Conexiones 365

COLUMNA | Sobre los apagones

2021-01-04 Víctor F. Ramírez Cabrera, Plataforma México Clima y Energía
sobre los recientes apagones y CFE

Image by Free-Photos from Pixabay

Mas allá de desbalances, incendios que ningún vecino vio u oficios apócrifos, el discurso de CFE y del CENACE sobre el apagón del 28 de diciembre de la semana y año pasados giró en torno a dos cosas: atacar a las renovables y a la estructura del mercado eléctrico.

Sin embargo, este discurso estuvo plagado de falacias que intentan cubrir las omisiones (propias y ajenas) que llevaron al incidente mencionado.

Veamos:

¿Carece el sistema eléctrico nacional de la flexibilidad necesaria para integrar renovables en la escala instalada?

No, pero no solo hay el “respaldo” necesario, sino que el Estado Mexicano, mediante el CENACE, tiene las herramientas para incrementar la capacidad instalada de generadores de capacidad de respuesta rápida que incrementen la flexibilidad del sistema, sin que se requiera modificar un solo reglamento, acuerdo o ley. Para eso hay subastas, contratos, licitaciones de potencia o transmisión que pueden ir fortaleciendo el sistema, sin necesidad de que se gaste dinero del presupuesto gubernamental. Pero el gobierno ha renunciado a usar estas herramientas, pues está decidido a hacerlo con recursos propios, que no tiene.

¿No hay planeación del sistema?

Falso. La planeación la debería llevar la Secretaría de Energía, mediante el PRODESEN, que está en la ley. Pero este gobierno no llevó a cabo la planeación en 2020 con el pretexto del COVID y la suspensión parcial de labores, pero sí sacaron ordenamientos ilegales e innecesarios como la Política de Confiabilidad. También, en lugar de planear el sistema de forma amplia, intentan hacer planeación del sector desde CFE, que es solo un participante más del sector.

Curiosamente, la narrativa de CFE cambió de involucrar primero a generadores públicos y privados para después responsabilizar a un incendio en líneas de transmisión; incendio evitable con mantenimiento correcto debajo de las líneas. Pero en lugar de esto, terminaron por culpar al esquema de Mercado (que no han usado, a pesar de los ahorros que significaría para el gobierno y los mexicanos) y a las renovables.

Al final del día hay más dudas que certezas sobre el apagón:

  1. ¿Por qué el cambio de discurso sobre las causas del incidente?
  2. ¿Por qué falsificar un oficio para intentar crear la narrativa?
  3. Si falsificaron el oficio ¿por qué lo hicieron tan mal? (superficie afectada, horas del incidente, ortografía, datos de llamada de emergencia en un sistema grabado como el 911).
  4. ¿Por qué no hacer mención de la responsabilidad del mantenimiento del derecho de vía?
  5. ¿Qué oculta todo esto que parece un montaje?
  6. ¿Por qué no usar recursos de CFE transmisión (que tiene utilidades) para dar mantenimiento adecuado a las líneas y lo que les puede afectar? ¿Por qué no hubo ni un comentario a ese respecto?

Pero al final hay algo clave:

Desde el incendio hasta la supuesta falta de flexibilidad del sistema y planeación se pudieron o pueden evitarse con las herramientas legales que tienen SENER, CENACE y CFE sin necesidad de tener que estar buscando recursos que el Estado no tiene.

En español: los miles de millones de dólares que está buscando CFE para hacer forzosamente ellos lo que no quieren que hagan los privados, se podría usar mejor en millones de vacunas para mexicanos y para salir más rápido de la pandemia, además de lograr costos competitivos para el sistema. Solo requieren dejar participar a la iniciativa privada como la ley lo manda.

Parece entonces que la estabilidad del sistema es solo un pretexto para intentar imponer una ideología, pero al hacer esto están retrasando inversiones y modernizaciones que necesita el sistema. No hacerlo tendrá consecuencias graves, como hacer costumbre este tipo de apagones.

Y eso no se podrá ocultar, igual que un oficio apócrifo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Escribe tus datos y entérate de las noticias más recientes de la industria.