciones de 2021, eso sería un suicidio político.

Y entonces, si la energía costará más en su producción (al alterar el orden de despacho), la única opción para no perder esos electores es… aumentar los subsidios a las tarifas, lo cual sale de nuestros impuestos, por supuesto. Y del presupuesto de CFE… que claro que no va a alcanzar, así que menudo favor que le están haciendo a la propia CFE. Es la misma paradoja de lo que pasaba hace unos meses con nuestro petróleo: perdíamos dinero por cada barril que sacábamos, pero se decía con orgullo que Pemex mantenía su producción e incluso elevaba sus metas. Ahora, mediante esta iniciativa, las centrales de CFE estarán en marcha —quemando mucho carbón y combustóleo, a costa de la calidad del aire que respiremos, pero eso no parece importarles mucho que digamos— pero además, la empresa perderá aún más por el incremento al subsidio necesario para mantener las tarifas residenciales sin aumento.

Así que, si usted tenía considerado poner páneles solares para disminuir el importe de su consumo, no hay mejor momento que este. Medidas como las propuestas por el gobierno lo único que generarán es que los usuarios busquemos soluciones, todas ellas detrás del medidor.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.