Conexiones 365

WEEKEND READ | Qué pasó en el primer día del Parlamento Abierto - discusión de la LIE

2021-02-12 Lorena Campa
sesion 1 del parlamento abierto LIE

Imagen de Armin Schreijäg en Pixabay y Canal del Congreso

La primera sesión del Parlamento Abierto a Distancia, organizada por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados para discutir la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica transmitida en sesión en vivo en el Canal del Congreso 45.2 este jueves 11 de febrero fue no solo una sesión larga (de casi 11 horas seguidas) por la que desfilaron toda clase de posturas, las documentadas con datos duros y las maniqueas, cargadas de ideología. 

Podría resumirle así: Circo, maroma y mucho teatro, a excepción de las participaciones de especialistas del sector a las que se les notó la preparación, la documentación y el conocimiento. Los apoyadores de la iniciativa, todos con discursos similares, muchos de ellos reluciendo su desconocimiento del mercado eléctrico y del sector como tal, con argumentos llenos de descalificación, de ideología y que en nada aportan a la construcción de un diálogo. Pero si quiere leer un poco más… aquí le dejo una crónica.

En la primera parte de la sesión, los coordinadores de los distintos grupos parlamentarios expusieron sus posturas en torno a la iniciativa. Iniciaron con la presentación por parte de Dulce María Sauri, quien presidió la mesa. A continuación, expusieron sus posturas la Dip. Verónica Juárez Piña, coordinadora del grupo parlamentario del PRD, quien manifestó desacuerdo con los términos de la iniciativa.

El Dip. Manuel Rodríguez González, presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados expuso su postura y fue dando la palabra a los distintos coordinadores, entre los cuales se manifestaron posturas dispares. El Dip. Arturo Escobar y Vega del grupo parlamentario del Verde Ecologista manifestó desacuerdo a una propuesta que fortalece el uso de las energías fósiles por encima de las energías limpias, enfatizando que CFE debería de competir en ese mismo ámbito. Lo siguió la opinión de la Dip. Fabiola Raquel Guadalupe Loya Hernández, coordinadora del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, en la que manifestó preocupación por esta iniciativa que “obligaría a los mexicanos a consumir una energía cara y sucia, pondría un freno al desarrollo de las energías limpias y desincentivaría la inversión.”

Por su parte el Dip. Gerardo Fernández Noroña, de la fracción parlamentaria del PT respaldó la iniciativa presidencial de manera contundente, usando argumentos cargados de ideología que desestimaban de facto cualquier opinión contraria, incluso acusando a los especialistas que cuestionaran la iniciativa de ser pagados por los intereses “bastardos” de las empresas privadas, en un discurso que abonaba a la división y no al diálogo.

Le siguió el Dip. Enrique Ochoa, en representación del grupo parlamentario del PRI, quien defendió que, para ofrecer las tarifas eléctricas más baratas, los sistemas eléctricos modernos usan el esquema de despacho eficiente y que modificarlo para privilegiar a las termoeléctricas de CFE que funcionan principalmente a base de diésel y combustóleo representa una medida que no solo lastimaría el medio ambiente sino también la salud pública.

El Dip. Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del grupo parlamentario del PAN llama a usar la verdad en este ejercicio de parlamento abierto para que no se convierta en una simulación, habla de la importancia de la libre competencia, de ratificar los compromisos internacionales en materia ambiental y enfatiza que las ideologías que “nos dejan en el museo de arqueología del siglo pasado” no construyen, pues el pasado “no es un lugar de residencia, sino de referencia”.

Posteriormente el Dip. Javier Azuara Zúñiga, vicepresidente de la mesa directiva y representante del PAN mencionó que, si bien la iniciativa quiere reimpulsar a las empresas productivas del estado, se tiene que respetar el medio ambiente y los compromisos adquiridos, no solo internacionalmente.

En una postura contrastante, la Dip. Dolores Padierna, vicepresidenta de la mesa directiva y representante de Morena, criticó la Reforma Energética de 2014 adjetivándola de “neoliberal” y acusándola de estar dirigida a desmantelar el sistema eléctrico nacional. Criticó el mecanismo de subastas porque, a su decir, “ocultan el verdadero costo de la electricidad” (argumento que no considera la definición de subastas per se), el esquema de autoabastecimientos y la necesidad de la soberanía del Estado en el control de la energía del país (cosa que honestamente no ha sido cuestionada desde los privados, pero bueno). Le siguieron a sus argumentaciones las del Dip. Moisés Ignacio Mier Velasco, presidente de la junta de coordinación política de Morena, quien mostró una opinión coincidente con la iniciativa propuesta por el ejecutivo, criticando el esquema actual de otorgamiento de Certificados de Energía Limpia, entre otros aspectos.

Después de hora y media de presentación de los diputados de los distintos grupos parlamentarios, procedieron a la presentación de la iniciativa por parte de funcionarios de la CFE, iniciando con la presentación del Dr. Miguel Santiago Reyes Hernández, Director General de CFEnergía y CFE Internacional, quien se dedicó a defender la iniciativa con suma vehemencia. Su frase más recurrente fue “piso parejo” para la CFE, además del argumento de “dumping comercial” en contra de la empresa productiva del Estado, con el pretexto de un mercado eléctrico simulado que busca, a su decir, anclar negocios privados a costa de la CFE. Él defiende que los Certificados de Energía Limpia deberían poder generarse en las plantas (viejas) de CFE, pero olvida en su planteamiento el espíritu de los CEL, es decir, incentivar NUEVAS inversiones en energía limpia.

A esta presentación le siguió la de Edmundo Sánchez Aguilar, Director Corporativo de Finanzas de la CFE quien, a través de burdas analogías de las energías limpias como “camiones que obstruyen las carreteras”, entre otras ocurrencias, desestimó el papel de las renovables. Después de su improvisada intervención, siguió la del Abogado General de la CFE, Raúl Armando Jiménez Vázquez, quien se centró en los que considera son los fundamentos constitucionales de la iniciativa.

Todos ellos trataron de defender que la iniciativa es “antimonopólica”, atribuyendo las características de monopolio a la libre concurrencia de privados en el sector. Más aún, sus argumentos se fundan en que todo esto es “por la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional” y por ende se trata de un asunto de seguridad nacional; principios que, dicen, son “axiológicamente superiores a la libre competencia y la libre concurrencia”. Disculpará el lector pero, aunque no soy abogada, me parece contradictorio decir que la libre competencia y libre concurrencia representan un monopolio, que la iniciativa no las impide y después decir que no son importantes.

Destaca el que fuera CFE –Y NO SENER– quien hiciera la presentación y defensa de esta iniciativa… ¿será quizás porque es de ellos de quienes emana? Es pregunta.

Después de las vehementes intervenciones de CFE, de las cuales el Dip. Enrique Ochoa señaló como que “parece que nos están regañando”, siguieron las preguntas de las distintas comisiones relativas a esta última serie de presentaciones. Iniciaron con preguntas del Dip. Manuel Rodríguez, el Dip. Hernán Salinas Wolberg y el mismo Dip. Ochoa, entre las cuales estaban el cómo se garantizaría desde el punto de vista de Protección Civil el despacho de las hidroeléctricas, el cómo podrán garantizar mejores precios para comprar energía sin subastas y sujetos a criterios discrecionales y por qué usar las energías más caras y contaminantes primero, entre otras. Sobra decir que las respuestas fueron igual de vehementes que las presentaciones iniciales, escalando incluso un poco más en el anclaje ideológico.

A continuación se abrió el diálogo a ponentes inscritos, guiados por la Dip. Mirtha Ilana Villalvazo Amaya, Secretaria de la Comisión de Energía (perteneciente a la bancada de Morena). Participaron:

  • Héctor Sánchez López, Consejero Independiente ante el Consejo de Administración de CFE: Apoya la iniciativa. Argumenta confiabilidad,
  • Roger González Lau, Presidente de la Comisión de Energía del CCE. No apoya la iniciativa y advierte de sus riesgos. Justifica con datos las utilidades de CFE Transmisión, Distribución y Suministrador de Servicios Básicos, y demuestra que el único rubro en que CFE tiene pérdidas es en generación. Las renovables no ponen en riesgo la confiabilidad de los sistemas; se complementan y no tienen por qué ser mutuamente exclusivas. Es importante el cuidado a la salud y esta iniciativa la pone en riesgo. Propone un análisis más profundo y que se hagan los cambios necesarios.
  • Guillermo García Alcocer, Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y catedrático del ITAM (expresidente de la CRE). No apoya la iniciativa. Explica la insuficiencia de las inversiones planteadas en generación para satisfacer la demanda eléctrica creciente, alude a los temas de salud por el uso de plantas más contaminantes, del objetivo que cumplen las subastas, de las implicaciones de negar permisos de manera discrecional, entre otros aspectos.
  • Humberto Ríos, Investigador de la Escuela Superior de Economía IPN: Apoya la iniciativa.
  • Armando Sánchez Vargas, Director del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM: Nervioso y titubeante, pero apoya la iniciativa.
  • César Cadena Cadena, Presidente del Clúster de Energía de Nuevo León: No apoya la iniciativa. Habla de los altos costos que implica, lo que se está haciendo en otros sistemas eléctricos en el mundo y subraya que la propuesta de ninguna manera garantiza la reducción de tarifas, además del aumento de los costos ambientales y un menor crecimiento económico al ahuyentar las inversiones.
  • Ernesto García Monroy, Centro de Estudios de las Finanzas Públicas. Apoya la iniciativa. Habla del impacto presupuestario que tendría, pero lo lleva solamente al beneficio en las finanzas de CFE. Habla de cosas absolutamente irreales, como que si CFE aumentara su factor de planta a más del 90% (lo cual no existe en ninguna planta de generación eléctrica en el mundo), entonces sí le salen las cuentas con lo que hay.
  • David Miranda Pérez, Extrabajador de Luz y Fuerza del Centro: Apoya la iniciativa con vehementes argumentos, mucha ideología y descalificación de todo lo diferente. Cabe señalar que su participación no aparece entre los ponentes programados.

 

Después siguieron los ponentes del bloque 2, iniciando por:

  • Régulo Salinas Garza, Presidente de la Comisión de Energía de CONCAMIN: No apoya la iniciativa y explica el daño a las empresas mexicanas.
  • Humberto Morales Moreno, Profesor Investigador del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la BUAP: Apoya la iniciativa diciendo que la Reforma Energética no ha servido para resolver los problemas de CFE.
  • Rosanety Barrios Beltrán, Analista de Asuntos Energéticos: No apoya la iniciativa. Señala que la única CFE que “sufre” es la encargada de generación. Habla de Transmisión y Distribución, de revisar los Servicios Conexos. Afirma que una CFE fuerte no requiere evitar la competencia y de que como mexicanos nos merecemos un ambiente luminoso y sano.
  • Santiago Barcón, Director General de PQ Barcón (Especialista en Energía): No aprueba la iniciativa. Se manifiesta a favor de la desaparición de los autoabastecimientos. Habla de la importancia de la planeación del sistema eléctrico y del código de red en materia de calidad de la energía. Sí a la competencia, al libre mercado y al piso parejo.
  • Paul Alejandro Sánchez Campos, Consultor Independiente: No apoya la iniciativa, pues esta no deja un México mejor para todos ni abona a nuestras libertades, desplazando a tecnologías limpias y baratas por otras caras y contaminantes y dejándonos sin la opción de elegir el suministro que queremos.
  • José Luis Luege Tamargo, Especialista en Energía: No apoya la iniciativa. Habla de 6 puntos importantes que implicaría su aprobación: la violación a las leyes y artículos constitucionales, el regreso al combustóleo en detrimento de la salud, el incumplimiento de acuerdos internacionales y de las metas de generación limpia, un sinnúmero de litigios y el daño económico al país por el retiro de inversiones. Hace particular énfasis en el uso del combustóleo y sus implicaciones.
  • Fernando Zendejas, Profesor de Derecho Energético de la UNAM: No apoya la iniciativa. Habla del incremento de costos a CFE y de los subsidios que se necesitarían.
  • Katya Somohano, Presidenta de CANACERO. No apoya la iniciativa y señala la preocupación del empresariado ante sus implicaciones al reducirse el indispensable acceso abierto y disponibilidad de la energía, además de la necesidad de contar con precios estables y estabilidad en el largo plazo.

 

En el tercer bloque participaron: 

  • Eréndira Viveros Ballesteros, “Especialista”. Apoya iniciativa con un discurso que, eso sí, leyó muy bien pero carezco de información para validar su trayectoria en el sector.
  • Sergio Oceransky, Especialista en temas sociales relacionados con energía. Me atrevo a decir que no apoya la iniciativa, pues critica que ni la reforma energética ni esta propuesta toman en cuenta el impacto en las comunidades rurales, y además la iniciativa les quita la posibilidad de la generación comunitaria.
  • Hirepann Manuel Rodríguez Paredes, Comisión Reguladora de Energía. No apoya la iniciativa. Critica la afectación a la seguridad de las inversiones privadas y la necesidad de estas para cumplir con la demanda eléctrica, además de atentar contra el capítulo 14 del T-MEC.
  • Adolfo Bullé-Goyry Brown, Especialista en el sector energético: Apoya la propuesta, aunque se dice “fan” de las energías renovables, particularmente de las hidroeléctricas.
  • José Antonio Almazán González, Especialista en el sector eléctrico: Apoya la iniciativa con argumentos cargados de ideología. 30 años en LyF seguramente le dan esa perspectiva. Vaya, hasta se aventó la puntada de decir que se inclina por la re-nacionalización de la industria eléctrica, porque la inversión privada es de “vende patrias” y “personeros privatizadores”. Sin comentarios…
  • Víctor Ramírez Cabrera, Vocero de la Plataforma México Clima y Energía. NO apoya la iniciativa, pues señala su alta peligrosidad. Señala que está llena de verdades a medias, de las posibilidades para reducir costos a través del mecanismo de subastas, de que adquirir energía para el suministro básico a través de las generadoras de CFE le saldría 300% más caro a la propia CFE, de las impredecibles salidas por fallas de las plantas de CFE que supuestamente le darían confiabilidad al sistema, del incumplimiento de acuerdos internacionales y del lapidario costo que representaría el no respetar los contratos: 1.22 billones de pesos. Nomás el 30?l Presupuesto de Egresos de la Federación… nomás.
  • Casiopea Ramírez, Especialista en regulación y energía: NO apoya la propuesta de modificación y habla de sus efectos irracionales, tales como las afectaciones a la salud, a la confiabilidad y suficiencia de la energía, al incremento de las tarifas o los subsidios. Invita a buscar mecanismos reales para reducir verdaderamente los costos de generación, por ejemplo, a través de subastas y de cómo toda regulación es perfectible, pero debe serlo para favorecer a la mayoría, no solo a una empresa como se propone.
  • Sergio Flores González, Investigador del Colegio de Tlaxcala: Apoya la iniciativa con discursos similares a los que se escucharon y están estipulados en la misma redacción de la propuesta. Lo rescatable fue que dijo que había que revisar la edad de los equipos de CFE y no aumentar las tarifas.

 

Último bloque del jueves:

  • Raúl Ortega Salazar, presidente de AMENEER. Pues ni fu ni fa en su intervención. Diría que apoya la iniciativa pero disfraza un poco enfatizando cómo la eficiencia energética podría liberar carga del SEN y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Israel Hurtado Acosta, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético: No apoya y ofrece elementos contundentes sobre los aspectos claramente anticonstitucionales y los aspectos prácticos implicados en la iniciativa, entre los cuales está el riesgo de perder el grado de inversión en el país, la incapacidad de satisfacer el crecimiento de la demanda eléctrica y el daño a las finanzas públicas entre indemnizaciones y cancelación de inversiones.
  • Benjamín Torres-Barrón, presidente de la Comisión de Energía de la AMCHAM: No apoya la iniciativa, pues es violatoria de acuerdos internacionales, los cambios sugeridos reducen la posibilidad de mejorar los costos energéticos de las empresas y su competitividad, además de perjudicar a México como destino de inversión. Es esencial la libre competencia.
  • Edmundo Rodarte, presidente de la Comisión de Energía de COPARMEX: No apoya la iniciativa, y reitera la importancia de la energía eléctrica en la competitividad de las empresas mexicanas, citando varios ejemplos, y cómo nada de esto se logra con la propuesta.
  • Gonzalo Arroyo Aguilera, Consultor Independiente. Apoya la iniciativa con muchos argumentos relacionados con la perfectibilidad de las reformas en el mundo, que honestamente poco aportan a esta discusión. Se dedicó a repasar los cambios que se pretenden, con poca consistencia.
  • Oscar Ocampo, del IMCO: No apoya la iniciativa. Señala la afectación a la necesaria competitividad de las empresas y que las consecuencias de aprobarla en sus términos serían perjudiciales para todos los mexicanos por el impacto a las finanzas públicas. La iniciativa representa una expropiación directa, dijo, y hace inviable la inversión, además de colocar a México en una condición de desventaja debida en parte a una infraestructura obsoleta.
  • Raúl Valdez, Especialista en temas energéticos: me parece que no apoya del todo la propuesta, pero sí habla de la necesidad de fortalecer a CFE. Mencionó que CFE necesita ser más agresiva en los negocios, pues no solo debe proporcionar un suministro confiable que contribuya al desarrollo del país, sino que también debe cuidar el ambiente.
  • Manuel Buxadet, especialista en energía, cerró la sesión del día con su participación. Yo creo que ya para estas alturas, después de tantas horas, los fusibles estaban bastante quemados porque se dedicó a hablar de cómo nuestros dispositivos electrónicos (la computadora, el celular o la tableta con los que lee esto) contaminan el sistema eléctrico nacional. No digo que una mayor demanda eléctrica no deba atenderse, pero me parece que usar un discurso técnico a modo no aporta, y demerita la labor de planeación del sistema que sí se lleva a cabo. En fin.

El viernes 12 continuaron las sesiones, y confío en que los especialistas del sector aportarán argumentos sólidos que nos lleven, eventualmente, a buen puerto. Esperemos que el distanciamiento que manifestaron algunos diputados de la iniciativa sea genuino. Por el bien de México, que se construya un verdadero diálogo y que se llegue a acuerdos que beneficien a todos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.